Enlaces accesibilidad

Guerra comercial

Wall Street se recupera después de la intervención de China para estabilizar el yuan

  • Las Bolsas europeas, sin embargo, vuelven a cerrar en números rojos por el temor a la guerra de divisas
  • El asesor económico de Trump asegura que están dispuestos a retomar las negociaciones con Pekín

Por
Persiste la tensión entre Estados Unidos y China por una posible guerra de divisas
Persiste la tensión entre Estados Unidos y China por una posible guerra de divisas REUTERS / Thomas White/File Photo

Wall Street ha vuelto al verde este martes después de que China haya intervenido para estabilizar el yuan. La Bolsa de Nueva York ha recuperado así parte de las pérdidas de este lunes -cuando cerró con su mayor descenso porcentual de todo el año- después de que Pekín dejara caer su moneda a niveles de 2008 como respuesta al anuncio de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos. Sin embargo, el temor a una guerra de divisas sí ha castigado por segundo día consecutivo a las bolsas europeas, que han registrado números rojos aunque con caídas más moderadas que las de la anterior jornada.

En la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales ha subido el 1,21%, mientras que el S&P 500 ha ascendido un 1,30%. Por su parte, el índice Nasdaq, donde cotizan los principales grupos tecnológicos, ha sido el que más ha repuntado, un 1,39%. El lunes, estos tres índices cayeron un 2,9%, un 2,98% y un 3,47%, respectivamente.

En España, el IBEX 35, el principal indicador de la Bolsa de Madrid, ha retrocedido un 0,89% hasta situarse en los 8.699,4 puntos, un nivel que no tocaba desde el 4 de enero pasado, informa Efe. Las ganancias acumuladas en lo que va de 2019 se quedan así en el 1,87%.

El resto de bolsas europeas han terminado también 'rojo', a pesar de que a lo largo de la jornada llegaban a cotizar en positivo. Así Londres ha caído el 0,72%; Fráncfort, el 0,78%; París, el 0,13%; y Milán, el 0,68%. Antes, las Bolsas de Tokio habían caído un 0,65% y Shangai, un 1,6%.

Después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciara el pasado jueves la imposición de nuevos aranceles a los productos del gigante asiático, este lunes Pekín dejó caer el yuan hasta cambiarse a siete unidades el dólar, una cotización que no se veía desde hace once años, para hacer más competitivos sus productos. Estados Unidos reaccionó llamando a China "manipulador de divisas" y amenazó con tomar represalias.

China niega que esté usando la devaluación de su moneda

Este martes, el Banco Popular de China ha asegurado en un comunicado que "nunca ha utilizado y nunca utilizará" el tipo de cambio del yuan "como una herramienta" en el conflicto comercial con EEUU y ha tomado dos medidas.

Por un lado ha establecido el punto medio diario de negociación del yuan frente al dólar en 6,9683 unidades, ha informado EFE Dow Jones. No obstante, la moneda china se ha depreciado posteriormente y cotiza ahora en torno a los 7,02 yuanes por dólar. Además, el banco central chino ha anunciado que emitirá letras en Hong Kong por 30.000 millones de yuanes, una medida que puede limitar las ventas a corto de la divisa.

Frances Cheung, responsable de estrategia macroeconómica para Asia de Westpac Banking, considera que, con estas dos medidas, el Banco Popular de China "está mandando señales de que le gustaría mitigar la depreciación del yuan", según un comentario recogido por EFE Dow Jones.

Estados Unidos: "Estamos dispuestos a negociar"

El asesor económico principal del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, ha sostenido este martes que la economía de China "se está desmoronando" como consecuencia de la disputa comercial y ha reiterado que Washington está listo para retomar las "negociaciones" a comienzos de septiembre.

"La economía china se está desmoronando. Ya no es la potencia que era hace 20 años", ha afirmado Larry Kudlow, asesor económico principal del presidente estadounidense, Donald Trump, en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

Kudlow ha subrayado que "China está siendo dañada significativamente, mucho más que EEUU" por la guerra comercial, al remarcar que la economía estadounidense es "muy fuerte". El asesor económico de Trump, no obstante, dejó abierta la puerta a retomar las conversaciones bilaterales para alcanzar un acuerdo.

"El presidente y nuestro equipo está planeando una visita China en septiembre. Estamos dispuestos a negociar. Movimientos hacia un buen pacto serían muy positivos y podrían cambiar la situación arancelaria. Pero claro, de nuevo, puede que no sea así", ha advertido.

"Si la economía mundial se debilita, nosotros podremos vender menos"

Noticias

anterior siguiente