Enlaces accesibilidad

Sánchez refuerza el papel de su director de Gabinete, Iván Redondo, en el Gobierno

  • Estará al mando de la Secretaría de Estado de Comunicación y de una nueva Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia

Por
 Sánchez y Redondo
Imagen de archivo de Pedro Sánchez e Iván Redondo. cropper

El Consejo de Ministros -el primero de esta legislatura- ha confirmado a Iván Redondo como director del Gabinete de la Presidencia a petición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como ya fuera en el anterior Ejecutivo, y ha ampliado sus funciones. 

Redondo, persona cercana al presidente, seguirá ejerciendo como primer Secretario de Estado y secretario del Consejo de Seguridad Nacional, según ha informado Moncloa en un comunicado.

Concentrará dentro del Gabinete, bajo su Comité de dirección en La Moncloa, todos los departamentos de asistencia al Presidente, como asuntos nacionales, institucionales, internacionales, comunicación con los ciudadanos, la secretaría general de Presidencia, la Oficina Económica del Presidente (Dirección General de Asuntos Económicos), el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) o las diferentes unidades de análisis.

Controlará la Secretaría de Estado de Comunicación

Pero, además, hay "varias novedades importantes en el Gabinete", según un comunicado difundido a los medios. En primer lugar, dirigirá la Secretaría de Estado de Comunicación, dirigida actualmente por Miguel Ángel Oliver, incorporándose ésta y su director formalmente al Gabinete de la Presidencia del Gobierno, bajo la dirección de Redondo.

Y en segundo lugar, el Presidente ha encargado a su Jefe de Gabinete la creación de la primera Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo.

Para Moncloa, con esta oficina de ‘Foresight Unit’, España se suma a un "selecto grupo de países y organismos internacionales pioneros" que ya cuentan con unidades similares, como Canadá, EE.UU, Francia, Finlandia, Reino Unido, la Comisión Europea o la OCDE.

Una oficina para pensar en la España de los próximos 30 años

La Oficina se encargará de "pensar estructuralmente en la España de los próximos 30 años", asegura el Ejecutivo: "Se trata de aportar una mirada transversal, con metodología y a largo plazo, que contará con un Comité de expertos de la sociedad civil y que elaborará una Estrategia Nacional".

El Gobierno remarca que no se trata de "adivinar el futuro" sino de identificar los posibles retos y oportunidades que España tendrá que afrontar en el medio y largo plazo.

A juicio de Moncloa, uno de los grandes defectos de la democracia es el "cortoplacismo" lo que provoca que en la "frenética cotidianeidad" de los gobiernos, "lo urgente a menudo eclipsa a lo importante".

"Esto genera a su vez otros problemas -falta de pensamiento estratégico, de respuesta a la demanda de la sociedad, obsolescencia legislativa, oportunidades no aprovechadas o escasa anticipación- que están en la base de fenómenos como el Cambio Climático, el vaciamiento rural o la pérdida de relevancia económica para una nación", concluye el comunicado. 

Noticias

anterior siguiente