Enlaces accesibilidad

Ciencia

La expedición científica MOSAIC pasará un año en el Ártico para estudiar el cambio climático

  • Seiscientos científicos pasarán por turnos por el Polarstern, rompehielos del instituto alemán Alfred Wegener
  • Es la mayor expedición polar de la historia, según el científico encargado de dirigirla, Markus Rex

Por
La misión MOSAIC pasará un año en el Ártico para mejorar el conocimiento sobre el cambio climático

La expedición científica MOSAIC, impulsada por Alemania y apoyada por diecinueve países, zarpó este viernes de Tromsø (Noruega) para pasar un año en el Ártico con el objetivo de mejorar el conocimiento sobre el cambio climático.

La misión pretende dar un paso adelante "en el conocimiento del sistema climático ártico y su representación en los modelos globales" para mejorar el conocimiento científico con vistas a elaborar futuras políticas de mitigación y adaptación al cambio climático, han señalado sus promotores.

Seiscientos científicos pasarán por turnos por el Polarstern, rompehielos del instituto alemán Alfred Wegener, que contará con la ayuda de cuatro embarcaciones similares cedidas por China, Rusia y Suecia; lo que la convierte en la mayor expedición polar de la historia, según el científico encargado de dirigirla, Markus Rex.

La expedición tendrá una duración estimada de 390 días, y durante dos o tres meses, el Polarstern llegará a estar a solo 200 kilómetros del Polo Norte geográfico.

MOSAIC seguirá la ruta de la expedición liderada por Nansen

MOSAIC seguirá la ruta de la histórica expedición liderada por el aventurero noruego Fritjof Nansen a finales del siglo XIX. Inspirada en una idea de Nansen, la misión -en la que participan 70 institutos de 19 países- aprovechará la corriente marina para navegar por la parte central del Ártico.

Muchos procesos del sistema climático del Ártico apenas están representados en los modelos climáticos "porque no han sido aún lo suficientemente comprendidos", según consta en los objetivos de esta misión internacional, que alerta de que mientras no entendamos esos procesos, las proyecciones no serán "sólidas".

El calentamiento global está provocando una progresiva reducción del hielo marino y los expertos temen una desaparición total en el futuro. "Necesitamos saber si eso va a ocurrir y cuándo podría ocurrir. Y para ello hace falta realizar observaciones. Por eso hemos impulsado esta expedición", ha dicho Rex a la televisión pública noruega NRK.

Los costes operativos de la expedición ascienden a 200.000 euros al día, sin incluir los de los investigadores y los del instrumental. Durante la travesía, los expedicionarios experimentarán 150 días con noche polar y deberán soportar temperaturas de 45 grados bajo cero.

Noticias

anterior siguiente