Enlaces accesibilidad

Casi dos millones de ciudadanos de la UE piden residir en el Reino Unido tras el 'Brexit'

  • El EU Settlement Scheme garantiza los derechos de los comunitarios tras la salida de Londres de la UE
  • El negociador de la UE, Michel Barnier, ve el pacto "difícil pero posible"

Por
Manifestación contra el 'Brexit' en Bruselas
Manifestación contra el 'Brexit' en Bruselas. Kenzo TRIBOUILLARD / AFP

El Ministerio británico de Interior recibió antes del pasado 30 de septiembre 1.860.200 solicitudes de ciudadanos comunitarios que quieren residir en el Reino Unido tras el Brexit, informó este miércoles la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Tan solo durante el pasado mes, el Home Office recibió más de medio millón de solicitudes de personas que desean acogerse al programa gubernamental que garantiza el estatus legal después del "divorcio" con Bruselas, el llamado "EU Settlement Scheme".

El organismo precisó en un comunicado que el número de peticiones completadas de esos casi dos millones a finales de septiembre fue de 1.524.500, y que un 61 % de esos ciudadanos recibió el "estatus de asentado", la garantía del Ejecutivo de que sus derechos quedarán protegidos tras la separación entre Londres y Bruselas.

La ONS reveló asimismo que el 38 % obtuvo el "estatus de preasentado" -aquellas personas que llevan menos de cinco años consecutivos viviendo en el Reino Unido-.

Durante el mes de septiembre, el Home Office tramitó 373.600 formularios, de los que el 57 % recibió la aprobación del ministerio y se asignó el estatus de "preasentado" al 43 %, en tanto que una solicitud fue rechazada por no resultar apta.

Actualmente, hay 2,37 millones de ciudadanos comunitarios trabajando en territorio británico. Estas personas y sus familiares tienen de plazo hasta, al menos, diciembre de 2020 para poder solicitar acogerse al citado programa gubernamental. Para ello deben aportar su identidad, mostrar que residen en el Reino Unido y declarar si han sido condenados por algún delito.

El acuerdo "muy difícil pero posible"

Londres y Bruselas continúan negociando para tratar de llegar a un acuerdo de salida a unas tres semanas del 31 de octubre, la fecha prevista para que el Reino Unido salga de la UE. Precisamente, el negociador de la UE, Michel Barniel, considera el pacto "muy difícil pero posible" pese al frenazo de los últimos días y asegura que siguen "las conversaciones técnicas".

El objetivo es conseguir un compromiso antes de la cumbre europea del 17 y 18 de octubre. Sin acuerdo, el Parlamento británico obligará al primer ministro Boris Johnson a solicitar una prórroga de tres meses pese a sus promesas de ejecutar el Brexit el 31 de octubre.

Los medios británicos avanzan que el gobierno convocará una sesión extraordinaria en el Parlamento el 19 de octubre con independencia del resultado de la cumbre. Sería la primera vez en el siglo XXI que los diputados acuden a la cámara en sábado, la última vez fue en 1982 por la guerra de las Malvinas.

Noticias

anterior siguiente