Enlaces accesibilidad

La fiscalía denuncia al ministro de Turismo de Brasil por fraude en las elecciones

  • Marcelo Álvaro Antonio es sospechoso de participar en una trama de recaudación ilegal de recursos para la campaña de 2018

Por
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (i), y el ministro de Justicia, Sergio Moro. EVARISTO SA / AFP

La Fiscalía de Brasil ha presentado este viernes una denuncia formal contra el ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antonio, sospechoso de haber participado en una trama de recaudación ilegal de recursos para la campaña electoral de 2018.

Los cargos fueron formulados por la Policía Federal al Ministerio Público de Minas Gerais, que decidió presentar una denuncia ante la Justicia Electoral de dicho estado del sureste de Brasil.

Las investigaciones apuntan a que en ese estado se registraron irregularidades que salpican al ministro y a otras diez personas, todas vinculadas al Partido Social Liberal (PSL), que el año pasado llevó al poder al actual presidente, Jair Bolsonaro.

El Ministerio Público analizó el informe de la Policía Federal y decidió presentar cargos ante la Justicia por los presuntos delitos de fraude electoral y apropiación indebida de fondos de campaña.

El caso se ventila desde fines del año pasado y la sospecha es que Antonio promovió el uso de "candidatos fantasmas" en Minas Gerais a fin de aumentar los recursos que la formación que postuló a Bolsonaro recibía del llamado "fondo partidario", constituido con dinero público y destinado a financiar campañas políticas.

La denuncia se apoya en algunos testimonios, como el que ya ha prestado una humilde mujer, identificada como Zuleide Oliveira, quien dijo que fue "inducida" por el ahora ministro a postular por el PSL a un cargo de diputada en Minas Gerais, a cambio de ceder al partido el dinero que le correspondía de ese fondo público.

Un escándalo que por ahora no ha afectado directamente a Bolsonaro 

En su declaración, Oliveira sostuvo que Antonio participó en forma directa en esas negociaciones, pese a saber que ella "no tenía ninguna experiencia" en la política ni posibilidades de ser elegida.

A pesar de que el caso se investiga desde hace meses, Jair Bolsonaro ha mantenido en el cargo a Antonio, aunque ha aclarado que si fuera formalmente acusado ante la Justicia, sería destituido de inmediato.

Las supuestas irregularidades en las campañas de candidatos del PSL no han afectado hasta ahora directamente al mandatario, pero sí llevaron a la destitución, en febrero pasado, del hasta entonces ministro de la Secretaría General de Gobierno, Gustavo Bebianno, quien presidía el PSL en 2018, en plena campaña electoral.

El ahora exministro era uno de los hombres de mayor confianza de Bolsonaro, pero la relación entre ambos se quebró por denuncias sobre asuntos similares a los que salpican al titular de Turismo.

Bebianno y Antonio fueron los únicos dos miembros del PSL que Bolsonaro incluyó en su gabinete de 22 ministros cuando asumió el poder, el 1 de enero pasado.

Noticias

anterior siguiente