Enlaces accesibilidad

La Audiencia Nacional absuelve al exjefe de ETA Txeroki y al etarra Arzalluz del asesinato del juez Lidón

  • Los magistrados consideran que no hay pruebas suficientes para considerarles autores de los disparos
  • La identificación que tanto la mujer como el hijo de Lidón realizaron de Txeroki "no se considera fiable"

Por
Los etarras Txeroki y Arzalluz en la Audiencia Nacional
La Audiencia Nacional juzga a los etarras Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki' (i), y Asier Arzalluz Goñi, 'Santi', por el asesinato a tiros del magistrado José María Lidón. EFE Zipi

La Audiencia Nacional ha absuelto al exjefe de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, y al también miembro de la banda terrorista Asier Arzalluz del asesinato en Getxo (Bizkaia) del juez José María Lidón al considerar que no hay pruebas suficientes para considerarles autores de los disparos que acabaron con la vida del magistrado de la Audiencia Provincial de esa provincia el 7 de noviembre de 2001.

En la sentencia, que se ha conocido este miércoles, los jueces de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal entienden que no se ha practicado prueba de cargo suficiente como para enervar la presunción de inocencia de Txeroki y de Arzalluz. Para Aspiazu Rubina, la Fiscalía pedía una condena de 30 años de cárcel por delito de asesinato terrorista, mientras que el Ministerio Público retiró la acusación respecto del segundo.

La sentencia indica, después de analizar toda la prueba, el déficit del que adolecen los informes de inteligencia de la Policía Autónoma Vasca y de la Comisaría General de Información, así como la pericial de inteligencia como para acreditar la autoría de Asier Arzalluz, para el que el fiscal retiró la acusación en la vista, ni la de Garikoitz Aspiazu.

La identificación que hizo la familia de Txeroki no es fiable

En relación con la identificación que tanto la mujer como el hijo de Lidón realizaron de Txeroki como el presunto asesino años de después de haberse cometido el asesinato, tras verlo en la televisión cuando era extraditado de Francia, la Audiencia señala que "no se considera fiable".

En ese punto, la Sala incluye en la sentencia las declaraciones prestadas anteriormente por la viuda y el hijo desde el asesinato el 7 de noviembre en las que no pudieron identificar a los autores del atentado, declaraciones prestadas en 2001, dos días después del asesinato, en 2002 y posteriormente en los juicios celebrados por estos hechos.

El tribunal señala que la valoración de la prueba no es incompatible con que los testigos crean que Aspiazu Rubina fuera uno de los autores. Sin embargo, los jueces afirman en el fallo que "la creencia subjetiva de las víctimas no transforma necesariamente su testimonio en creíble o fiable en orden a enervar el derecho constitucional de presunción de inocencia".

Boletines RNE - Juicio por el asesinato a manos de ETA del juez José María Lidón en 2001

Además, explican que el reconocimiento no fue avalado o corroborado "por ninguna otra prueba". En el mismo sentido, la Sala apunta que esa falta de credibilidad no se basa única y exclusivamente en el hecho de que un testigo, absolutamente objetivo y cuyo testimonio se ha mantenido en el tiempo, dijera que los atores llevaban gafas muy pegadas, sino en la conjunción de todos los factores analizados en la sentencia.

Cumplimiento de condena en Francia

Txeroki cumple condena en Francia, que accedió a entregarle temporalmente a España para ser juzgado como autor del asesinato de Lidón.

Por ese atentado ya se juzgó al etarra Urtzi Murueta, acusado de haber ordenado el seguimiento al juez y que resultó absuelto por falta de pruebas; y a Orkatz Gallastegi Sodupe, condenado a 26 años de cárcel por seguir al magistrado. E

Noticias

anterior siguiente