Enlaces accesibilidad

Diada de Cataluña

Un independentismo dividido mide sus fuerzas en la Diada para encarar la sentencia del 'procés'

  • ERC y JxCat llaman a una "movilización masiva" a la espera de conocer la sentencia a primeros de octubre
  • Sin embargo, los inscritos en la manifestación convocada por la ANC son menos que los de la Diada del año anterior

Por
Imagen de archivo de la manifestación de la Diada de 2018. EFE/TONI ALBIR

El carácter político marcará un año más los actos de la Diada de Cataluña a pocas semanas de conocerse la sentencia del juicio del ‘procés’ contra 12 líderes soberanistas que están en prisión preventiva y con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, procesado por desobediencia.

ERC y JxCat, que no se ponen de acuerdo sobre una respuesta conjunta a la futura sentencia del Supremo, que se prevé para la primera quincena de octubre, han llamado a la unidad para lograr una movilización masiva como "antesala" a dicha respuesta.

La manifestación será un termómetro para medir sus fuerzas en la calle, aunque hay dudas sobre el éxito en términos de participación. El independentismo espera que la participación supere el millón de personas, aunque la ANC contabilizaba este martes 400.000 inscritos, una cifra ligeramente inferior a los 460.000 que se registraron el año anterior.

El lema de esta edición será Objetivo independencia y el epicentro de la manifestación será la plaza España de la capital catalana y el ramal de la Gran Vía, la calle Tarragona, la de Creu Coberta, el Paralelo y la avenida María Cristina. 

El domingo los líderes de ambos partidos, Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, que se encuentran respectivamente en prisión y en el extranjero por el juicio del ‘procés’, llamaron por carta a la sociedad catalana a “protagonizar una movilización excepcional” de cara a la sentencia “y mientras la represión contra los derechos humanos, civiles y políticos continúa”.

Fragmentación soberanista

Sin embargo, las diferencias políticas, más allá del 'procés', son patentes entre la los dos partidos que gobiernan la Generalitat, que siguen sin ponerse de acuerdo para sacar adelante los presupuestos autonómicos y que mantienen discrepancias sobre la conveniencia o no de convocar elecciones.

Precisamente la secretaria general de ERC, Marta Rovira, huida a Suiza para evitar el juicio, ya ha advertido de que su partido no aceptará “llamamientos a una falsa unidad con una clara voluntad propagandista, electoralista o partidista” y ha abierto la puerta a otro proceso “refrendario” a través de unos comicios para conseguir porque el 1-O no tuvo, a su juicio, suficiente “legitimidad”.

Una premisa que rechazan en el PDeCat, quien aboga por agotar la legislatura y abre la puerta a la vuelta de Artur Mas como líder de la formación una vez expire su inhabilitación.

Partidos no independentistas

Mientras, los autoproclamados partidos 'constitucionalistas' -PP y Cs- se desligarán de la agenda institucional del Govern y de la manifestación convocada por la ANC y llevarán su propia agenda de actos.

Así, Ciudadanos organizará, al igual que el año pasado, un acto en Barcelona al mediodía al que asistirá su líder en Cataluña, Lorena Roldán, para reclamar una Diada "inclusiva" y sin acento independentista. En la misma línea, el PPC tiene previsto comparecer ante los medios por la mañana.

El PSC, por su parte, propone en un comunicado que la Diada sirva para abrir una etapa de “reconciliación”. “Más que nunca necesitamos pasar página, dejar atrás los tiempos de desengaño, división y falta de rumbo que tantas oportunidades nos está haciendo perder individual y colectivamente”. El expresidente socialista José Montilla ha pedido también volver al diálogo para buscar “un nuevo acuerdo” que refuerce el “autogobierno”.

Y los ‘comunes’ se han desmarcado este año de la marcha convocada por la ANC, algo que han lamentado desde ERC porque consideran que ambas formaciones comparten “muchos puntos”.

ERC se ausenta en el Congreso y PP invita a un acto a Cs y Vox

En clave nacional, los diputados de ERC anunciaron que no acudirían este miércoles en el Congreso de los Diputados, según han expuesto fuentes del partido a Efe.

Los de JxCat, por su parte, acudirán pero se irán cuando comiencen las preguntas de la sesión de control al Gobierno. No hay, así, ninguna pregunta programada por parte de ninguno de los grupos soberanistas representados en el Parlamento.

El PP, por su parte, ha invitado a Cs y Vox a un acto en el Congreso el jueves, después de la Diada, en defensa de la unidad de España y para volver a invitarles a la coalición España Suma si hay elecciones el 10 de noviembre.

Noticias

anterior siguiente