Enlaces accesibilidad

El patrimonio de Marcos de Quinto y los ingresos de Sánchez por su libro, en la declaración de bienes de los diputados

  • Duque y Celaá son los ministros que cuentan con más dinero declarado, por encima del propio presidente del Gobierno
  • La ministra con menos patrimonio es Magdalena Valerio, ni coche ni casa, y con menos dinero la de Hacienda

Por
El patrimonio de Marcos de Quinto y los ingresos de Sánchez por su libro, en la declaración de bienes de los diputados

El Congreso de los Diputados ha publicado este jueves las declaraciones de bienes de los diputados, entre ellos los líderes y los portavoces parlamentarios, a los que une una condición: cada mes, toca pagar la hipoteca de sus propiedades inmobiliarias excepto al presidente de VoxSantiago Abascal  que no figura que deba pagar hipoteca.

Por lo tanto, según los registros de bienes referidos al último ejercicio previo a la fecha de la declaración, Pedro Sánchez cobró por los derechos de autor de su libro "Manual de resistencia" unos 16.666 euros, Margarita Robles es la ministra que más dinero tiene, unos 410.000 euros y el diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto, el que posee mayor patrimonio con más de 50 millones de euros.

Asimismo, el presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez, entre enero y mayo de 2018 cobró del PSOE unos 30.261 euros, y como presidente, ha percibido 35.299, y esto más un arrendamiento de 13.871 euros y más la recaudación de su libro, propicia que pague por IRPF (última cuantía antes de la fecha de la declaración del Congreso) más de 34.700 euros. Además, tiene dos viviendas y dos plazas de garaje, un plan de pensiones y un préstamo hipotecario de 159.300 euros, del que tiene que pagar 90.539.

El líder del PP, Pablo Casado, especifica que cobró del partido durante el último ejercicio 47.720 euros y añade unos rendimientos en acciones de empresas que cotizan en Bolsa de 476 euros. Además, recibió en concepto de "cursos, ponencias, seminarios" unos 1.700 euros. Pagó por IRPF 32.598 euros, en el último ejercicio. Posee al 50 por ciento de una vivienda con garaje familiar y el saldo de su cuenta corriente asciende a 30.831 euros. Igualmente, tiene acciones por valor de 18.923 euros y un préstamo hipotecario de 280.000 euros del que todavía tiene que pagar más de 234.000.

El diputado del PP por Huelva y padre de la niña Mari Luz asesinada en 2008, Juan José Cortés ha declarado al Congreso tener en el banco 16,65 euros, tres coches, así como una  pensión permanente absoluta por la que está exento de pagar el IRPF.

Patrimonio, dinero y préstamos

Aunque no es obligatorio, el líder de Ciudadanos Albert Rivera enseña lo que ha cobrado del Congreso, unos 41.373 euros al cabo del último ejercicio del que hay que dar cuenta. Agrega lo percibido como presidente del partido, 48.000. Ha pagado por IRPF 30.747 euros. Sus propiedades, al 50 por ciento en ambos casos, son dos viviendas en Barcelona y un VW Golf, y el depósito de su cuenta corriente llega a 4.500 euros. Ha de hacer frente a dos préstamos hipotecarios, uno desde 2004 de 165.500 (queda por pagar 83.900) y otro desde 2008 de 306.000 euros (le faltan 224.700).

También su compañero de partido y ex vicepresidente mundial de la multinacional Marcos de Quintos, declara sus bienes hipotecarios en el Congreso por un valor de 50 millones de euros. Se trata de uno de los empresarios españoles con mayor éxito empresarial internacional.

El líder de la formación morada Pablo Iglesias declara en el formulario del Congreso unas actividades económicas, sin más precisión, de 46.460 euros, y ha pagado por IRPF unos 31.291 euros. Sus propiedades inmobiliarias son dos, una casa en Madrid (la famosa de Galapagar), que está pagando desde el año pasado y de la que es propietario al 50 por ciento junto con Irene Montero. También tiene una casa en Ávila que es de pleno dominio. La cuenta corriente compartida da un saldo de 5.834 euros, en tanto que sus "cuentas individuales" suman 22.916; en la cuenta de ahorro acumula 85.256. Asimismo, dice que hace frente a un préstamo hipotecario compartido con Montero por 540.000 euros, de la que tiene pendiente de pago 475.588 euros. Tiene una moto y un turismo.

Como empleado de Vox y "asalariado" como presidente, Santiago Abascal cobró 55.148 euros, y precisa que pagó por IRPF hasta 13.210 euros. Sus cuentas de ahorro alcanzan los 13.356 euros, y sobrelleva dos préstamos bancarios de 20.000 euros desde 2015 (tiene que pagar aún 12.331) y de 2.600 desde 2017 (debe pagar todavía 1.226). Tiene un Jeep Commander y una moto BMW.

El portavoz de ERC en el Congreso Gabriel Rufián pagó por IRPF 27.292 euros, y posee al 50 por ciento una vivienda familiar. Su registro de bienes es muy escueto: refiere dos préstamos hipotecarios de 200.000 y de 80.000 euros, ambos desde el año pasado, por lo que tiene pendiente de pago casi los dos por entero. Su cuenta bancaria se cifra en 16.834 euros.

El portavoz del PNV en el Congreso pagó por IRPF Aitor Esteban unos 28.168 euros, y tiene dos viviendas, una en Bizkaia, de la que es propietario al 50 por ciento desde 1988, y otra en Soria, que es suya completamente desde 2001. Junto a ésta, declara también la propiedad de un corral. De los analizados es el único que declara una propiedad rústica que se llama "Monte de Frondosas", también suya desde 1988. Posee dos vehículos, un plan de pensiones de 85.830 euros y un préstamo personal de 18.000 euros.

Duque y Celaá, los ministros con más dinero

Los ministros en funciones de Ciencia, Pedro Duque, y de Educación, Isabel Celaá, son los miembros del Gobierno que cuentan con más dinero declarado, por encima del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El miembro del Gobierno con más patrimonio declarado es Pedro Duque, que tiene activos económicos en cuentas corrientes, depósitos, acciones y participaciones en fondos y sociedades y otros derechos de contenido económico por un valor que supera los 1,2 millones de euros.
Además, Duque declara tener tres viviendas (dos en Alicante y una en Madrid), así como una barca y un coche.

La siguiente ministra que declara una mayor cantidad de patrimonio dinerario es Celaá, con activos por un valor superior a los 800.000 euros.
Junto a ese dinero, la ministra y portavoz del Gobierno declara tener tres viviendas en Vizcaya (una de ellas por herencia), un terreno rústico en esa misma provincia y otro más en Álava, este también por herencia.

Frente a Duque, que declara no tener deudas, Celaá sí las tiene por un valor que supera los 140.000 euros.

De las ministras que menos patrimonio declara tener es la de Trabajo, Magdalena Valerio, que no figura tener ni casa ni coche, y una cuenta corriente con unos 40.000 euros.

Una cuenta con menos dinero

Menos dinero en cuenta corriente tiene la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con poco más de 7.000 euros, pero tiene tres viviendas, un local y un garaje en Sevilla.

Uno de los ministros que tiene más dinero en la cuenta corriente es el de Justicia, Fernando Grande-Marlaska  (400.000 euros) así como Margarita Robles, ministra de Defensa, con dos cuentas que superan en total los 410.00 euros.

José Luis Ábalos, ministro en funciones de Fomento, es propietario de cuatro inmuebles en Valencia, entre ellos dos locales comerciales, uno de ellos al 50 por ciento.Además de esos locales, tiene otras dos viviendas en Valencia, una de ellas unifamiliar en usufructo y la mitad de un apartamento de 37 metros cuadrados en Madrid, adquirido en 2010. Acumula tres préstamos hipotecarios en Bankia, con un saldo pendiente de unos 215.000 euros. En la cuenta corriente tiene 4.752 euros.

Dolores Delgado, ministra de Justicia, declara tener tres viviendas, dos en Madrid y una en Huesca, así como más de 95.000 euros en dos cuentas corrientes.

Pendientes de revisión

Antes acreditarse en el Congreso, los diputados tuvieron que presentar su currículum y los datos de su declaración de la renta, así como rellenar tres formularios distintos: su relación de bienes y patrimonio; las actividades extraparlamentarias que desempeñan, con o sin retribución económica; y los intereses económicos particulares de sus últimos años.

Esta tercera declaración de intereses, instaurada al final de la pasada legislatura, obliga a los nuevos diputados a dar cuenta, por primera vez, de las empresas que han venido cobrando y de los regalos que reciben.

Este jueves, el Congreso de los Diputados ha hecho públicas en su página web la primera de esas declaraciones, la de bienes y patrimonio, mientras que las de actividades e intereses están supeditas a la revisión por parte de la Comisión del Estatuto del Diputado, cuando se constituya.

Noticias

anterior siguiente