Enlaces accesibilidad

La selectividad única para toda España, a examen

  • Un grupo de estudiantes ha entregado esta semana en el Ministerio 180.000 firmas a favor de unificar la EBAU
  • El Gobierno rechaza la selectividad única pero se abre a "homologar" los criterios de corrección, como la ortografía

Por
Una estudiante se enfrenta a un examen de la selectividad en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona
Una estudiante se enfrenta a un examen de la selectividad en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona EFE/ Marta Pérez

Alea iacta est. La suerte está echada para los 300.000 alumnos que han realizado los exámenes de Selectividad en las dos últimas semanas en España, pero el debate sobre si esta prueba de acceso a la universidad -que supone el 40% de la nota final para optar a una carrera- debe ser única en todo el país se ha quedado sobre la mesa.

Este mismo lunes, cinco estudiantes entregaron más de 180.000 firmas en el Ministerio de Educación para que estos exámenes -conocidos ahora como EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad) o EvAU (Evaluación para el Acceso a la Universidad) en función de la comunidad autónoma- sean iguales en todo el territorio porque de lo contrario, sostienen, no se garantiza la igualdad de oportunidades.

El Gobierno, actualmente en funciones, rechaza una selectividad única -como reclaman también el Partido Popular y Ciudadanos- pero sí se ha abierto a "homologar" los criterios de corrección con comunidades y universidad. Se pone de ejemplo la ortografía para evitar que una falta penalice más en unas autonomías que en otras -como sucede actualmente- ya que una décima arriba o abajo puede determinar que no se pueda estudiar la carrera deseada.

Firmas para pedir una "EBAU justa"

"La dificultad no está en el hecho de aprobar el examen, que lo hace el noventa y tanto por ciento, sino en sacar buena nota" ya que cualquier "pequeña diferencia" puede impedir acceder a los estudios que se quieren cursar. Así lo explicaba esta semana a las puertas del Ministerio de Educación, Roberto Castrillo, el joven leonés de 19 años que el año pasado creó la petición "Mismo examen de selectividad para todas las comunidades: por una EBAU justa" en la plataforma Change.org, en declaraciones a los medios recogidas por Efe y Europa Press.

Castrillo, que actualmente estudia Farmacia y Biotecnología en la Universidad Europea de Madrid, explicaba que su "objetivo es que la selectividad sea igual porque los estudiantes después" pueden "acceder a cualquier universidad de España, y por eso no deberían existir diferencias de dificultad".

14 horas - Casi 180.000 firmas piden una selectividad única

La petición experimentó un crecimiento de las firmas después de la polémica por el examen de Matemáticas II en la Comunidad Valenciana. De hecho, otra de las estudiantes que acudió a Educación con Roberto es María Ferrer. Una estudiante valenciana que cree que por este examen no le dará la nota para entrar en Medicina a pesar de que su nota media en Bachillerato es de 9,5.

El Gobierno rechaza una prueba única

La ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, ha rechazado de plano una selectividad única para toda España, pero ha anunciado la puesta en marcha de un "grupo técnico de trabajo y estudio" en el seno de la Conferencia Sectorial en la que están presentes comunidades autónomas y universidades para "homologar si cabe las formas de corrección" con el fin de que "todo el mundo tenga igualdad de oportunidades".

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del pasado viernes 14 de junio, Celaá defendió que la prueba de selectividad "está funcionando muy bien durante los últimos años" y que "siempre en estas fechas se suscita esta cuestión porque siempre que hay un examen que se considera que tiene un grado de dificultad mayor". Sin embargo, añadió que esto no ocurre solo en la Selectividad, sino que ocurre entre centros educativos, en un mismo centro entre profesores que dan una misma materia, etc... "Esto forma parte de la naturaleza humana", resumió.

Educación rechaza la selectividad única pero se abre a "homologar" los criterios de corrección

Fuentes del Ministerio de Educación explican a RTVE.es que será este grupo del trabajo el que tendrá que hacer un "diagnóstico" de la situación antes de tomar cualquier decisión. Recalcan que el actual Gobierno está en funciones y que lo único que está de momento sobre la mesa es la unificación de los criterios de corrección si así se considera necesario. Si se va más allá -con la exigencia, por ejemplo de que los exámenes tengan el mismo tipo de preguntas aunque no sean iguales- no se contempla por ahora.

Los rectores defienden que la EBAU "funciona bien"

Las universidades rechazan también una selectividad única. La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) defendió en un comunicado difundido el pasado 5 de junio que la actual selectividad "es una prueba de acceso a la universidad que funciona bien" y que "no hay ningún informe académico que sostenga con datos contrastados que hay pruebas más fáciles que otras". Es cada comunidad, recordaban, la que decide, "dentro de unos márgenes muy tasados, qué examen concreto pone".

La CRUE sostiene que "las diferencias que pueda haber en los resultados (...) no se explican por la mayor o menor dificultad de las evaluaciones (...), sino por otro tipo de condicionantes socioeconómicos" y que son estas diferencias las que la conferencia de rectores "quiere estudiar en profundidad para trasladar al Gobierno que corresponda una propuesta que mejore, aún más, la igualdad de oportunidades que ya existe".

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - La CRUE no cree en el debate sobre la desigual dificultad de la EVAU

Entrevistado en RNE el pasado día 6, el secretario ejecutivo de la CRUE y vicerrector de alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, Julio Contreras, defendía que la igualdad de oportunidades está garantizada a pesar de que haya 17 pruebas de acceso a la universidad distintas al igual que hay en cada comunidad "cientos de exámenes" diferentes de Bachillerato. "Un examen diferente no es un examen desigual", añadía Contreras.

PP y Ciudadanos piden una selectividad única

El Partido Popular y Ciudadanos han registrado en el Congreso de los Diputados sendas iniciativas para la puesta en marcha de una prueba de selectividad única al entender que el sistema actual no garantiza la igualdad de oportunidades. Desde las comunidades autónomas de Galicia, Castilla y León y Andalucía, se ha pedido también una única prueba.

La proposición no de ley del PP plantea que el Congreso inste "al Gobierno, en coordinación con las comunidades autónomas y la comunidad educativa, a promover la implantación de una prueba única en todo el territorio español de Evaluación del Bachillerato y Acceso a la Universidad (EBAU), a fin de garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso y la admisión de todos los alumnos al Sistema Universitario Español, con independencia del lugar en el que realicen la prueba". Los 'populares' sostienen que el hecho de que las pruebas actuales sean diferentes en cuanto a "contenidos, estructura o criterios de corrección" está produciendo una "distorsión en el sistema" que puede tener "demoledoras consecuencias" para los estudiantes.

La proposición no de ley de Ciudadanos, por su parte, insta al Gobierno a "abrir un proceso de negociación, en el seno de la Conferencia Sectorial, para desarrollar un sistema de Evaluación del Bachillerato para Acceso a la Universidad homogéneo que garantice la igualdad tanto en los contenidos como en los criterios de evaluación y corrija los desajustes territoriales que existen tanto en los resultados como en el consecuente acceso a la universidad". La formación naranja pone de relieve en su texto lo "sorprendente" que es el hecho, en su opinión, de que comunidades con buenos resultados en PISA estén por debajo de otras en las pruebas de selectividad.

Qué diferencias hay entre comunidades autónomas

No existe, como apuntaba la CRUE, una investigación que haya comparado las 17 pruebas de selectividad en su conjunto, pero sí estudios parciales como el titulado Análisis de la prueba de lengua castellana y literatura que da acceso a la universidad: comparación entre las comunidades autónomas, elaborado por Judit Ruiz Lázaro y Coral González, de la Universidad Complutense, y publicado en una revista de la Sociedad Española de Pedagogía [consultar en .pdf].

Los resultados de este análisis descriptivo y comparativo de 34 exámenes sobre esta materia de la selectividad de 2015 demuestran, según sus autores, que existen diferencias sustanciales en la estructura, en los bloques de contenidos y en los criterios de corrección" y que, al no existir "homogeneidad" en los parámetros analizados, "sus puntuaciones no pueden ser comparadas, y, por lo tanto, no cumplen la función, asignada a la PAU [el nombre entonces de la Selectividad], de homegeneizar los resultados a nivel nacional".

Resurge el debate sobre las diferencias entre la selectividad de las distintas comunidades autónomas

Estas diferencias se seguían apreciando el año pasado, según el análisis hecho por TVE hace un par de semanas y que se puede ver en el vídeo. Mientras que en una comunidad se pedía a partir de un artículo de un periódico un comentario de texto, un resumen, un texto argumentativo a favor o encontra, el análisis sintáctico de una frase, el análisis de una palabra, desarrollar un tema literario y hablar sobre el género del artículo en otra autonomía se pedía un comentario de texto y una valoración personal de las ideas del autor. Tampoco es lo mismo cometer una falta de ortografía en una comunidad que en otra.

Por su parte, el llamado Informe Manu [.pdf], de la catedrática de Bioestadística de la Universidad de Valladolid Cristina Rueda, que se centra en analizar si hay diferencia de oportunidades para entrar en las facultades de Medicina en función de la comunidad autónoma en la que se haga la selectividad, concluye que la probabilidad de acceder a una plaza para cursar esta carrera "para los estudiantes que se presentaron a la PAU de 2015 en Canarias, Extremadura o Murcia se estima que es el doble que para los de Castilla y León". La autora advertía de que, si se mantenía el sistema actual, "la brecha entre comunidades" podía hacerse "cada vez más alta".

Noticias

anterior siguiente