Enlaces accesibilidad

'Los monos de: Ibáñez', un homenaje al creador de Mortadelo y Filemón

  • Del 18 de septiembre al 12 de enero de 2020 en el Museu del Còmic de Sant Cugat del Vallès
  • “El secreto de Ibáñez, para triunfar durante 67 años, es su calidad”, asegura Antoni Guiral

Por
Autorretrato de Francisco Ibáñez

El recientemente inaugurado Museu del Còmic de Sant Cugat del Vallès presenta su primera exposición Monos de: Ibáñez, un recorrido por la obra de nuestro historietista más popular: Francisco Ibáñez. Una muestra que podrá visitarse desde este 18 de septiembre al próximo 12 de enero de 2020.

Preguntamos al comisario de la exposición, Antoni Guiral, ¿cuál es el secreto de Ibáñez para hacer reír a tantas generaciones: “¡67 años lleva de profesión! Yo creo que el secreto de Ibáñez es su calidad. Una persona no está ahí durante tantos años si no aporta algo que no aportan los demás. Creo que tiene unos personajes muy carismáticos, unos gags muy divertidos, ha sabido actualizarse… y es un gran guionista y dibujante”.

La exposición es, según Guiral: “Un homenaje y una reivindicación de Ibáñez. Aunque posiblemente no lo necesite porque todos los españoles lo conocen. Pero sobre todo nos permite mostrar muchas cosas que ha hecho a lo largo de estos 67 años y que mucha gente desconoce, como sus primeros años en la editorial Marco”.

Autorretrato de Francisco Ibáñez, cuando tenía pelo

Los tesoros de la exposición

En los últimos años ha habido dos grandes exposiciones dedicadas al autor, una en el Círculo de Bellas Artes de Madrid (2014) y otra en el Salón del Cómic de Barcelona (2016), con motivo del 80 cumpleaños de Ibáñez. Por eso preguntamos a Antoni Guiral, ¿qué es lo que hace especial a esta última?: “Tanto la del Círculo de Bellas Artes como la del Salón estaban muy bien y tenían muchos originales. Pero yo creo que esta aporta otras cosas. Por un lado unas cuantas vitrinas en las que hacemos un repaso de toda la trayectoria de Ibáñez, y donde se pueden ver desde sus primeras publicaciones en los años cincuenta hasta las últimas de 2019”.

“Además –añade Guiral- tenemos más de 40 originales. Y hay algunos muy especiales. El propio Ibáñez nos ha cedido 12 originales de portadas, sobre todo de Mortadelo y Filemón. Y hay otros originales muy curiosos como el que hizo para presentar a Bruguera la serie del Doctor Esparadrapo y su ayudante Gazapo, donde hay un dibujo y un texto; y otro en el que presenta Doña Pura y Doña Pera, vecinas de la escalera”.

“Por otro lado –continúa- hay bocetos de personajes como Pepsi -Man (un personaje creado para Pepsi-Cola), originales de Mortadelo y Filemón, de Rompetechos, de las revistas de editorial Marco, como La Risa (donde trabajó antes de llegar a Bruguera), e incluso unos dibujos que hizo para una empresa farmacéutica en los años 60, que casi no se han visto”.

“Y -concluye- hay otro original con dos personajes muy curiosos, Lentejo y Fideino, que hizo en 1969-1970 cuando tuvo problemas en Bruguera y quiso crear estos personajes para vendérselos al mercado francés. Finalmente llegó a un acuerdo con Bruguera y recicló esas páginas para la historieta Valor y al toro, de Mortadelo. Y lo que hizo fue dibujar encima de los personajes a Mortadelo y Filemón. Tenemos el logo de la serie y el dibujo de los personajes. Así que creo que hay suficientes cosas nuevas en esta exposición como para diferenciarse de las otras dos”.

Chiste de Francisco Ibáñez

Visitando la exposición

En cuanto a la exposición, Guiral nos comenta lo que vamos a ver: “Empieza con una introducción del actor Carlos Areces, que es un gran fan de Ibáñez. Luego hay cinco paneles, con textos e imágenes, donde revisamos toda su trayectoria. Además hay unas cuantas vitrinas con ejemplares de sus publicaciones y parte del enorme merchandising que han generado sus personajes. Y al final tenemos sus originales”.

Sobre lo que vamos a descubrir sobre Ibáñez en esta muestra, Guiral destaca: “Vamos a descubrir que empezó a publicar en 1952, que de entrada ya tenía un estilo muy característico, que creó muchísimas series en los años 50, algunas piezas que no conocíamos de él... Y vamos a redescubrir el arte de Ibáñez en todo su esplendor, porque los originales de Ibáñez son maravillosos”.

La exposición también incluye el famoso primer dibujo publicado por Ibáñez, siendo un niño, en la revista Chicos. “Lo que hizo fue copiar un dibujo de un indio de una historieta de Cuto, de Jesús Blasco, por lo que no podíamos presagiar en qué se iba a convertir Ibáñez. Él empezó a publicar con regularidad en 1952, cuando solo tenía 16 años y todavía trabajaba en el Banco Español de Crédito. Y ya mostraba una enorme calidad”.

Mortadelo y Filemón

Ha reflejado los cambios en la sociedad española

En estos 67 años los personajes de Ibáñez han reflejado los cambios en la sociedad española. “La historia de España está reflejada en su obra –asegura Guiral-, sobre todo a partir de finales de los 70 cuando empieza a atender a temas de actualidad, donde aparecen políticos, se habla de temas sociales, económicos, culturales. Como el homenaje que hizo al Quijote por su cuarto centenario, con Mortadelo de la Mancha. Es su obra se ve la historia de España y también del mundo”.

La enorme popularidad de Ibáñez también queda patente en la parte de la exposición que recoge su trabajo para numerosas marcas comerciales. “Aquello empezó en los años 60, porque Bruguera tenía su propia empresa de publicidad: Nueva Línea. Y algunas empresas encargaron series, para promocionar sus marcas, que son muy curiosas, como el mencionado Pepsi-Man, las tiras de Cola-Cao o Uhu y el niño Prudencio (pegamento). Sin olvidar Don Pedrito que está como nunca, que era un Brandy, lo que es curioso porque Ibáñez lo convirtió en un personaje de historietas infantiles y juveniles”.

'Don Pedrito, que está como nunca' (1964) era la mascota del brandy Fundador, de Bodegas Domecq

¿El historietista español más influyente?

En cuanto a la influencia de Ibáñez en los historietistas posteriores, es evidente, como nos recuerda Guiral: “En los 70 influyó en el grafismo de muchísimos dibujantes. Y la gran mayoría de los historietistas actuales crecieron leyendo a Ibáñez y han asumido cosas de su estilo, su grafismo y su espíritu. De hecho, cuando hicimos la exposición en el Salón del Cómic de Barcelona, encargamos a ochenta historietistas que le hicieran un dibujo de homenaje y todos estaban encantados”.

Hace unos años Ibáñez nos confesaba en una entrevista que le encantaría que, cuando él ya no pueda, otros dibujantes siguieran con Mortadelo y Filemón. “Yo creo que sería perfectamente factible -asegura Guiral- En Francia y Bélgica ya lo han hecho con historietas nuevas de Spirou y Corto Maltés y muchos otros. Creo que hay grandes dibujantes que podrían crear otras versiones de Mortadelo y Filemón que podrían ser muy curiosas”.

Portada de '13, Rue del Percebe'

El Museu del Còmic de Sant Cugat del Vallès

Como decimos, esta es la primera exposición del Museu del Còmic de Sant Cugat del Vallès, que se inauguró el pasado 13 de junio y que recoge 150 años de historia del cómic español, desde 1850 hasta el año 2000.

“Esta institución –nos cuenta Guiral- es una iniciativa privada de dos coleccionistas, José Luis Villanueva y Paco Baena, que han puesto todo, desde el dinero a los originales. Creo que es importantísimo que exista un museo como este, dedicado exclusivamente a la historieta y concretamente a la historieta española, con cientos de originales”.

“Espero que sea apoyada por algunas instituciones públicas porque la historieta es un patrimonio cultural de todos y tiene que conservarse. Yo espero poder seguir colaborando con ellos” -añade Guiral-.

La exposición Monos de: Ibáñez podrá visitarse desde este 18 de septiembre al próximo 12 de enero de 2020.

Vista general de la exposición 'Monos de: Ibáñez'

Noticias

anterior siguiente