Enlaces accesibilidad

Arqueología

El Dolmen de Guadalperal volverá a quedar cubierto bajo las aguas del pantano de Valdecañas

  • El grupo de expertos creado para su estudio cree que su traslado supondría "una pérdida irreparable" de su contexto
  • El llamado 'Stonehenge' español, quedó al descubierto este verano por la bajada del nivel del Tajo

Por
El Dolmen de Guadalperal quedará cubierto de nuevo por las aguas
El Dolmen de Guadalperal quedará cubierto de nuevo por las aguas Ministerio de Cultura y Deporte

El Dolmen de Guadalperal, un monumento megalítico de entre 4.000 y 5.000 años de antigüedad, volverá a quedar sumergido bajo las aguas del pantano de Valdecañas (Cáceres). Así lo ha decidido el grupo de trabajo creado para el estudio del Dolmen, que considera que el traslado en este momento del conjunto megalítico supondría "una pérdida irreversible del contexto histórico-arqueológico del sitio".

El llamado 'Stonehenge español', situado en el término municipal de El Gordo (Cáceres), quedó al descubierto este verano, tras el descenso de las aguas del Tajo bajo las que se encuentra sumergido desde que en 1963 se construyera el embalse de Valdecañas. El descenso de las aguas permitió que los menhires que lo forman quedaran al descubierto y que incluso se pudiera pasear en torno a ellos, algo insólito hasta la fecha.

Algunas voces -sobre todo la asociación cultural 'Raíces de Peraleda'- reclamaron entonces que las piedras fueran trasladadas por encima del nivel del agua para evitar que volvieran a quedar cubiertas una vez el embalse recupere su altura habitual.

El 'Dolmen de Guadalperal' emerge de las aguas

Sin embargo, el grupo de expertos -constituido por el Ministerio de Cultura y Deporte, el Ministerio para la Transición Ecológica y la Junta de Extremadura- considera que es mejor otro tipo de enfoque, para lo cual han diseñado dos fases de actuación "para garantizar su conservación y convertirlo, al mismo tiempo, en un recurso turístico para la zona", asegura el Ministerio de Cultura en una nota de prensa.

Documentación "exhaustiva" del conjunto

La primera fase tiene como fin la "documentación exhaustiva" del conjunto megalítico y de su estado de preservación y está en marcha desde el pasado mes de agosto con la visita que realizaron al conjunto un grupo de técnicos de la Junta de Extremadura, en colaboración con la Universidad de Extremadura.

Tras este trabajo incial, técnicos del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) se desplazaron al yacimiento para tomar muestras de las piedras para determinar en laboratorio la situación de los ortostatos y las posibles afecciones de los mismos.

Además, se ha realizado un escaneado en láser 3D "para disponer de una planimetría actual de máxima precisión", asegura la nota de prensa. En los próximos días se iniciarán actuaciones de emergencia que contemplan prospecciones intensivas y trabajos de documentación y conservación básica del yacimiento.

Las primeras medidas, dice Cultura,  serán "proteger el sitio con sacos de arena, estabilizar y consolidar las piedras más desplomadas y balizar la zona".

Recurso turístico

Ya en una segunda fase, se promoverá un programa integral de recuperación y puesta en valor del sitio, con el desarrollo de proyectos de investigación aplicada, que incluirán análisis de "riesgo" y de conservación del yacimiento y de su contexto arqueológico y territorial.

Al mismo tiempo, se están llevando a cabo también estudios para la presentación del conjunto al público como recurso turístico de la zona. Paralelamente a los trabajos de investigación, se han iniciado los trámites para la incoación del conjunto megalítico como Bien de Interés Cultural (BIC).

El Dolmen de Guadalperal fue excavado y restaurado en 1925 por Hugo Obermaiercapellán de la Casa de Alba y gran aficionado a la arqueología, quien lo descubrió por casualidad. Aunque las piedras se quedaron en el lugar original, todos los restos que encontró en su interior fueron trasladados a Berlín. Sus trabajos no fueron publicados hasta 1960 por otros investigadores alemanes, apenas tres años antes de que yacimiento fuese cubierto por las aguas del embalse.

Por otra parte, el Ministerio de Cultura y Deporte y el Ministerio para la Transición Ecológica han iniciado conversaciones para explorar la valoración de riesgos del patrimonio cultural sumergido en aguas interiores de "toda España".

Noticias

anterior siguiente