Enlaces accesibilidad

Mascotas

Los abandonos de perros y gatos aumentan levemente, según la Fundación Affinity

  • El informe anual 'Él nunca lo haría' es el único que actualmente ofrece datos a nivel nacional
  • "Es orientativo, pero se agradece que escandalice y haga reflexionar", dicen las protectoras

Por
Imagen de un perro en una perrera.
Imagen de un perro en una perrera. fundacion-affinity.org

La Fundación Affinity ha publicado este martes su informe anual sobre el abandono de perros y gatos, titulado 'Él nunca lo haría', que recoge datos de 2018 ofrecidos por 327 entidades, desde asociaciones protectoras de animales a organismos públicos. El mismo arroja la cifra de 138.407 animales abandonados, la mayoría perros (104.688), un centenar más que en 2017. [Informe 'Él nunca lo haría' de la Fundación Affinity, en PDF]

"Es una cifra orientativa, porque recoge solo los datos de aquellas asociaciones que voluntariamente los aportan y no están los albergues de carácter público", nos advierte la presidenta de la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Madrid (FAPAM), Matilde Cubillo, quien no obstante valora la intención concienciadora del informe: "Se agradece que consiga escandalizar a la gente acerca del problema de los abandonos" y añade una estimación sobre los mismos: "Pueden ser más del doble y del triple".

El mérito que le otorgan entidades como FAPAM al informe es que sea, a día de hoy, el único ensayo de ámbito nacional que ofrece cifras de abandonos de perros y gatos, una población que, según datos de la propia fundación, asciende a 6,3 millones de los primeros y 3,8 millones de los segundos.

A partir de las cifras principales, hacen una comparativa con informes precedentes y se constata un leve repunte en los últimos tres años desde que en 2015 se bajara de la barrera de 140.000 abandonos. Teniendo en cuenta el censo total, los abandonos son un 1,7% en el caso de los perros y casi un 1% de gatos, siempre según los datos del informe.

En términos generales, el 18,2% de los animales fueron devueltos a sus dueños y un 42,7% fue adoptado, lo que significa que una mayoría (60,9%) siguió teniendo de alguna manera un hogar. Dichos porcentajes difieren luego según las especies, puesto que en los perros es un 43% y 25% los adoptados y devueltos, mientras que de los gatos son adoptados un 41,8% y solo son devueltos un 3,3%.

En este punto entran en la estadística los gatos callejeros, ya que un 13,5% de los gatos recogidos por los refugios o protectoras que han participado en el estudio fueron reubicados en colonias. Las asociaciones de protección de los animales gestionan en su mayoría estas colonias, se encargan de la esterilización de los gatos y de su bienestar.

La importancia del microchip

Para la devolución de un animal a su anterior dueño, las asociaciones valoran la implantación del microchip identificativo, aunque solo el 34,3% de perros y un 4,5% de los gatos encontrados en 2018 lo llevaba. De entre los animales devueltos, el informe destaca que un 61,1% llevaba el mecanismo implantado. En cuanto al resto, los no devueltos, llama la atención que un 45,5% de los dueños localizados rechazó recuperarlos, por delante de otros motivos como datos incorrectos en el microchip (27,9%).

Entre los motivos declarados por los propietarios a las protectoras para justificar el abandono, las tres principales causas son las camadas no deseadas (15,3%), el fin de la temporada de caza (12,6%) y el comportamiento del animal (10,8%), relegando al cuarto puesto los motivos económicos (10,7%), que habían estado por delante en 2016 y 2017.

“Sin duda para prevenir el problema del abandono es clave reflexionar antes de incorporar a nuestra familia un animal de compañía, educarlos para mejorar su comportamiento; esterilizarlos para que no tengan crías que no podamos mantener e identificarlos correctamente. Asegurarnos de que estamos preparados para que sean uno más en nuestro hogar”, afirma la directora de la Fundación Affinity, Isabel Buil, en declaraciones facilitadas por la propia entidad.

Teniendo en cuenta que en España se contabilizan más perros pequeños (52,5%) que medianos y grandes (29,5% y 18%), se deduce que estas dos últimas tipologías son proporcionalmente las más abandonadas, y no solo cuantitativamente: un 49,1% de los que llegan a las protectoras son medianos y un 27% son grandes. En cuanto a la edad, un 62,2% de los abandonos se producen en la edad adulta, seguidos por un 24,5% de cachorros y un 13,3% de ancianos. Unos datos de edad y tamaño que no desentonan con las causas de abandono citadas anteriormente.

Lo mismo se puede decir de los gatos, siendo un 49,3% de los abandonados adultos y un 40,5% cachorros por solo un 10,2% sénior. Camadas no deseadas, en el caso de los domésticos, y las no controladas de los callejeros aumentan el porcentaje de cachorros.

No se abandona necesariamente más en verano

Según las cifras del estudio, existe una proporcionalidad a lo largo de todo el año en lo que al abandono de perros se refiere. El porcentaje de perros abandonados se reparte en 33-35-32 entre los tres cuatrimestres del año. Sí que hay una diferencia en los porcentajes de gatos: 24-44-32, pero el informe aclara que el segundo cuatrimestre coincide con la época de cría de los gatos.

Cabe concluir, por tanto, que no se abandonan más animales en los meses de verano como tradicionalmente se pensaba a la vista de las campañas de publicidad que trataban de concienciar antes de las vacaciones.

Noticias

anterior siguiente