Enlaces accesibilidad

La Justicia belga aplaza la vista sobre la euroorden de Comín y Puig para unificar el proceso con el de Puigdemont

  • Así, los tres exdirigentes tendrán que comparecer en una vista conjunta el 16 de diciembre

Por
Carles Puigdemont junto a Toni Comín
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, junto al exconseller Toni Comín, en una imagen de archivo. EFE Lara Malvesí

La Justicia belga ha aceptado este viernes aplazar la vista sobre la euroorden dictada contra los exconsellers de la Generalitat huidos a Bélgica Toni Comín y Lluis Puig, tal y como había solicitado la defensa, y hacerla coincidir el 16 de diciembre con la del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. La decisión se ha adoptado este viernes en una vista que duró menos de una hora.

Perico, en contra del 'pinganillo'

De este modo, convergerán los calendarios para la presentación de alegaciones y conclusiones de los tres casos y podrán comparecer los tres reclamados por la Justicia española en la misma audiencia oral, el día 16 de diciembre, aunque el juez dictará finalmente tres sentencias diferentes.

El juez neerlandófono de la Cámara del Consejo de Bruselas (Tribunal de primera instancia) que examinará las tres euroórdenes es el mismo magistrado que se encargó de las primeras órdenes europeas de detención y entrega dictadas en 2017 contra los tres políticos independentistas.

Calendario del procedimiento

A su salida de la vista, Puig y Comín han explicado que ha sido una audiencia tranquila, en la que no esperaban decisiones más allá del aplazamiento para unificarlo con el de Puigdemont y que ha permitido fijar el calendario para el intercambio de argumentos por procedimiento escrito.

Así, los abogados de Puigdemont, Comín y Puig presentarán sus alegaciones el próximo 25 de noviembre, la Fiscalía de Bruselas presentará sus argumentos escritos el 5 de diciembre y la defensa de los políticos catalanes tendrá otra oportunidad para contraargumentar con sus conclusiones el 12 de diciembre, apenas cuatro días antes de la vista.

El proceso de entrega de Comín y Puig es independiente del que se sigue en relación con Puigdemont, pues la Orden Europea de Detención y Entrega cursada contra los exconsellers se envió a Bélgica de forma separada y dos semanas después de la primera.

El Tribunal Supremo español reclama a Comín por sedición y malversación, los mismos presuntos delitos que le reprocha a Puigdemont por su implicación en el referéndum ilegal del 1-O, y a Puig sólo por malversación.

Noticias

anterior siguiente