Enlaces accesibilidad

Las personas con título universitario en la OCDE ganan un 57% más de media y sufren menos paro

  • Las personas de entre 45 y 54 años con un título de secundaria ganan hasta un 70% menos que los universitarios de esa edad
  • Las españolas con estudios universitarios ganan el 82% del salario de los hombres con esos estudios, mejor que en la OCDE

Por
14 horas - Las personas con título universitario en la OCDE ganan un 57% más de media y sufren menos paro

Las personas con estudios universitarios ganan un 57% más de media que las que solo cuentan con un título de secundaria y, además, su riesgo de desempleo es significativamente menor. Así lo refleja la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su estudio anual sobre estadísticas de educación publicado este martes, en el que señala que la diferencia de remuneraciones llega a ser del 70% en el grupo de entre 45 a 54 años y desciende al 38% para los que tienen entre 25 y 34 años.

Además, según el organismo, aquellos que tienen un máster o un doctorado cuentan con una ventaja diferencial significativa porque acaban ganando de media un 32% más, según el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, quien subraya en el informe Panorama de la Educación 2019 (Education at Glance, en inglés), la rentabilidad que, a su juicio, tienen ese tipo de titulaciones. En su opinión, la educación universitaria tiene "un papel central" para que las personas y las sociedades afronten las transformaciones económicas, medioambientales y sociales.

Las ventajas de los universitarios no se limitan a los sueldos, sino que su tasa de ocupación media es del 85%, mientras que la cifra se queda en el 76% para los que se han quedado en el nivel superior de secundaria. Y cuando unos y otros pierden el empleo, el riesgo de caer en el paro de larga duración también es diferente: del 29% para los primeros y del 36% para los segundos.

La OCDE advierte de los problemas en la orientación de los estudiantes, porque hay carreras muy solicitadas por el mercado de trabajo y asociadas al progreso tecnológico que tienen una demanda insuficiente. En concreto, indica que solo un 14% se decanta por titulaciones de ingeniería, industria y construcción y un 4% optan por las tecnologías de la información y de la comunicación. Las mujeres están infrarrepresentadas en estas especialidades, donde suponen menos del 25% de los estudiantes.

Los países de la OCDE gastan más en la Universidad

Entre 2005 y 2016, el gasto en las instituciones universitarias se incrementó en un 28% de media en la OCDE, mientras que el número de alumnos subió un 12% y la plantilla académica se amplió a un ritmo del 1% anual. Al final de ese periodo, se dedicaban 15.556 dólares por estudiante y un tercio se consagraba a investigación y desarrollo. Más de un 30% de los fondos tenía origen privado y las tasas de matrícula se encarecieron en más del 20% en la mitad de los países para los que hay datos disponibles.

En paralelo, la inversión en educación en los niveles previos a la universitaria aumentó en un 18% entre 2005 y 2016, para representar de media un 3,5% del producto interior bruto (PIB). Ese dinero suplementario se dedicó en particular a reducir el número de alumnos por clase y a elevar los salarios de los profesores, que aún así están por debajo de las del conjunto de los titulados universitarios.

La OCDE señala como uno de los puntos negros el abandono de los estudios sin llegar siquiera al nivel superior de la secundaria. En esa situación estaban en 2018 un 15% de las personas con edades entre 25 y 34 años. Los ninis, jóvenes de entre 18 y 24 años que ni estudian ni trabajan, son el 14% en la OCDE y rondan el 25% en Brasil, Colombia, Costa Rica, Italia, Sudáfrica y Turquía.

Los españoles apuestan por estudios más cortos

Según el informe, el 53% de los estudiantes que en España optaron en 2017 por realizar estudios superiores lo hicieron de un grado o similar, un porcentaje bastante inferior al del resto de países de la OCDE y la UE, y que se explicaría por la "popularidad" en nuestro país de seguir en cambio estudios más cortos o técnicos.

Por otro lado, las mujeres con educación superior ganan un 82% de los ingresos de los hombres con el mismo nivel educativo, frente a la media de la OCDE, 75% y a la media de la UE, 76%. "Este dato confirma una brecha de género menor en España", según este informe.

El documento recuerda también que en España las tasas de desempleo "son altas sin tener en cuenta el nivel educativo", pero que el riesgo de desempleo entre adultos sin haber superado Secundaria es del 21% frente al 14% que sí la ha terminado y el 8% para las personas con estudios superiores.

Noticias

anterior siguiente