Enlaces accesibilidad

'Brexit'

Johnson amenaza con elecciones el 15 de octubre tras el bloqueo del Parlamento británico a su 'Brexit' sin acuerdo

  • El primer ministro ha calificado de "rendición" el plan dirigido por los laboristas para evitar una salida abrupta de la UE
  • Su reacción llega después de que un Tribunal de Edimburgo haya considerado "legal" la decisión de cerrar el Parlamento

Por
Los varapalos en el Parlamento no disuaden a Johnson de un 'Brexit' el 31 de octubre

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha amenazado al líder opositor del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, con convocar nuevas elecciones parlamentarias el próximo 15 de octubre, al mismo tiempo que ha calificado de "rendición" el plan dirigido por los laboristas para tratar de evitar un Brexit sin acuerdo.

La reacción de Johnson llega justo después de que el Tribunal de Sesiones de Edimburgo haya dictaminado que el primer ministro actuó de acuerdo con la legalidad cuando decidió suspender temporalmente el Parlamento hasta pocos días antes de la salida de la Unión Europea (UE).

El juez Lord Raymond Doherty ha afirmado que la acción del Gobierno británico "no contraviene la ley", porque la potestad de suspender la Cámara de los Comunes "es un poder reservado al Ejecutivo".

El tribunal civil de mayor rango de Escocia se ha pronunciado así ante la demanda presentada por un grupo de más de 75 diputados británicos que, el mes pasado, pidió que se determinara si es legal clausurar las cámaras legislativas para evitar que los detractores de un Brexit o salida de la Unión Europea (UE) sin acuerdo puedan frenarlo.

Doherty argumenta que la cuestión no es asunto de los tribunales, ya que se trata de "un tema político" que debería ser juzgado por el Parlamento y el electorado.

"El Ejecutivo rinde cuentas ante el Parlamento"

Durante la lectura de su veredicto, el magistrado ha señalado que no está convencido de que la cuestión sea "justiciable", es decir, que la acción del Gobierno pueda en este caso ser llevada ante los tribunales, ya que, según dijo, "el Ejecutivo rinde cuentas ante el Parlamento". Es una "decisión política", señaló y añadió que, tomando en cuenta "la separación de poderes", no era voluntad del tribunal "interferir" en la labor gubernamental.

Lord Doherty concluye destacando que rechaza así la petición de los demandantes que pretendían que el caso fuese tildado de "ilegal" y "anticonstitucional".

Apelación al Tribunal Supremo

La diputada del Partido Nacionalista Escocés (SNP) Joanna Cherry, que ha liderado la demanda, ya ha dicho que apelarán esta decisión ante el Tribunal Supremo británico, que podría celebrar una vista el 17 de septiembre. Cherry ha afirmado en Twitter que considera que el juez "ha cometido un error de ley en este punto y en otros" y confirma que los demandantes buscarán "apelar de inmediato".

Entre los firmantes de esta demanda se encuentran también la líder de los Liberales Demócratas, Jo Swinson, varios parlamentarios laboristas e independientes y el activista Jo Maugham, de la asociación contraria al "brexit" "The Good Law Project", quien estuvo presente durante la lectura del dictamen judicial.

Johnson consigue así su primera victoria judicial, con lo que, por el momento, el Parlamento permanecerá cerrado entre el 10 de septiembre y el 14 de octubre, dejando así poco margen de maniobra a los diputados contrarios a una salida de la UE sin acuerdo.

Sin embargo, todo podría cambiar ante la posibilidad de que Johnson convoque elecciones generales anticipadas, si los parlamentarios entorpecen hoy su plan para abandonar el bloque comunitario aprobando una ley que impida hacerlo sin ningún tipo de pacto.

Adelante con el calendario previsto

El veredicto permite al "premier" seguir adelante con el calendario previsto, de modo que las sesiones de las cámaras se interrumpirán entre el 10 de septiembre y el 14 de octubre, cuando reabrirán tras el "Discurso de la reina", el acto que el Ejecutivo utiliza para detallar el programa político del siguiente ejercicio.

Aunque la decisión será recurrida ante el Tribunal Supremo, la acción no prosperará previsiblemente hasta el 17 de septiembre, con lo que Johnson logra así cierto oxígeno en un momento político muy delicado.

El primer ministro sufrió un duro varapalo este martes, cuando la oposición, gracias a la rebelión de 21 diputados conservadores, ganó una moción y obtuvo el control de la agenda parlamentaria para tratar de evitar una salida de la Unión Europea (UE) sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

Noticias

anterior siguiente