Enlaces accesibilidad

Aznar apuesta por una alianza de PP y PSOE que no esté encabezada por Sánchez

  • Aznar apela a la responsabilidad de los 'populares' para evitar que PSOE necesite a Unidas Podemos y los independentistas
  • El expresidente cree que Sánchez no podría encabezar esa alternativa: "Hay pesonas que han perdido su respetabilidad"

Por
Aznar pide una alianza de partidos constitucionales sin Pedro Sánchez

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha afirmado este lunes que la única manera de evitar una crisis constitucional y del sistema en España es con una alianza entre el PP y el PSOE y que en ningún caso puede estar encabezada por Pedro Sánchez.

Para Aznar, con un Gobierno integrado por PSOE, Podemos y los independentistas, España va "de manera vertiginosa a una crisis constitucional y del sistema de consecuencias devastadoras" y es responsabilidad de todos los demás frenar dicha opción.

Ha señalado que favorecer un Gobierno de Sánchez por medio de una abstención para que no tenga que pactar con Unidas Podemos y separatistas tampoco es opción.

Boletines RNE - Aznar pide una alianza de partidos constitucionalistas

Críticas a Sánchez

El expresidente del Gobierno José María Aznar cree que España necesita una alianza de partidos constitucionalistas para evitar que el régimen constitucional del 78 entre en una crisis "terminal", pero descarta que Sánchez pueda liderarla.

"Esa alianza de partidos constitucionales no puede estar encabezada por quien está haciendo la contraalianza", ha dicho a preguntas de los periodistas durante la presentación de un informe de la fundación FAES sobre la OTAN.

Aznar no cree que deba facilitarse un Gobierno de Pedro Sánchez: "Quien pretenda plantear en estos momentos y en esta situación cuestiones relativas a abstenciones técnicas está sinceramente fuera de la realidad, totalmente fuera de la realidad", ha asegurado.

El expresidente ha planteado que no resulta "creíble o concebible que la misma persona que negaba que iba a hacer esta alianza contra los intereses de España" pueda ahora "encabezar una alianza constitucional contra lo que está haciendo ahora". "Plantear dicha posibilidad es una broma", ha subrayado.

Así pues, y dado que "hay personas que han perdido totalmente su respetabilidad" al defender una cosa y actuar de manera contraria, todos "los demás tenemos que afrontar nuestra responsabilidad".

Depender de los independentistas

En primer lugar, el presidente de FAES ha destacado que España tiene que afrontar "un proceso secesionista sin resolver", dado que no ha sido desmantelado" ni "derrotado" y "pervive cotidianamente en las instituciones del país", afectando a la "credibilidad y la vigencia" del sistema constitucional. Además, ha recordado que el país se ha visto abocado a elecciones sucesivas durante años que "minan" la confianza de los españoles en el sistema vigente.

En ese escenario, ha indicado que tras las generales del 10 de noviembre había "dos oportunidades muy claras" para abordar esta situación: la constitución de "una gran alianza constitucional" o la creación de una "coalición de socialistas radicales, comunistas e independentistas".

Seis días después del preacuerdo que sellaron en el Congreso Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, Aznar se ha preguntado cómo va a explicar España en el exterior que su Gobierno va a estar condicionado por los que quieren "destruirla".

De hecho, ha puesto encima de la mesa lo que significa negociar un Gobierno con quien está "condenado por sedición por el Tribunal Supremo y cumpliendo pena en prisión", en alusión al republicano Oriol Junqueras, o que ese Ejecutivo vaya a estar "condicionado" por Bildu, cuyo líder "no se ha arrepentido de sus fines".

"Si esto se hace vamos de manera vertiginosa a algo que ya tenemos, pero acelerado y agudizado de una manera extraordinaria, a una crisis de sistema, una crisis constitucional de consecuencias que pueden ser devastadoras", ha recalcado.

Responsabilidad

Aznar ha resaltado que si los planes de Sánchez siguen adelante el sistema del 78, que ha traído el "cambio y la modernización" de España, estará en "gravísimo riesgo".

Por eso, ha avisado de que lo deseable es una alianza de partidos constitucionales pero ha admitido que en una situación como la actual, plantear abstenciones técnicas, es algo que está "totalmente fuera de la realidad"

En su reflexión, Aznar ha afirmado que los resultados de las elecciones se deben a "decisiones individuales" de millones de españoles. "Los españoles somos responsables de la situación que tenemos. Conviene que esto no se olvide", ha agregado, para recordar que en este momento hay 16 partidos en el Congreso. "Tenemos lo que hemos querido tener", ha abundado.

Reagrupar el centro-derecha

Al ser preguntado si apuesta por la refundación del centro-derecha con una plataforma como España Suma y qué papel debe tener Vox en esa unión, Aznar ha señalado que España vive un "proceso de fragmentación" política y social como en otros países y ha preguntado qué ventajas ha sacado España de esa situación.

"¿Es posible tener 16 partidos en el Congreso y decir todavía que se tiene que aumentar la representación de la Cámara territorial, que es el Senado? Lo que estamos viviendo en este momento es un proceso de desintegración", ha alertado.

Aznar ha subrayado que la fragmentación de la Cámara Baja en 16 partidos es "poner a España al borde del cantonalismo otra vez" y ha dicho que él no es partidario de esta situación. Eso sí, no ha dado ninguna receta concreta de cómo se tiene que llevar a cabo esa reagrupación del centro-derecha porque "los tiempos y las fórmulas son distintas".

El exjefe del Ejecutivo ha asegurado que sí que es "conveniente" ir por esa unión del centro-derecha para que España gane en seguridad jurídica e institucional. Por lo pronto, ha dicho que hay que "hablar claro a los españoles" y explicarles "los riesgos que hay en este momento".

Noticias

anterior siguiente