Enlaces accesibilidad

Tim Walker cuelga sus 'maravillas' en el Victoria & Albert

  • Londres expone la obra de este fotógrafo, uno de los más aclamados e influyentes
  • Se define como un enamorado de la belleza y un defensor de la diversidad 

Por
Una de los especios inventados y fotografiados por Tim Walker © Victoria and Albert Museum, London

Solo él es capaz de capturar los sueños. Y también de inventarlos. Tim Walker es uno de los fotógrafos más aplaudidos del mundo y uno de los más influyentes. Sus potentes imágenes provocan a menudo emociones encontradas y nunca dejan indiferente a nadie. “Tiene una mente salvaje y curiosa, y una energía ilimitada. Él Nunca deja de innovar”. Habla Susanna Brown, comisaria de la exposición ‘Tim Walker: Wonderful Things’ que puede verse hasta marzo de 2020 en el Victoria & Albert de Londres. 

Un momento de la instalación en el museo Victoria & Albert. Jamie Stoker

Durante cuatro años Tim Walker recorrió las estancias del museo, paseando por el laberinto que forman sus 145 galerías y recogiendo objetos que incluyó después en diez montajes fotográficos monumentales. Espacios creados con la inestimable ayuda de la escenógrafa Shona Heath. 

“Este museo siempre me ha parecido un palacio de sueños ¡Es el lugar más inspirador del mundo!”, dice Walker que describe casa sesión de fotos como “una carta de amor a un objeto de la colección del museo y un intento de capturar mi encuentro con lo sublime”.

Sala 'Soldiers to tomorrow' creada por Tim Walker @Victoria & Albert Museum

Además de esas diez nuevas fotografías, el museo muestra otras hechas por Walker a lo largo de su carrera. En ellas se aprecia su talento para contar historias visuales desenfocando tanto la realidad como la fantasía. 

Son cien imágenes que van desde lo surrealista a lo onírico en las que vemos en situaciones inusuales a personajes de todo el espectro artístico: el pintor David Hockney, Sir David Attenborough, actores como Timothée Chalamet y Cate Blanchett, cantantes como Björk y Beth Ditto, modelos como Lily Cole, Karen Elson y Stella Tennant.

Sala 'Why Not Be Oneself' con fotografía de Tilda Swinton. © Victoria and Albert Museum, London

Entre todas las paredes intervenidas por Walker llama la atención una dedicada a las mujeres que le inspiran, el llamado 'Muro de las musas', con bellezas atípicas como las modelos Kate Moss y Kristen McMenamy o la actriz Tilda Swinton. 

“Me interesa romper los límites que la sociedad ha creado y trabajar con tipos de belleza más variados", dice. "Me gusta celebrar la maravillosa diversidad de la humanidad”, dice Walker que rompió esquemas fotografiando solo a actores, cantantes y modelos afroamericanos para el calendario Pirelli de 2018.

Vestido de Alexander McQueen (1969-2010) 2009 . The V&A collection © Victoria and Albert Museum, London

La fama de Walker procede sobre todo del mundo de la moda por eso resulta interesante ver sus trabajos sobre desnudos, especialmente los masculinos que están inspirados en la obra de Francis Bacon. Junto a ellos se muestran las fotografías que hacen un guiño a las provocativas ilustraciones de Aubrey Beardsley, uno de sus referentes estéticos junto al cuadro El jardín de las delicias, de El Bosco.

La fascinación que el fotógrafo siente por el museo va más allá de los objetos. Walker pone en valor el trabajo que llevan a cabo en el departamento de conservación y lo hace con una fotografía en la que se ve un vestido de Alexander McQueen, de la colección de otoño e invierno de 2009, que parece querer salir de la caja de embalaje.

El museo exhibe además algunos extractos de antiguas películas que grabó en Super 8 y también una reinterpretación que ha hecho de El soldado de hojalata, el famoso cuento de Hans Christian Andersen. 

Se trata de un ballet con los bailarines de la compañía Michael Clark vestidos con prendas inspiradas en las muñecas de papel que hay en la sección infantil del museo. Una atípica versión que cuenta una historia de amor gay narrada por la actriz Gwendoline Christie, la famosa Brienne de Tarth de la serie Juego de tronos.

Tim Walker fotografiado en el Victoria & Albert (2019) Sarah Lloyd © Tim Walker Studio

Tim Walker nació en Inglaterra en 1970 y nada más terminar sus estudios se trasladó a Nueva York y se formó como ayudante del maestro Richard Avedon. Con tan solo 25 años ya trabajaba para Vogue y hoy, con 49 años, es un gurú de la fotografía y sus imágenes se asoman desde las cabeceras más importantes del mundo. Pero esta exposición no es solo una revisión del trabajo del inglés, ya que el mensaje va mucho más allá. Este esteta se reinventa con cada fotografía. en su álbum no hay dos imágenes iguales y sin embargo todas tienen un denominador común. Porque toda su obra es una constante búsqueda. “Para mí, la belleza lo es todo”, apunta.

Noticias

anterior siguiente