Enlaces accesibilidad

La Reserva Federal baja los tipos de interés en EE.UU. por primera vez desde 2008 para sostener el crecimiento

  • El banco central vira en su política monetaria y rebaja la tasa rectora un cuarto de punto, entre el 2 % y el 2,25 %
  • Justifica la decisión, que no ha obtenido unanimidad, en la baja inflación y en la debilidad de la economía global

Por
La Fed baja los tipos de interés en EE.UU. por primera vez desde 2008 para sostener el crecimiento

La Reserva Federal de Estados Unidos ha consumado el cambio de rumbo de su política monetaria y, por primera vez en más de una década, ha recortado los tipos de interés del dólar, que ahora se situarán en el rango entre el 2 % y el 2,25 %, en un intento por sostener el crecimiento económico del país frente a la desaceleración global y las turbulencias causadas por las disputas comerciales con China.

La rebaja del precio del dinero es la primera desde antes de la crisis, después de que en 2015 se iniciara una senda de subidas que elevaron la tasa rectora desde el mínimo histórico fijado en diciembre de 2008, cuando se situó entre el 0 % y el 0,25 %, hasta el rango entre 2,25 % y 2,5 % en el que quedó fijada en diciembre del año pasado. Un recorte preventivo de un cuarto de punto, en línea con lo pronosticado por los analistas, que ya habían descontado el movimiento ante los últimos mensajes de los miembros la Reserva Federal.

Es un seguro contra los riesgos de un crecimiento global débil y la incertidumbre en las políticas comerciales

"El panorama para la economía de Estados Unidos es favorable y esta medida está diseñada para respaldar ese panorama", ha argumentado el presidente de la Fed, Jerome Powell, en la rueda de prensa posterior a la reunión. "Tiene la intención de actuar como seguro contra los riesgos de un crecimiento global débil y la incertidumbre en las políticas comerciales, ayudar a compensar los efectos que estos factores están teniendo sobre la economía y promover un retorno más rápido de la inflación a nuestro objetivo del 2 %", ha añadido.

De igual forma, la nota emitida por la junta de gobernadores justifica la decisión tanto en las perspectivas de la coyuntura internacional como en la ausencia de presiones que empujen al alza los precios: "A la luz de implicaciones de los acontecimientos globales sobre las perspectivas económicas, así como la escasas presiones inflacionistas, el Comité ha decidido bajar el rango objetivo de la tasa rectora entre el 2 % y el 2,25 %", explica.

Recorte mínimo y sin unanimidad

Es un recorte que se queda por debajo de lo que hubiera deseado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien lleva meses presionando a la Fed para que lleve a cabo una rebaja sustancial de los tipos de interés que permita al país ganar competitividad frente a sus rivales comerciales. "La Fed subió [los tipos] muy pronto y demasiado", insistía este mismo lunes, en un mensaje colgado en Twitter, en el que acusaba al organismo de mutilar "el potencial de creación de riqueza" del país y advertía: "¡Un recorte pequeño no es suficiente!".

Sin embargo, la Reserva Federal, que a finales del año pasado aún apostaba por una política acomodaticia de subidas progresivas para devolver las tasas de interés a niveles más cercanos a los de antes de la crisis, ha optado por la prudencia, con un recorte mínimo que sirve para prevenir los efectos de la desaceleración global y de la guerra comercial entre Washington y Pekín.

La decisión, con todo, no ha contado con la unanimidad de los miembros de la junta de gobernadores: ocho de ellos, incluidos el presidente, Jerome Powell, y el vicepresidente, John Williams, han apoyado la rebaja de tipos, mientras que otros dos, Esther George y Eric Rosengren, han votado en favor de mantener la tasa rectora sin cambios.

La nota, en cualquier caso, no descarta nuevos recortes en próximas reuniones, si bien señala que el Comité "evaluará las condiciones económicas reales y esperadas en relación con su objetivo de pleno empleo y el objetivo simétrico para la inflación del 2 %". En este sentido, la junta de gobernadores advierte de que "las incertidumbres sobre las perspectivas [de crecimiento e inflación] se mantienen".

14 horas - ¿Cómo repercute a Europa la rebaja de tipos de EE.UU?

La buena salud de la economía estadounidense

Lo cierto es que la economía estadounidense muestra todavía una considerable solidez y sigue prolongando la que ya es la mayor racha de crecimiento continuado de su historia, por encima de una década, aunque evidencie ciertos síntomas de desgasteen el segundo trimestre, Estados Unidos creció aún al 2,1%, un punto menos que en el primero, y la tasa de paro está en el 3,7 %, cerca de su nivel más bajo en medio siglo.

La propia Fed lo reconoce en su nota, que recalca como "el mercado laboral se mantiene fuerte y la actividad económica ha subido a un ritmo moderado. La creación de empleo ha sido sólida, de media, en los últimos meses, y la tasa de desempleo continúa baja".

Aunque también señala que las expectativas de inflación -el principal indicador que guía las decisiones de los bancos centrales- a medio plazo "siguen bajas". En concreto, su previsión es que en los próximos doce meses "la inflación general y los precios de bienes que no sean alimentos y energía estén por debajo del 2 %", lo que apuntaría a una desaceleración de la economía.

Por ello, la Reserva Federal se ha decidido por completar un viraje que apuntale que apuntale ese crecimiento y que ya han probado varios bancos centrales de todo el mundo, incluido el Banco Central Europeo, que, si bien mantiene los tipos de interés en el 0 %, ha abierto la puerta a nuevas medidas para estimular la economía, sobre todo ante las perspectivas de que la inflación, también la zona del euro, siga en niveles bajos.

Noticias

anterior siguiente