Enlaces accesibilidad

Conflicto palestino-israelí

EE.UU. deja de considerar ilegales los asentamientos israelíes en Cisjordania tras cuatro décadas

  • La objeción legal se amparaba en que estas colonias violan la ley internacional
  • La mayor parte de la comunidad internacional considera ilegales estas colonias

Por
EE.UU. deja de considerar ilegales los asentamientos israelíes en Cisjordania tras cuatro décadas

El Gobierno de Estados Unidos ha puesto fin este lunes a cuatro décadas de objeción legal a los asentamientos israelíes en territorio ocupado en Cisjordania, una oposición que se amparaba en que éstos violan la ley internacional y cuyo fin ahora promete dificultar aún más los esfuerzos de paz en la región.

"El establecimiento de los asentamientos israelíes en Cisjordania no es incompatible de por sí con la ley internacional", ha afirmado el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una rueda de prensa.

El Departamento de Estado deja así atrás una opinión legal que emitió en 1978, durante la Presidencia del demócrata Jimmy Carter, y que declaraba que los asentamientos civiles israelíes en territorios ocupados palestinos eran "incompatibles con la ley internacional".

Ese documento, conocido como el memorando Hansell, ha supuesto la base de la oposición que todos los Gobiernos estadounidenses han expresado desde entonces a las colonias israelíes en territorios palestinos ocupados, aunque con diferentes grados de vehemencia dependiendo del presidente que estuviera en el poder.

EE.UU. deja de pronunciarse sobre la legalidad

Pompeo subrayó que su decisión no implica un cambio en la posición estadounidense "sobre el estatus último de Cisjordania" y que lo que ocurre a partir de ahora es que "Estados Unidos no expresa ninguna opinión" respecto a la legalidad de los asentamientos israelíes en ese territorio.

El titular de Exteriores argumentó que tratar de encontrar una solución judicial a la cuestión de los asentamientos israelíes es algo que "no ha funcionado" durante las últimas décadas, y que ese desenlace debe provenir de una negociación política entre Israel y los palestinos.

"(Con esta decisión) hemos proporcionado el espacio necesario para que los israelíes y palestinos lleguen a una solución política", ha opinado Pompeo.

La comunidad internacional, contra estas colonias

La gran mayoría de la comunidad internacional considera que los asentamientos en Cisjordania son incompatibles con la ley internacional y en concreto con la Cuarta Convención de Ginebra de 1949, que prohíbe desplazar población de la potencia ocupante al territorio ocupado.

La Unión Europea ha reafirmado este lunes que considera ilegales estos asentamientos: "La posición de la UE sobre la política de asentamientos israelí en los territorio palestinos ocupados es clara y no ha cambiado", ha señalado en un comunicado la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, poco después de que se conociese la decisión estadounidense pero sin hacer referencia expresa a la misma.

Los Veintiocho, añade la nota, seguirán apoyando la reanudación de un proceso para conseguir una solución de dos Estados, "el único modo realista y viable para satisfacer las aspiraciones legítimas de ambas partes".

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha rechazado la decisión estadounidense y ha asegurado que Estados Unidos "ha perdido por completo toda credibilidad y ya no tiene ningún papel en el proceso de paz".

"No tiene derecho ni está autorizado a revocar las resoluciones de la legitimidad internacional, ni tiene derecho a otorgar legitimidad alguna a los asentamientos israelíes", ha expresado el ministro de Información palestino, Abu Rudieneh.

La declaración del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, "es nula, rechazada, condenada y totalmente contraria al derecho internacional", ha asegurado.

Este anuncio se suma a otras decisiones del Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, que han dificultado las perspectivas de un acuerdo de paz, incluido el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y de la soberanía de ese país sobre los Altos del Golán.

Noticias

anterior siguiente