Enlaces accesibilidad

Cifuentes se desmarca ante el juez de la presunta financiación irregular del PP madrileño

  • La expresidenta madrileña ha asegurado que nunca supo nada de la existencia de una caja B en el partido en la región
  • También ha dicho que ella no tenía competencias en materia de financiación de las campañas y que nunca manejó dinero

Por
Cifuentes se desvincula de la supuesta financiación irregular del PP madrileño

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes se ha desmarcado este miércoles ante el juez del caso Púnica de la presunta financiación irregular del PP madrileño y ha señalado que nunca supo nada de la existencia de una caja B en el partido en la región.

En su comparecencia en calidad de imputada, Cifuentes -que solo ha contestado a la Fiscalía y a su defensa- ha asegurado que ella no tenía competencias en materia de financiación de las campañas del partido. También ha indicado que nunca manejó dinero y que no supo de ninguna reunión con empresarios que supuestamente favorecieron al partido, según han indicado a TVE fuentes presentes en la declaración.

Defiende la legalidad de contratos de los que sospecha el juez 

Además, ha defendido la legalidad de varios contratos que la Asamblea de Madrid adjudicó al grupo del empresario Arturo Fernández, y que el juez sospecha estaban amañados a cambio de sus aportaciones a las arcas del PP de Madrid. 

En relación con la adjudicación del servicio de cafetería de la Asamblea de Madrid al Grupo Cantoblanco, propiedad de Arturo Fernández, ha añadido que se hizo por criterios de calidad, según han informado fuentes jurídicas.

De hecho, la expresidenta ha resaltado que a la hora de adjudicar a esta empresa también se fijaron en que era la que ofrecía los servicios de cafetería de otras instituciones públicas como el Congreso de los Diputados, la Moncloa, el Ministerio de Economía -estos dos últimos dirigidos entonces por el PSOE- e incluso la Zarzuela. 

Por otro lado, ha afirmado que no le consta que Fernández hiciera donaciones a Fundescam, la fundación creada por Aguirre de la que ella fue patrona. Preguntada por este asunto, Cifuentes ha defendido que cuando la nombraron miembro del patronato fue atendiendo a su adscripción a cargos orgánicos del partido y ha recordado que no era la única, pues en ese organismo de dirección estaban también Aguirre, Ignacio González, Francisco Granados o Pablo Casado, quien, según ha apuntado, se incorporó tiempo después por ser entonces presidente de Nuevas Generaciones del PP.

Dice que no estaba al tanto de la cláusula del 1%

Su cometido, ha recalcado, era el de movilizar a los militantes y a los cargos del partido que debían estar presentes en los actos de campaña. En esos actos es donde ha reconocido que conoció a Horacio Mercado, el empresario supuestamente beneficiado por la adjudicación de contratos públicos, y ha contado que él acudía a los mismos como organizador, no como público.

Ha negado que le conociera en la reunión que supuestamente convocó Aguirre nada más llegar al Gobierno de Madrid para ordenar a sus consejeros que contrataran con él, ya que ha subrayado que no estuvo en dicho encuentro.

Y ha recordado en todo momento que ella nunca formó parte del Ejecutivo de Esperanza Aguirre y que, por tanto, no conoce las decisiones que en su seno se adoptaron, de acuerdo a las fuentes consultadas. Por eso, ha manifestado que tampoco sabe nada de la cláusula del 1% que se habría impuesto en determinados contratos públicos, obligando al adjudicatario a destinar ese porcentaje a publicidad

Asegura que luchó contra la corrupción

A su salida de la Audiencia Nacional, Cifuentes ha defendido que cada vez que su gobierno vio "algún asunto que pudo ser irregular" lo puso en conocimiento de la justicia, como "la presunta corrupción en el Canal de Isabel II o en la Ciudad de la Justicia".

"Si algo hice mientras presidí el PP de Madrid y mientras fui presidenta de la Comunidad de Madrid es luchar de manera implacable contra la corrupción", ha afirmado.

La expresidenta ha dicho estar satisfecha con su declaración porque ha podido aclarar que en las campañas electorales investigadas por financiación irregular su labor era "exclusivamente la movilización territorial".

"Esa fue mi actuación mientras fui gestora pública y yo ahora lo único que espero es que esto, que para mi está siendo algo muy duro, termine cuanto antes y que se llegue hasta el final en el caso Púnica, en el cual mi principal participación fue, siendo presidenta, personar a la Comunidad de Madrid como acusación particular en defensa de los intereses de lo madrileños", ha agregado.

El juez interrumpió su declaración porque la oían los periodistas

El juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, se vio obligado a interrumpir el interrogatorio de la expresidenta madrileña después de que, a causa de un problema técnico, se haya escuchado en directo durante media hora en la sala de prensa de la Audiencia Nacional.

La declaración, que se ha celebrado a puerta cerrada, se ha comenzado a oír desde su inicio en la sala de la Audiencia Nacional, donde una treintena de periodistas estaban esperando a que finalizara.

Los propios periodistas han avisado de que la declaración, que se producía en el salón de plenos situado en el edificio principal, se escuchaba a través de los altavoces de la sala de prensa, ubicada en el edificio anexo de la plaza de la Villa de París y donde normalmente se visualizan los juicios.

Noticias

anterior siguiente