Enlaces accesibilidad

Casa Real británica

El príncipe Enrique y Meghan renuncian al tratamiento de alteza real y dejarán de recibir fondos públicos en primavera

  • "Enrique, Meghan y Archie -el hijo de la pareja- siempre serán miembros muy queridos de mi familia", ha dicho la reina Isabel II
  • Los duques de Sussex han manifestado su intención de reembolsar los gastos de renovación de su casa en Frogmore Cottage

Por
El príncipe Enrique y Meghan renuncian al tratamiento de alteza real y dejarán de recibir fondos públicos en primavera

El príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markel, dejarán de ser miembros activos de la familia real británica, es decir, ya no utilizarán sus títulos de alteza real, y dejarán de percibir fondos públicos a partir de esta primavera, según ha confirmado este sábado el Palacio de Buckingham.

En un inusual comunicado personal, la reina Isabel II, abuela de Enrique y jefa del Estado, afirma que, tras intensas conversaciones, se ha llegado a una solución "constructiva" que apoya los deseos de su nieto y la familia de éste. "Enrique, Meghan y Archie -el hijo de la pareja- siempre serán miembros muy queridos de mi familia", subraya Isabel II.

La monarca dice "reconocer los retos que han experimentado como resultado del intenso escrutinio" al que han sido sometidos en los últimos dos años y respalda "su deseo de una vida más independiente".

Isabel II agradece a la pareja su "dedicación" en el trabajo de representación de la monarquía en el Reino Unido y otros países y dice estar "particularmente orgullosa de lo rápido que Meghan se ha convertido en una más de la familia".

Dejarán de recibir fondos públicos

En otro comunicado, el Palacio de Buckingham explica que los duques se sienten "agradecidos" a su majestad y el resto de la familia real por su "constante apoyo" en esta nueva etapa de su vida.

El acuerdo suscrito, que se aplicará a partir de la próxima primavera, significa que Enrique y Meghan "se apartarán de los compromisos reales, lo que incluye actos militares", por lo que "dejarán de recibir fondos públicos para compromisos reales", se explica en la nota.

Con el beneplácito de la reina, están autorizados a mantener el patrocinio a nivel privado de distintas organizaciones que respaldan y, aunque no pueden representar formalmente a la soberana, la pareja "ha dejado claro" que todo lo que hagan respetará sus valores.

Sobre lo concerniente a la seguridad de la familia, el Palacio de Buckingham no ha hecho comentarios al respecto, únicamente ha señalado que se han puesto en marcha procesos independientes para determinar si es necesario destinar fondos públicos a su seguridad.

Devolverán los fondos utilizados para reformar su mansión

Asimismo, el comunicado señala que los duques de Sussex han expresado su deseo de devolver los fondos públicos de la llamada Sovereign Grant o subvención soberana utilizados para reformar su mansión de Frogmore Cottage, en los terrenos del castillo del Windsor (afueras de Londres), que seguirá siendo su casa cuando estén en el Reino Unido.

El anuncio oficial llega después de que la semana pasada los duques de Sussex comunicaran su deseo de dejar la primera línea de la monarquía británica para pasar a ser económicamente independientes.

De este modo, un año y medio después de su mediática boda en el castillo de Windsor (Inglaterra), Enrique y Meghan dan un "paso atrás" y repartirán su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica.

El sexto en la línea de sucesión al trono y su esposa han patentado una marca, Sussexroyal, de la que aún se desconoce si, dado su nuevo estatus ajeno a la monarquía, podrá ser utilizada.

Noticias

anterior siguiente