Enlaces accesibilidad

"La falta de oxígeno es suficiente por sí sola para explicar la mortandad del Mar Menor"

  • El ecólogo Pérez Ruzafa relaciona en RNE la aparición de miles de peces muertos con la reciente DANA
  • Sin embargo, los ecologistas van más allá y también la achacan a un desarrollo agrícola y urbanístico desaforado

La aparición de miles de peces y crustáceos muertos en el Mar Menor ha hecho saltar una vez más todas las alarmas.
La aparición de miles de peces y crustáceos muertos en el Mar Menor ha hecho saltar una vez más todas las alarmas. EFE

La aparición de miles de peces y crustáceos muertos en las playas de San Pedro del Pinatar, en el Mar Menor, ha hecho saltar una vez más todas las alarmas sobre el frágil equilibrio ecológico de una de las joyas naturales del litoral español.

Aunque existen discrepancias al respecto, desde ámbitos científicos apuntan a que el origen directo de este nuevo episodio se puede encontrar en la falta de oxígeno derivada de la gran masa de agua dulce con sedimentos, residuos  y restos orgánicos arrastrados por la reciente DANA (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera), la más devastadora de los últimos años.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - ¿Hay solución para el Mar Menor?



"La falta de oxígeno ha sido consecuencia de una entrada de agua dulce al Mar Menor que ha sobrepasado a todas las anteriores", ha explicado en Las Mañanas de RNE Ángel Pérez Ruzafa, catedrático de Ecología y presidente de la Academia de Ciencias en la Región de Murcia.

"Ese agua dulce, al mezclarse con la del Mar Menor y con la del Mediterráneo ha alcanzado una salinidad de unos 37 gramos por litro, que es muy inferior a la habitual, y de esta manera, se han formado dos capas", ha proseguido, "el Mar Menor se ha estratificado con una capa menos salina y poco densa en superficie y otra muy salina y más densa en el fondo. Y esa estratificación ha impedido que el oxígeno atmosférico se difundiese hasta el fondo".

Pérez Ruzafa cree que los efectos de esta anoxia, derivados sobre todo del episodio de gota fría, son suficientes para explicar este fenómeno. "Cuando no hay oxígeno, los seres vivos se mueren. Me parece muy bien que la Fiscalía investigue y se analicen otras causas, pero el fenómeno es suficiente por sí solo para explicar esa mortandad. No se necesita ninguna otra razón", ha aseverado, haciendo alusión al hecho de que la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia haya decidido investigar las causas de esta mortandad masiva.

Sobre la recuperación del Mar Menor, Pérez Ruzafa se muestra optimista, aunque establece una serie de requisitos que deben cumplirse para que este hecho se produzca. "Las lagunas costeras siempre nos sorprenden, y el Mar Menor siempre nos ha dado sorpresas. Fue capaz de recuperarse del proceso de eutrofización únicamente con que se cortaran los vertidos durante un año", ha mantenido.

"Si no entra agua dulce, si no entran nutrientes y se hacen las cosas bien en las playas y en todas las medidas de gestión que se tomen, si se hace bien, el próximo verano tendremos un Mar Menor sin sobresaltos, aunque no recuperado", apunta el ecólogo, quien estima que podría estarlo "en dos o tres años".

Reacciones de las organizaciones conservacionistas

Diversas organizaciones conservacionistas, con la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y el Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF) a la cabeza, han comparado lo sucedido con lo que ocurrió en 2016, cuando se produjo el peor episodio de eutrofización en la laguna costera murciana, y creen que la mortandad es en realidad consecuencia de una herida abierta desde hace muchos años en el Mar Menor.

ANSE y WWF aseguran que "la DANA solo ha multiplicado los efectos, y la muerte del Mar Menor tiene como causa un desarrollo agrícola y urbanístico desaforado, de espaldas a la naturaleza, y la inacción de los responsables políticos".

Por ello, demandan actuaciones urgentes de conservación para la recuperación del Mar Menor, como "reducción significativa de los cultivos intensivos del entorno, cierre de los pozos ilegales, instalación de filtros verdes y naturalización de grandes superficies en el entorno, eliminación de puertos deportivos e instalaciones, vertidos cero a la laguna".

"El origen del problema es que durante varias décadas se está maltratando al Mar Menor con urbanizaciones y actuaciones de todo tipo, agricultura y gestión del territorio espantosa y hay que actuar en origen", ha defendido el presidente de ANSE, Pedro García.

Las medidas pasan por "disminuir la superficie del regadío" y temen que "legalizarán hectáreas del campo de Cartagena". "El plan de 'Vertido Cero' no incluye filtros verdes", critica, para después abogar por "reconvertir la economía del campo de Cartagena, actuar sobre los puertos deportivos, la Manga también se está quedando sin playas".

En su opinión, "es una locura que hablen de aumentar el endeudamiento para recuperar el Mar Menor" y ha tachado de "pésima" la gestión política que ha caracterizado al Mar Menor.

Además, ha afirmado que el Comité Científico, que "lleva todo el año sin reunirse y ahora se reúne de urgencia, no vale, no es creíble" y aboga por "crear nuevos órganos de participación, porque la Comunidad ha demostrado que no se puede confiar en ella".

Retiran tres toneladas de peces muertos en las playas del Mar Menor

"Malas prácticas" agrícolas

Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha trasladado este miércoles a Murcia para abordar de primera mano lo que ha considerado como "emergencia ambiental". Allí, ha recordado que es al Gobierno regional a quien compete actuar sobre el “origen” de este problema, que ha achacado a las “malas prácticas” agrícolas.

Ribera se ha expresado en estos términos tras visitar la zona del Mar Menor en la que aparecieron este fin de semana alrededor de tres toneladas de peces y crustáceos muertos.

“Hay que acabar con las malas prácticas y las ilegales, extracción de agua y vertidos, pero va a tener que pensarse sobre un espacio de ocupación del territorio", ha señalado, y ha agregado que las buenas prácticas, que en muchos casos existen, "deben ir imponiéndose frente a malas prácticas agrícolas que hay que desterrar”.

En este sentido, desde el Ejecutivo murciano el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha respondido que resolver la situación por la que atraviesa el Mar Menor "no depende solo de una administración, al final confluyen muchas administraciones y la unión de esas competencias es lo que conlleva la recuperación de la laguna".

A su juicio, "es importante el proyecto de 'Vertido Cero' y la Comunidad está exigiendo el cumplimiento de todas las leyes que competen en toda la Región, pero no es suficiente y por eso intensificaremos la verificación de esa ley, hay agricultores buenos y otros que no tienen las prácticas adecuadas, pero no hay que focalizar todo en un sector".

Noticias

anterior siguiente