Enlaces accesibilidad

La defensa de los migrantes devueltos en caliente: "Estrasburgo deja de ser un tribunal de Derechos Humanos"

  • Los abogados de los migrantes que saltaron la valla de Melilla en 2014 advierten del "peligro" de la sentencia
  • Argumentan que es "falso" que los migrantes puedan solicitar protección internacional en Melilla

Por
Salto a la valla de Melilla en octubre de 2014
Salto a la valla de Melilla en octubre de 2014. EFE

La sentencia dictada este miércoles por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo a favor de España sobre sobre las devoluciones en caliente de migrantes que acceden al país por la vía irregular supone el "robo de la institución" que "ya no defiende los derechos humanos", según los abogados del Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR, por sus siglas en inglés) que denunciaron la cuestión ante Estrasburgo.

"Con la sentencia emitida hoy, el TEDH deja de ser una referencia en derechos humanos y un tribunal en derechos humanos", ha lamentado José Palazón en rueda de prensa en Madrid. "Es un tribunal que se deja influenciar fácilmente opr las corrientes fascistas en Europa y al que le da miedo defender los derechos humanos", ha añadido. El tribunal "se avergonzará de esta sentencia dentro de 20 años", ha añadido la abogada Hanaa Hakiki.

Una sentencia "peligrosa"

La organización ha advertido que la "sentencia peligrosa refleja la nueva composición del tribunal", según ha declarado el abogado de uno de los migrantes, Gonzalo Boye, a TVE. "Si se extiende este criterio, la Convención Europea ha muerto para cualquier persona a la que se le acuse de cometer una ilegalidad", ha añadido.

Si se extiende este criterio, la Convención Europea ha muerto

El abogado se ha preguntado durante la rueda de prensa si esta "situación de privación de derechos hace culpable a los migrantes: ¿también van a hacer culpable de la muerte al fallecido?".

Y para evitar que este fallo "haga historia y que no se consolide este criterio", la organización ha advertido que buscarán nuevas vías, con la vista puesta en el Tribunal Constitucional. De hecho, el tribunal tiene pendientes dos demandas similares contra España, presentadas en 2015 y 2017 por tres subsaharianos contra su expulsión colectiva "con malos tratos" y sin posibilidad de recurso en Melilla y Ceuta.

Contra los argumentos de Estrasburgo

Los 17 magistrados de Estrasburgo han concluido que España no violó los artículos 4 y 13 de la Convención de Derechos Humanos al devolver a Marruecos a dos migrantes subsaharianos que saltaron la valla de Melilla en 2014. Los jueces consideran, además, que los migrantes tuvieron la oportunidad de solicitar asilo, protección internacional o la entrada a España por la vía regular en el puesto fronterizo de Beni Enzar o en los consulados o embajadas correspondientes. 

Las personas que saltan la valla no pueden acceder a Beni Enzar ni a los consulados

Pero para Hanaa Akiki, esto es "simplemente falso y lo sabe todo el mundo [Acnur, Amnistía Internacional y otras ONG]" porque "todas las ONG han establecido que las devoluciones son ilegales y que las personas que saltan la valla no pueden acceder al puesto de Beni Enzar ni a los consulados".

El ECCHR denuncia que este argumento es una falsedad "inaceptable" en ambos casos. "Es una perspectiva punitiva de protección" porque establece que "si una persona entra de manera irregular, no puede gozar de los derechos del Convenio Europeo de Derechos Humanos", ha explicado Hakiki.  

Noticias

anterior siguiente