Enlaces accesibilidad

A España se le resiste la coalición

  • PSOE y Podemos fracasan en su intento de gobernar juntos. España nunca ha tenido un Gobierno de más de un partido
  • Rajoy, Zapatero, Aznar y González hicieron ofertas que no cuajaron. Comunidades y ayuntamientos sí han superado la prueba

Por
 Reunión Sánchez e Iglesias
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante una reunión con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. EFE

Lo que es normal en numerosos países europeos, no termina de calar en España. La "oportunidad histórica perdida", en palabras del presidente en funciones, Pedro Sánchez, de fraguar un gobierno de coalición se ha topado con el muro de la falta de entendimiento absoluta entre PSOE y Podemos, incapaces de cerrar una pacto. 

La Moncloa se resiste a ser compartida y desde que Adolfo Suárez se convirtiera en presidente con la UCD en 1977 en las primeras elecciones legislativas, diferentes presidentes de PSOE y PP han ido sucediéndose con gobiernos monocolor. En una sucesión lógica derivada del multipartidismo y de la fragmentación del voto, las etapas de mayoría absoluta dieron paso a las de minoría con apoyos parlamentarios, pero no termina de llegar a una tercera etapa de ministerios compartidos, superada con éxito en muchos países europeos y también en nuestros ayuntamientos y comunidades.

Tras la investidura fracasada de Pedro SánchezPodemos se abre a seguir intentando ese gobierno a dos, pero los socialistas dan por cerrada la vía de la suma con la formación de Iglesias. "Podemos ha rechazado un gobierno de coalición y rechazado queda", dijo este viernes la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo. "No hay vía en esa dirección", quiso dejar claro. El PSOE volverá a la casilla de salida para "explorar nuevas alternativas". Podemos ya no es "socio preferente" y vuelven a igualar a PP, Ciudadanos y a la formación de Pablo Iglesias para negociar. 

Rajoy, Zapatero, Aznar y González hicieron intentos

Esta es la vez que España ha estado más cerca de un gobierno conjunto, pero otros presidentes hicieron intentos, amagos y ofrecimientos que no llegaron a cuajar. 

En 2016, ante el bloqueo político que vivió Mariano Rajoy para ser investido presidente, lanzó una propuesta de gran coalición 'a la alemana' a PSOE y Ciudadanos. Nunca se llegó ni siquiera a negociar y finalmente la abstención traumática de los socialistas tras la repetición de elecciones le permitió seguir en La Moncloa. 

Antes que él, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente gracias a la "geometría variable", término que acuñó para abogar por apoyos puntuales de Gobiernos en minoría. Modelo preferido por Sánchez que, tras ganar las elecciones del 28A, insistió en formar un gobierno en solitario al que se negó Podemos desde el minuto uno para darle su apoyo. Zapatero prefirió gobernar solo con acuerdos y es lo que Sánchez prefiere y volverá a intentar de aquí a septiembre. 

Hay que remontarse a los 90 para encontrar las primeras experiencias de intentos de coalición, todas ellas fallidas. Así, Felipe González se planteó sentar en su Consejo de Ministros a Jordi Pujol (CiU) y a Xabier Arzalluz (PNV), que prefirieron pactar desde fuera del Gobierno; y José María Aznar, que como González también se vio obligado a pactar con nacionalistas, cerró el pacto del Majestic con Pujol. En ese tiempo también se habló de "alianza de gobierno" aunque el gobierno solo fue monocolor. Incluso el nacionalista Josep Antoni Duran i Lleida reveló en 2011 que Zapatero le ofreció ser ministro.

Comunidades y ayuntamientos no tienen miedo a la coalición

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos sí han superado la prueba de la coalición entre numerosos partidos, a dos o más bandas. De hecho, la unión imposible entre PSOE y Podemos sí se ha llegado a fraguar en Castilla-La Mancha, aunque duró poco; en Valencia, donde se ha reeditado esta legislatura; en Baleares, donde también se ha consolidado; y en Canarias, donde una unión de izquierdas ha desbancado a Coalición Canaria tras casi 30 años en el poder.

Los pactos PSOE-Podemos en las comunidades autónomas

En Cataluña, además de tripartitos de izquierdas de PSC, ERC e ICV, la nota dominante desde hace años es la de gobierno conjunto de independentistas con ERC y Junts per Catalunya como compañeros. En el País Vasco, el PNV gobernó varios años con el PSE y más adelante con EA y EB.

De igual modo, ha habido y hay Ejecutivos en coalición en territorios como Aragón, Navarra, Cantabria, Asturias y Andalucía.

Queda hasta septiembre para intentar el pacto PSOE- Podemos, aunque ahora los socialistas parecen tener otros planes.

Noticias

anterior siguiente