Enlaces accesibilidad

1977 vs 1997

Nacidos para votar: dos generaciones de votantes se sientan a hablar de democracia

Por
1977 vs. 1997: Nacidos para votar

Los nacidos en dictadura vieron su derecho a votar retrasado 40 años, pero los jóvenes que se estrenaron en las urnas en 2015, ya se han convertido en los que más veces han votado en menos tiempo. Una generación está ya disfrutando de su jubilación, la otra está estudiando y pensando en crear su futuro. Desde que los españoles dimos nuestro respaldo a la Constitución en el 78, hemos sido llamados a las urnas para votar unas elecciones generales en 14 ocasiones, incluida la convocatoria del próximo 10 de noviembre de 2019.

Pilar (73 años) y Ángela (22 años), Carlos (67 años) y Lourdes (21 años), Concha (69 años) y Gorka (22 años), Amparo (75 años) y Paula (22 años) se sientan con una baraja de cartas llenas de preguntas para charlar de política. Dos generaciones se sientan cara a cara a hablar de democracia: 1977 vs 1997.

¿Cómo fue tu primera vez?

Pilar, que estuvo a cargo de una farmacia toda su vida, recuerda con ilusión la primera vez que votó en el 77. Tenía 31 años y era consciente de que estaba viviendo un momento importante, “fue como votar por algo nuevo, algo que podía cambiarnos”. Carlos, en Asturias, a sus 26 años lo vivió con incertidumbre y emoción.

  Concha votó por primera vez en Almería con 27, sobre todo recuerda el clima de alegría que se respiraba, la ciudad empapelada de carteles y aquella canción de Jarcha que se convirtió en el himno de la Transición. “A todas horas se oía la canción de Libertad sin ira”, recuerda Concha.

El grupo español Jarcha canta «Libertad sin ira»

Amparo votó por primera vez con 33 años, siempre ha sido muy activa, cree en el poder de la política para cambiar las cosas. “Hay que ir a votar para luego poder protestar, si no votas, aceptas lo que hacen los demás”. Los más jóvenes lo han vivido con nervios ante la novedad, también con indecisión por no saber a quién a votar. Ángela reflexiona sobre el desencanto que hay entre los jóvenes que no sienten que su voto sirva para cambiar nada: “Yo creo que el sentimiento de formar parte de la historia que tienes por ejemplo tú - refiriéndose a Pilar - nuestra generación ahora mismo no lo estamos viviendo tanto”.

¿Eres de voto fiel o te gusta cambiar?

A la hora de decidir el voto la generación del 77 parece ser más fiel a unas ideas con las que ha sido coherente desde siempre. “Pienso de una manera y no creo que sea la mejor, pero es mi idea”, señala Pilar. Solo la sensación de conseguir que el voto sea realmente útil lleva a personas como Concha a ir cambiando el sentido de su voto, sobre todo desde que se rompió el bipartidismo.

Los más jóvenes quieren cambios y arriesgan. Lourdes reconoce su desencanto después de ir a votar cuatro veces en cinco años: “Después de varios años que llevamos votando de seguido se me hace muy difícil tener un voto fiel”. Paula no tiene pudor en reconocer que le gusta probar cosas nuevas y cambiar de voto.

¿Cómo evitarías los bloqueos políticos?

“Repetimos elecciones, pero se presentan los mismos”, lamenta Ángela, que cree que solo la reforma de la Constitución evitaría el bloqueo político que vivimos en España. “Como hacen en Grecia, podíamos dar un poco más de peso al partido más votado”, apunta Carlos; “algún tipo de sanción”, propone Concha. La más contundente es Amparo, la mayor de este encuentro intergeneracional, que apuesta por “mandar a todos los políticos a la escuela, un poquito de reflexión, que se puede consensuar, que he tenido amigos de todas las clases”. “Los bloqueos son absurdos y dañan”, apostilla Pilar que apuesta también por cambiar la Carta Magna.

¿Qué te da repelús y que te ilusiona de la política?

A la hora de charlar sobre lo mejor y lo peor de la política la generación más veterana es más crítica y no tolera la doble cara, a los políticos que dicen unas cosas y terminan haciendo otras, las discusiones e incoherencias.

Lo que me da repelús es que mi voto al final no tenga significado”, se queja Carlos, que por encima de todo valora la capacidad de los ciudadanos para participar en la sociedad. Para Amparo “la política tiene que estar viva, activa” y son los jóvenes los que deben ahora tomar el relevo y dar más guerra, luchar por una sociedad mejor. "Empuja, empuja tú que eres joven", anima Amparo a las generaciones más jóvenes.

¿Qué tres atributos valoras en un político?

“Tiene que tener tu confianza”, comenta Carlos. “Buen habla, humildad y que no le dé miedo hacer cambios”, señala Gorka. Pilar alude a su honestidad: “El político tiene mucho poder y si no es honrado, es malo”. Amparo subraya la capacidad de liderazgo y Concha que sobre todo que no mienta y no tenga doble cara. Los jóvenes piden a los políticos fidelidad a sus ideas y a la gente que les vota.

Y si hay unas terceras elecciones. ¿Qué?

 Ángela:
Ángela: "la gente está cansada"

Ángela: "la gente está cansada"

Nadie se lo plantea. La posibilidad de unas terceras elecciones por falta de acuerdo es para la generación del 77 y la del 97 inimaginable "una vergüenza". Pilar lo ve un gasto tremendo. Lourdes no votaría: "Me parecería una tomadura de pelo". Si se da el caso, también Ángela se negaría a votar: "en 4 años he votado ya demasiadas veces". "Es importante votar, es una de las pocas oportunidades que tenemos de participar en el nombramiento y la administración de la ciudad", reflexiona Carlos, que en caso de una nueva repetición electoral nunca renunciaría a su derecho al voto, "seguiría participando aunque igual cambiaba el voto, depende".

 ¿Qué sentirías si de repente ya no te dejaran votar?, ¿hablas de política en casa?, ¿a qué edad se debería votar?, ¿sirven de algo las campañas electorales? …, estas son algunas de las preguntas que ponen sobre la mesa estas dos generaciones de ciudadanos en el vídeo ‘Nacidos para votar’, una reflexión intergeneracional sobre democracia y elecciones ante la repetición electoral del 10N.

Noticias

anterior siguiente