Enlaces accesibilidad

El BBVA cree que España crecerá más, hasta un 2,3% este año, pero advierte de riesgos por la incertidumbre política

  • En el informe eleva una décima la previsión de crecimiento y apunta que se crearán 810.000 empleos hasta fin de 2020

Por
El BBVA eleva una décima su previsión de crecimiento para España este año, hasta el 2,3%

El crecimiento va mejor de lo previsto pero la incertidumbre política supone un riesgo para la economía española. Esa es la conclusión que se desprende del informe publicado por BBVA Research en el que revisa al alza una décima su previsión de crecimiento del PIB, hasta el 2,3% este año.

El servicio de estudios de la entidad mantiene en el 1,9% su pronóstico para 2020, con una estimación de 810.000 nuevos puestos de trabajo en el conjunto de los dos años, hasta reducir la tasa de paro al 12,2% en 2020.

En la presentación de Situación España, el economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, apunta que España sigue viviendo en una senda de desaceleración gradual y la situación de vulnerabilidad de la economía "sigue siendo alta". En los próximos trimestres, la expansión seguirá, sustentada en una recuperación progresiva global, en una política monetaria más acomodaticia y en unos precios de petróleo más bajos.

La semana pasada, la ministra de Economía en funciones avanzó que el Gobierno iba a subir la previsión de crecimiento para este ejercicio (actualmente en el 2,2%), pero sin concretar una cifra.

Incertidumbre política

La incertidumbre sobre la política económica continúa en "niveles altos y es una fuente principal de inestabilidad", por la falta de Gobierno, mientras que la fragmentación del arco político tras las elecciones generales hace más difícil alcanzar acuerdos y continuar con la recuperación, lo que incide en la menor demanda interna, según la entidad.

Las dudas de los hogares podrían afectar al gasto ya que "la renta bruta disponible ha aumentado algo menos de lo previsto considerando el alza del salario mínimo interprofesional, en las pensiones o en las remuneraciones a los empleados públicos", indica el documento.

La falta de consensos cobra relevancia ante el posible agotamiento de la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE) que permitió mantener el crecimiento de la demanda interna, según el informe. La entidad considera que "cada vez será más evidente la necesidad de otro tipo de políticas que ayuden a impulsar, sobre todo, el gasto en inversión".

Advierte de que, en el caso de España, la capacidad de utilizar las cuentas públicas es limitada, por lo que la manera de estimular la economía sería a través de medidas que mejoren la competitividad o vinculadas al mercado laboral.

El responsable de Análisis Económico del BBVA Research, Rafael Doménech, ha indicado otros factores que podrían lastrar el crecimiento, como algunas incertidumbres internas vinculadas a los cambios en la regulación del sector inmobiliario o en el salario mínimo.

Noticias

anterior siguiente