Enlaces accesibilidad

'Brexit', guerras comerciales y clima, entre las claves de la cumbre del G7 en Biarritz

  • El Brexit, las guerras comerciales y el clima serán algunos de los asuntos más importantes
  • Las divergencias entre Trump y el resto de socios son amplias

Por
Todo listo para la cumbre del G7 en Biarritz

Estados Unidos, Francia, Canadá, Italia, Alemania, Reino Unido y Japón forman el club de las economías más industrializadas del planeta, el llamado G7. El grupo, al que se suma una representación institucional de la Unión Europea (UE) se reúne entre el 24 y el 26 de agosto en Biarritz, en la costa del suroeste de Francia, muy cerca de la frontera española. Estas son las principales claves de la cumbre.

1. "Multilateralismo" vs. "proteccionismo"

La UE y los socios europeos del G7 mostrarán en Biarritz su disgusto por las políticas proteccionistas de la administración Trump, en especial las guerras comerciales que ha emprendido.

Los europeos esperan escuchar la opinión del presidente de EE.UU. sobre la marcha de la economía, y reiterarán su compromiso con una reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Es en este foro, argumentan, donde deben dirimirse las diferencias comerciales "sin recurrir a medidas proteccionistas o barreras comerciales", según fuentes de la delegación comunitaria citadas por Efe.

La ruptura entre Trump y el resto de miembros quedó en evidencia en la anterior cumbre, celebrada en 2018 en Canadá. El presidente estadounidense firmó la resolución final solo para desdecirse nada más subir al avión.

En junio de ese año, Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio de la UE, a lo que el bloque comunitario respondió con tasas a los productos estadounidenses por valor de 2.800 millones de euros. Washington decidirá además antes de noviembre si grava las importaciones de vehículos europeos. Otro de los puntos de fricción es la tasa que Francia quiere imponer a las empresas tecnológicas, como Google o Facebook, por sus ingresos fuera de sus países de origen. 

Identificaciones y restricciones de paso en Biarritz, así es la seguridad extrema por el G7

2. El Brexit y la nueva relación entre Washington y Londres

La salida del Reino Unido de la UE, prevista para el 31 de octubre, será otro de los platos fuertes.

Los Veintisiete esperan que el primer ministro británico, Boris Johnson, que acude a su primera cumbre internacional, les explique sus planes. Johnson insiste en renegociar el acuerdo de salida, pactado entre Bruselas y su antecesora, Theresa May, y en especial la llamada 'salvaguarda irlandesa'. Alemania se ha abierto a buscar una solución para evitar un Brexit duro, mientras Francia insiste en que no hay margen para renegociar.

Johnson buscará el apoyo de Trump, quien se ha manifestado a favor del Brexit e incluso ha hablado de un posible pacto comercial con el Reino Unido cuando abandone la UE. "Él [Johnson] y yo estamos muy alineados. Nos sentimos muy bien el uno con el otro. Creo que haremos un gran y fantástico trato comercial con el Reino Unido", dijo Trump el jueves.

Policías franceses patrullan Biarritz antes de la cumbre del G7

Policías franceses patrullan Biarritz antes de la cumbre del G7 Bertrand GUAY / AFP

3. El clima y los incendios de la Amazonia

La opinión pública mundial empieza a tomar conciencia de la gravedad del cambio climático, y entre los jóvenes se extiende el movimiento Fridays for Future, pero precisamente el clima es otro de los puntos de divergencia entre EE.UU. y el resto del G7. Trump retiró a su país del Acuerdo de París en 2017 y ni siquiera firmó la parte referente al medio ambiente en la resolución de la anterior cumbre. 

Francia quiere centrar las discusiones sobre el tema, previstas para el lunes 26, en la reducción de las desigualdades y en una "transición ecológica justa que preserve la biodiversidad y los océanos". Fuentes europeas citadas por Efe esperan que en Biarritz pueda salir un texto de compromiso respaldado por los distintos países pero no por todo el G7. 

A última hora también se ha colado la crisis ecológica más actual: el récord de incendios en el Amazonas. Macron ha anunciado su intención de tratar en el G7 lo que califica de "crisis internacional", provocando la ira del presidente brasileño, Jair Bolsonaro

4. Los ausentes: Rusia, China e Irán

Entre 2002 y 2014, el G7 era el G8. Rusia formó parte del club durante esos años hasta que fue excluida por la anexión de Crimea. Sin embargo, Moscú estará muy presente.

Trump, que ya el año pasado propuso el regreso de Rusia, ha vuelto a poner la cuestión sobre la mesa, pero solo Japón se ha mostrado abierto a discutirlo. La UE considera que las razones de la exclusión de Rusia "siguen siendo válidas hoy" y que "volver a invitarla de forma incondicional" sería "contraproducente y un signo de debilidad", según un alto funcionario europeo que ha hablado de manera anónima.

Cinco continentes - Putin y Macron, a las puertas del G7

La guerra comercial con China es otra de las grandes preocupaciones de las economías mundiales. Según el Fondo Monetario Internacional, podría provocar una reducción del 0,5% del crecimiento mundial para 2020.

Washington ha retrasado hasta el 15 de diciembre una nueva batería de aranceles del 10% a importaciones chinas, valorados en 300.000 millones de dólares, después de que la moneda china se devaluara causando fuertes pérdidas en Wall Street.

En cuanto a Irán, la tensión con Estados Unidos no ha hecho sino aumentar tras la retirada de Washington del pacto nuclear. Tres de los miembros del G7 (Francia, Reino Unido y Alemania) firmaron dicho acuerdo y continúan apoyándolo, al igual que la UE.

El presidente francés, Emmanuel Macronse ha reunido este viernes a puerta cerrada con el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif, antes de iniciarse las sesiones de la cumbre, para intentar acercar posturas.

Los controles de seguridad por el G7 colapsan el tráfico en la frontera con Francia

5. La contracumbre de Irún y las medidas de seguridad

Francia ha blindado Biarritz para garantizar la seguridad con un despliegue sin precedentes. Las amenazas a tener en cuenta son, según el Ministerio de Interior francés, el terrorismo y el ciberterrorismo, pero también las manifestaciones que puedan derivar en violencia. Recientes están los enfrentamientos en París entre las fuerzas de seguridad y los 'chalecos amarillos'.  "Si hay violencia, responderemos", ha advertido el ministro, Christophe Castaner.

España colabora con las autoridades francesas y ha movilizado a casi 7.000 agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y la Ertzaintza.

España participa con tres mil agentes en el dispositivo de seguridad para la cumbre del G7

A 34 kilómetros de Biarritz, en la ciudad española de Irún, las organizaciones y colectivos que participan en la contracumbre apuestan por las acciones pacíficas.

La plataforma que organiza la contracumbre considera que, con sus políticas de desregulación y austeridad, el G7 ha "impulsado las desigualdades sociales hasta niveles a los que jamás habían llegado en los últimos cien años".

Manifestantes de la contracumbre del G7 recorren en Hendaya con una pancarta en la que se lee:

Manifestantes de la contracumbre del G7 recorren en Hendaya con una pancarta en la que se lee: "G7: vuestro mundo se destruye, mientras el nuestro se construye". ANDER GILLENEA / AFP

Noticias

anterior siguiente