Enlaces accesibilidad

Los socios europeos presionan a Italia para que tome medidas por su elevada deuda

  • El Eurogrupo ve "justificado" abrir el procedimiento para sancionar al país por no reducir su deuda pública
  • El vicepresidente de la Comisión Europea exige a Roma que mueva ficha: "Le toca aprobar medidas adicionales"

Por
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el ministro de Finanzas, Giovanni Tria
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el ministro de Finanzas, Giovanni Tria. REUTERS/Tony Gentile/File Photo

Italia debe adoptar nuevas medidas adicionales para reducir su elevada deuda pública, que supera el 130% de su PIB, cumplir con las normas fiscales de la Unión Europea y evitar una acción disciplinaria que podría acabar con una multa al país transalpino de unos 3.500 millones de euros. Los socios europeos han respaldado la posición de la Comisión Europea (CE) sobre Italia: la de recomendar abrir un procedimiento de déficit excesivo.

El martes pasado, el Comité Económico y Financiero -un cuerpo técnico que representa a los titulares de Economía y Finanzas de los Veintiocho- ya apoyó la postura del Ejecutivo comunitario, que considera "justificado" activar el procedimiento. Este viernes le ha seguido el Eurogrupo, que ha apoyado la opinión de ese comité al considerar que "el procedimiento de déficit por la deuda está justificado".

Así lo ha declarado el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, en la rueda de prensa posterior a la reunión de los ministros de Economía de la eurozona celebrada en Luxemburgo entre el jueves y el viernes y en la que se ha invitado a Roma a tomar "las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

"La deuda pública debería reducirse y no subir"

"Hay un apoyo muy claro sobre nuestra evaluación, análisis y aproximación", ha afirmado el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien ha reconocido que se seguirá con el trabajo que podría poner en marcha el procedimiento, pero al mismo tiempo se ha mostrado dispuesto a "tener en cuenta cualquier elemento adicional que Italia presente" y que podría evitar la activación del procedimiento.

"Corresponde a Italia presentar algunos elementos adicionales, medidas que podrían tomarse en cuenta antes de tomar los próximos pasos de procedimiento", ha aseverado por su parte el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, tras la reunión del Ecofin y minutos después de que el ministro italiano de Finanzas, Giovanni Tria, asegurara que no creía que fueran necesarias nuevas medidas para cumplir con la UE.

Dombrovskis ha sido claro al afirmar que Italia debe hacer una "corrección drástica" de sus cuentas públicas y ha señalado que "la deuda [pública del país] debería reducirse y no subir. Es lo que hemos discutido con las autoridades italianas", ha destacado el letón, que este jueves se reunió con Tria.

Según las últimas previsiones económicas de la CE, la deuda pública del país transalpino crecerá hasta el 133,7% del PIB este año y al 135,2% en 2020.

España sale del procedimiento de déficit excesivo de forma oficial

Diez años después de que lo abriera, el Consejo Europeo ha cerrado este viernes de forma definitiva el procedimiento de déficit excesivo aplicado a España, con lo que confirma que el país ha reducido su déficit hasta un nivel inferior al 3% del PIB. Aunque la Comisión Europea ya recomendó la clausura, son los Veintiocho quienes toman la decisión final, en un trámite formal.

España cerró el año 2018 con un déficit del 2,5% y la Comisión Europea prevé que siga cayendo -aunque no al ritmo pactado- hasta el 2,3% en 2019 y el 2% en 2020. Además, el saldo estructural, esto es, el saldo de las Administraciones Públicas ajustado en función del ciclo económico y excluidas las medidas puntuales y otras medidas de carácter temporal, mejoró en un 0,4% del PIB en los tres últimos años, señala el Consejo.

"Se marca un antes y un después y eso nos permite encarar el futuro en un marco más positivo desde el punto de vista de la estabilidad fiscal. Seguiremos dentro del brazo preventivo, tendremos que realizar ajustes estructurales, igual que lo tiene que hacer el resto de Estados miembros, pero estamos ya fuera de esta fase de corrección que ha marcado nuestra política fiscal en los últimos años. Es una muy buena noticia", ha afirmado la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño.

Noticias

anterior siguiente