Enlaces accesibilidad

La población en riesgo de pobreza o exclusión social regresa a su nivel más bajo de los últimos ocho años

  • El 36% de los españoles no pueden afrontar gastos imprevistos y el 10,4% tiene mucha dificultad para llegar a fin de mes
  • Uno de cada diez llega a fin de mes con "mucha dificultad" y el 3,6% no puede comer carne, pollo o pescado cada dos días

Por
La población en riesgo de exclusión social regresa a su nivel más bajo de los últimos ocho años

España regresa a los niveles de riesgo de pobreza o exclusión social que marcaba hace ocho años. El 26,1% de población del país se encontraba en esa situación en 2018, con lo que se recupera parte del terreno perdido durante los años de la crisis económica, según la Encuesta de Condiciones de Vida publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por edades, el informe -elaborado con los ingresos de individuos y hogares durante 2017, último año con datos disponibles- revela que, por primera vez desde que hay datos, el porcentaje de jóvenes que se encuentra en esta situación se situó por debajo el 30%, su nivel más bajo. Mientras, los mayores de 65 años incluidos en ese criterio sigue aumentando por cuarto año consecutivo y ya es del 17,6%.

La tasa de riesgo de pobreza o exclusión social AROPE (por sus siglas en inglés, At Risk Of Poverty or social Exclusion) se creó en 2010 para medir la pobreza relativa en Europa ampliando el concepto de la tasa de riesgo de pobreza, que solo contempla los ingresos.

Así, se entiende que una persona se encuentra en esta situación cuando está en uno de estos tres casos: riesgo de pobreza -tienen unos ingresos inferiores al 60% de la mediana-, carencia material -no puede afrontar determinados gastos o acceder a algunos productos o servicios- o con baja intensidad en el empleo -trabaja menos de un 20% de su potencial-.

De forma complementaria a la tasa AROPE se construye un indicador de intersección entre las poblaciones que se encuentran en cada una de las tres situaciones. Así, en 2018 (y con datos de renta de 2017), un 1,4% de la población -en total 657.000 personas- estaba a la vez en situación de riesgo de pobreza, con carencia material severa y con baja intensidad en el empleo.

Menos riesgo de pobreza o exclusión social con más estudios

La estadística recoge que a mayor formación, menor riesgo de pobreza. El 33,8% de la población que ha alcanzado un nivel educativo equivalente a educación secundaria de primera etapa y el 33,7% que ha llegado a la educación primaria estaban en esa situación, mientras que cuando el grado alcanzado es el de educación superior, dicha tasa se reduce hasta el 12,6%.

Por tipo de hogar, la mitad de quienes viven en hogares formados por un adulto con hijos dependientes están en riesgo de pobreza o exclusión social, un problema mucho menos presente en los hogares sin niños dependientes, donde afecta al 22% del total. En esta línea, el 59% de los parados estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 15,1% de los jubilados.

La pobreza también discrimina según nacionalidades entre los residentes en España, de modo que el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza o exclusión social es del 23,1% para los españoles, del 47,7% para los extranjeros de la Unión Europea y del 56% para quienes no son de la UE.

El 21,6% de la población, en riesgo de pobreza

La tasa AROPE se compone de tres criterios. Uno de ellos es el de la población en riesgo de pobreza, que no mide la pobreza absoluta, sino cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población.

Esa tasa revela que el 21,5% de los habitantes de España se encuentran en esta situación, un nivel similar al del año anterior (cuando fue del 21,6%). Entre los menores de 16 años la tasa sube al 26,2% del total (casi dos puntos menos que en 2017).

En 2018 el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona (calculado con los datos de ingresos de 2017) se situó en 8.871 euros, un 4,1% más que el estimado en el año anterior. En hogares compuestos por dos adultos y dos menores de 14 años, dicho umbral fue de 18.629 euros.

Un tercio ni puede afrontar gastos ni irse una semana de vacaciones

Según el INE, el 36% de los hogares españoles no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos y el 34,2% no puede permitirse ir de vacaciones ni una semana al año. Pese a ser unas tasas elevadas, ambas son las más bajas desde que hay datos. Además, el 10,4% de los hogares llega a fin de mes con "mucha dificultad".

Otro de los datos que arroja la Encuesta de Condiciones de Vida es que el 7,3% del total de hogares se retrasa en pagos tan básicos como la hipoteca, el alquiler, el gas, la electricidad o la comunidad. Y que el 9,1% no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada, una cifra que supera en 1,1 puntos a la de un año antes.

El INE revela que el 5,5% de los hogares no puede permitirse tener un ordenador personal, el 5,1% no puede afrontar el gasto que supone un coche y que el 3,6% no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.

Noticias

anterior siguiente