Enlaces accesibilidad

La polaca Olga Tokarczuk y el austríaco Peter Handke, Premios Nobel de Literatura 2018 y 2019

  • Los dos galardones se entregarán el 10 de diciembre en Estocolmo

Por
La polaca Olga Tokarczuk y el austríaco Peter Handke, Premios Nobel de Literatura 2018 y 2019

La escritora polaca Olga Tokarczuk y el escritor austríaco Peter Handke han sido galardonados con los Premios Nobel de Literatura 2018 y 2019, según ha anunciado la Academia Sueca. Por primera vez desde hace más de 40 años se otorgaban dos galardones debido al escándalo de filtraciones y abusos sexuales que provocaron la cancelación de la entrega el año pasado.

Olga Tokarczuk (Sulechow, 1962) se convierte en la decimoquinta mujer en ganar el Nobel y una de los personas más jóvenes en lograrlo. El fallo destaca su "imaginación narrativa que, con pasión enciclopédica, traspasa fronteras y hace de ello su forma de vida". Tokarczuk fue galardonada el año pasado con el Man Booker International por su obra Flights. 

Por su parte, Peter Handke  (Griffen,1942) ha sido reconocido por una obra "influyente que con ingenio lingüístico ha explorado la periferia y lo específico de la experiencia humana". Autor de teatro, novela, poesía, ensayo, guionista y director de cine, su nombre llevaba dos décadas instalado en las quinielas del Nobel.

El ojo crítico - Entrevista con Peter Handke - 26/05/17

La Academia apuesta por dos autores europeos, el continente más premiado en la historia de los galardones. La doble ceremonia de entrega tendrá lugar en Estocolmo el próximo 10 de diciembre.

Tokarczuk, decimoquinta mujer y quinto Nobel para la lengua polaca

El Nobel de Tokarczuk es el quinto galardón para la lengua polaca (la octava más premiada) tras los de Henryk Sienkiewicz (1905), Władysław Reymont (1924) Czesław Miłosz (1980) y Wisława Szymborska (1996). La escritora hizo su debut como escritora de ficción en 1993 con The Journey of the Book-People, pero la fama le llegó con su tercera novela Primeval and others Times. Su obra es, según la Academia un "excelente ejemplo de la nueva literatura polaca después de 1989.

En una entrevista publicada por en la página web de los Nobel, Tokarczuk ha destacado ser premiada junto a Handke, otro representante de Europa Central. "Tenemos problemas con la democracia. Estamos intentando encontrar nuestro propio camino sobre cómo lidiar con estos problemas", ha dicho. "En cierto modo, nos dará una especie de optimismo, que tenemos algo que decir al mundo y que estamos aún activos y tenemos aún la capacidad de expresarnos y tenemos algo profundo que contar al mundo. Eso espero, por eso es muy especial para mí".

Tokarczuk es una autora superventas en Polonia y ha publicado ocho novelas y dos colecciones de cuentos. Su obra está atravesada por la historia polaca, como en Un lugar llamado antaño (Lumen, 2001), la primera de sus novelas que fue traducida al español, donde las dos Guerras Mundiales se hilan con la fantasía y lo místico.

En 2016 publicó Sobre los huesos de los muertos (Siruela), un thriller en el que muestra su compromiso con la defensa de los animales y analiza las contradicciones del ser humano. La novela fue llevada al cine en 2017 por Agnieszka Holland. La Academia Sueca considera Księgi Jakubowe (Los libros de Jacob) como su “obra magna”: una crónica sobre un carismático líder de una secta del siglo XVIII al que sus seguidores proclaman el nuevo mesías al que la escritora dedicó años de devota investigación.

Handke, polifacético e irreverente

El galardón para el austríaco eleva a 14 los premios para la lengua alemana, que empata con la lengua francesa como la segunda más premiada, lejos aún de los 29 Nobel de la lengua inglesa.

El escritor ha confesado sentirse "en paz y tranquilo" tras el reconocimiento y con una "extraña sensación de libertad". "No soy un ganador, han confiado en mi trabajo pero no tengo madera de ganador", ha declarado a los medios de comunicación en su casa de Chaville, en las afueras de París, donde vive desde hace varias décadas.

Su carrera literaria comenzó fulgurante y ya en los años 60 llamaba la atención como dramaturgo vanguardista.Su novela más conocida es El miedo del portero ante el penalti (1970), de tono existencialista, en la que se relata la historia del antiguo guardameta Josef Bloch, después de ser despedido de su trabajo como mecánico.

Handke firmó el guion cinematográfico de su novela que dirigió su amigo Wim Wenders, iniciando una colaboración de seis películas, siendo la más célebre El cielo sobre Berlín (1987). Otra de sus novelas clave es Desgracia impeorable (1972), donde recrea la vida y el suicidio de su madre, a los 51 años.

Pero su mayor polémica, que se avivará tras la concesión del Nobel, fue la publicación de Un viaje de invierno a los ríos Danubio, Sava, Morava y Drina, o justicia para Serbia (1996), recibida como un panfleto proserbio y acusada de minimizar el genocidio de Srebrenica. Handke se defendió alegando que el pueblo serbio era injustamente criminalizado, pero en 2004 llegó a visitar a Slobodan Milosevic en su cárcel de La Haya en 2004 cuando era juzgado como criminal de guerra y acudió a su entierro en 2006.

Los ganadores suceden a Kazuo Ishiguro (2017, Reino Unido), Bob Dylan (2016, Estados Unidos), Svetlana Aleksiévich (2015, Bielorrusia), Patrick Modiano (2014, Francia), Alice Munro (2013, Canadá), Mo Yan (2012, China), Tomas Tranströmer (2011, Suecia) o Mario Vargas Llosa (2010, Perú).

Noticias

anterior siguiente