Es noticia:

arriba Ir arriba
Imprescindibles
8 razones para el 8M

Rostros conocidos como Alberto San Juan o Lluvia Rojo dan vida a estos cortos de ficción que retratan situaciones de desigualdad en las que las mujeres salen siempre mal paradas. 

ALICIA G. MONTANO / PELAYO PRIETO.- El odio contra las mujeres se ha potenciado en las redes sociales en los últimos meses. Argumentos que ponen en duda la violencia de género o la brecha de género vuelven a estar presentes en la agenda política y las redes sirven de altavoz a estos mensajes llenos de tópicos.

Cada día se denuncian 3 violaciones en España. Y cada hora un delito contra la libertad sexual. Pero la mayoría de los casos permanecen invisibles. Tendemos a pensar que solamente existe y es grave si hay violencia física, intimidación con armas o penetración, pues la violencia sexual es una forma de violencia machista de la que no se habla tanto. 

La llegada de una nueva enfermedad a principio de los años 80, el sida, se extendió con virulencia a mediados de los 90 y puso patas arriba la lucha por los derechos LTGB. Cientos de miles de muertos y la necesidad de sobrevivir a una enfermedad que no tenía cura son el eje de los primero años de la pandemia.

En la actualidad, unas 3.000 mujeres y niñas yazidíes siguen siendo esclavas del Dáesh. En diciembre de 2015, Nadia Murad intervino en el Consejo de Seguridad de la ONU y pidió al mundo que pusiera fin a la barbarie. Ahí arrancó su misión humanitaria: desde entonces, se reúne con líderes políticos y recorre numerosos países para que la comunidad internacional reconozca el supuesto genocidio y ayude a las víctimas como ella.