Enlaces accesibilidad

Yemen

Dos ataques de los rebeldes hutíes en una misma ciudad de Yemen dejan casi medio centenar de muertos

  • Al menos 36 personas han muerto en un atentado contra una ceremonia de graduación militar en Adén
  • Posteriormente, un ataque suicida ha matado a 13 policías en la misma ciudad

Por
El desfile militar en el puerto de Adén, en Yemen
El desfile militar en el puerto de Adén, en Yemen REUTERS/Fawaz Salman

Dos ataques atribuidos a los rebeldes hutíes de Yemen han dejado este martes casi medio centenar de muertos en Adén, la principal ciudad de la zona que aún controla el Gobierno que respalda la coalición internacional que lidera Arabia Saudí, en lo que supone una de las ofensivas más mortíferas de los rebeldes en la guerra civil que asuela el país desde 2015.

El primero de los ataques se ha producido durante la celebración de un desfile militar en la ciudad portuaria, con motivo de una ceremonia de graduación, y ha dejado 36 muertos, según el último balance del Ministerio de Interior yemení, que, en el mismo comunicado, también ha informado de un atentado suicida que ha causado la muerte de 13 policías.

Las autoridades yemeníes atribuyen ambos atentados a la milicia rebelde, una guerrilla chií que cuenta con el apoyo de gobiernos como el de Irán y controla buena parte del territorio, incluida la capital, Saná; sin embargo, los hutíes solo se han responsabilizado, por el momento, del primer ataque.

Ruptura de la tregua

Así, el canal de televisión de los rebeldes, Al Masirah, ha detallado que se había utilizado para el atentado un misil balístico de medio alcance y un dron armado. Además, desde ese medio de comunicación se ha afirmado que el desfile "estaba siendo utilizado para preparar un avance en la zonas de Taiz y Dalea", según un militar del movimiento.

Un testigo de la agencia Reuters ha dicho haber visto al menos nueve cuerpos en el suelo en el lugar donde se estaba celebrando el desfile, un campamento militar dentro del distrito de Al Jalaa. "Un grupo de soldados estaba llorando junto a un cuerpo, que parece ser el del comandante", ha explicado la fuente.

A finales de 2018, el Ejército yemení y los hutíes sellaron un alto el fuego en algunas zonas del país, como la provincia de Al Hudeida, la capital homónima y los puertos de Al Hudeida, Salif y Ras Eissa. Este acuerdo, amparado por la ONU, fue acogido con gran entusiasmo por la población, después de años de conflicto. No obstante, el quebrantamiento de este tipo de alianzas ha sido un comportamiento reiterado.

La región, además de ser asolada por la violencia, desde hace tiempo padece de una severa hambruna que distintos organismos se han encargado de denunciar. "Es la peor situación humanitaria en el mundo", declaró Carl Skau, representante sueco de la ONU.

Noticias

anterior siguiente