Enlaces accesibilidad

Así ha cambiado el fútbol femenino en España: de la Selección Española 'Clandestina' al reconocimiento y el estrellato

  • El fútbol femenino no fue reconocido hasta 1980
  • Rafael Muga organizó los partidos de la mal llamada Selección Clandestina
  • El pasado 6 de noviembre, la RFEF reconoció la labor de estas pioneras

Por
Las pioneras del fútbol femenino español

España, años 70. Todo era muy distinto por aquel entonces. El No-Do y los telediarios apenas daban cabida al deporte femenino, y cuando lo hacían era normal oír comentarios hacia las mujeres como: “Esperemos que pronto cambien el balón de fútbol por una batería de cocina”; “menos mal que esta vez, la fuerza emotiva del sexo débil se ha impuesto al inofensivo balón de futbol, esperemos que siempre sea así”.

El mismo presidente de la federación española de fútbol en 1970, José Luis Pérez Paya, hizo una declaración en la que decía que no veía muy femenino el fútbol, desde un punto de vista estético. “La mujer en traje y pantalón no va muy favorecida, cualquier traje regional le sentaría mejor”.

El partido histórico que cambió el fútbol femenino

En esta época aparece Rafael Muga, presidente del C.F Mercacredit y figura clave para la aparición del fútbol femenino en nuestro país. Fue él quien se encargó de organizar el partido que marcaría un antes y un después para la normalización del fútbol femenino.

Madrid, 8 de diciembre de 1970. Campo de fútbol de Boetticher, en el barrio de Villaverde. Esa mañana el Olímpico de Villaverde y el Mercacredit se enfrentaban en el primer partido de fútbol femenino organizado en nuestro país. La noche anterior, 22 jugadoras dormían plácidamente en su cama sin saber lo que este partido iba a significar. A la mañana siguiente el tiempo no acompañaba, aun así, acudió tanta gente a este encuentro que nunca se ha vuelto a conseguir un lleno en el campo de Boetticher como ese. Superó las previsiones de todo el mundo: 8.000 personas presenciaron cómo aparecían las primeras estrellas del fútbol femenino español. Kubalita, Maricarmen, Victoria, Rosa o Dulce son algunas de las figuras que se dieron a conocer aquel día. Entre ellas destacó Concepción Sánchez Freire, a la que, por sus cinco goles y su gran actuación, pusieron el sobrenombre de “Amancio”.

La primera Selección Española femenina

Fue ella, Conchi Amancio, quien poco después portó por primera vez en la historia de España el brazalete de capitana de la Selección Femenina de Fútbol, aunque este gran honor se vio mermado por la situación en la que tendría que jugar. Los medios la tacharon de "selección clandestina" hasta su reconocimiento el 21 de octubre de 1980. Seis fueron los partidos que jugaron hasta esa fecha. En esos años, un gran número de mujeres lucharon contra viento y marea por algo que querían, mujeres que más tarde caerían en el olvido. Solo dos pudieron jugar en la selección federada además de jugar en la selección 'no oficial' de 1971, Elisa Sánchez y Victoria Hernández.

El primer partido que jugó esta selección tachada de clandestina fue en Portugal, contra la selección nacional de este país. Era un encuentro de ida y vuelta organizado por Rafael Muga. La vuelta se jugó en Murcia, el 21 de febrero de 1971, en el antiguo estadio de la Condomina. Al contrario que las españolas, las jugadoras portuguesas podían lucir el escudo nacional, ya que por parte de la Federación Española no se les permitía lucirlo, solo podían ir de rojo.

“Los partidos que jugamos no podíamos llevar el escudo. Éramos España, pero no éramos selección española. Entonces era para que vieran que no teníamos nada que ver la Federación”. Este encuentro tuvo lugar el 21 de febrero de 1971". Nos cuenta Victoria Hernández

Gran protagonista de la Selección oficial y la no reconocida

En palabras de Rafael Muga, que se encargó también de organizar los partidos de la primera Selección Española, las dos mejores jugadoras que ha visto jugando al fútbol son Conchi Amancio y Victoria Hernández. Victoria debutó en el partido que jugó el Olímpico de Villaverde contra el Leganés. Rafael tenía dudas de si Victoria, que apenas tenía 13 años, podría jugar este encuentro. Al final jugó y Rafael incluso hoy día se acuerda del gran error que cometió al dudar, Victoria salió a hombros del estadio después de su gran actuación.

Tal como explica Victoria: "En 1970 ver un partido de fútbol femenino era impensable. Es verdad que la gente que vino, era para ver un partido de chicas, pero venía a ver mujeres a ver cómo iban vestidas". A pesar de todo, Victoria recuerda esos años como una etapa maravillosa y llena de recuerdos inolvidables. Y poniéndose en su lugar es algo que en un principio puede chocar. Siendo una de las pioneras del fútbol español, en los años setenta, las cosas que tuvo que aguantar son impensables. Pero para ella, lo realmente impensable es que ese grupo de mujeres que se juntaron de forma organizada para disfrutar de su pasión, pudiesen sacar adelante el fútbol femenino en nuestro país consiguiendo que la RFEF reconociese esta actividad en 1980.

Gran reconocimiento de la RFEF a estas mujeres

“Las chicas que comenzaron hacen 40, 50 años jamás se han visto reconocidas por el esfuerzo que hicieron. Salvo raras excepciones ninguna cobraba, jugaron partidos internacionales, pusieron un entusiasmo. Si veis el partido de Córdoba que se ve ahí con todo el barrizal, el ímpetu y la lucha todo destacable. Y bueno a estas chicas jamás se les ha reconocido el esfuerzo”. afirmaba Rafael Muga

El 6 de noviembre de 2019 esto dejó de ser así. La RFEF reconoció por fin la labor de estas jugadoras en un acto organizado por la Federación Española, con el apoyo de Rafael Muga y el presidente de honor del diario As, Alfredo Relaño. En este acto se les entregó a estas pioneras su camiseta oficial de la Selección Española reconociéndolas así, como una pieza fundamental en la aparición y consolidación del fútbol femenino en España.

PLAYZ

anterior siguiente