Enlaces accesibilidad

Familia Real

El rey emérito Juan Carlos I se retira de la vida pública cinco años después de abdicar

  • El monarca mantuvo su agenda institucional desde 2014 a pesar de sus problemas de salud
  • Las polémicas acusaciones de la empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein marcaron su última etapa al servicio de la Corona

Por
El rey emérito Juan Carlos I se retira de la vida pública e institucional cinco años después de abdicar

El rey emérito Juan Carlos I se retira oficialmente este domingo 2 de junio de la actividad institucional y la vida pública con una corrida de toros en la localidad madrileña de Aranjuez. Esta fecha es especialmente significativa ya que hoy se cumplen cinco años de su abdicación como Rey de España y Jefe de Estado.

El monarca hizo oficial su decisión el pasado lunes en una carta dirigida a su hijo el rey Felipe VI en la que afirmaba que había estado "madurando la idea" desde hace al menos un año con motivo de su 80 cumpleaños en 2018, y que se "reafirmó" en la conmemoración del 40 aniversario de la Constitución celebrado en diciembre. 

De esta manera, don Juan Carlos ha querido poner fin a una etapa marcada por los problemas de salud, algunas ausencias institucionales y las polémicas acusaciones de la empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein sobre la posible ocultación de patrominio en Suiza del ex jefe de Estado.

Una agenda institucional marcada por los viajes y foros empresariales

Desde su abdicación en 2014 en favor de su hijo Felipe VI, Juan Carlos I ha compaginado una cada vez menos apretada agenda institucional con actividades de ocio, visitas al hospital y diversas polémicas judiciales.

Sus años más activos fueron 2016 y 2017, momento en el que viajó por Latinoamérica para asistir al funeral de Fidel Castro en Cuba, a la investidura de los nuevos presidentes de Guatemala, República Dominicana y Perú y a la firma del acuerdo de Paz entre el gobierno de Colombia y las FARC en Cartagena de Indias.

Ya en 2018, se desplazó a Chile para asistir a la ceremonia de investidura del presidente Sebastián Piñera, y a Arabia Saudí donde tuvo lugar el criticado saludo al príncipe heredero del país, Mohamed Bin Salman, envuelto en polémica por el asesinato del periodista Jamal Jashoggi.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Cinco años de la abdicación del Rey Juan Carlos

Dichas actividades las alternó con foros empresariales, entregas de premios y actos militares, religiosos y deportivos, llegando a participar en más de un centenar de eventos. El último acto institucional al que acudió fue la entrega de los Premios Ordenes Españolas 2019 el 17 de mayo de este año. Tras ello, únicamente se le visto en una corrida de toros en Las Ventas junto a su hija la infanta Elena.

Como contraprestación por su actividad institucional, la Casa Real llegó asignar al monarca 194.232 euros brutos en 2018, una cantidad que ha variado cada año y que depende de los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, tras el cese de su actividad, se desconoce si el rey emérito seguirá recibiendo esta remuneración o disminuirá.

Lo que sí se conoce es que Juan Carlos I mantendrá su condición de miembro de la Familia Real, su estatus jurídico desde su abdicación, y su aforamiento, según han confirmado a EFE fuentes del Palacio de la Zarzuela. En cuanto a doña Sofía, no se verá afectada por la decisión y mantendrá su actividad institucional como hasta ahora. 

Los problemas de salud de Juan Carlos I

A pesar de dicha actividad institucional, el rey emérito no ha asistido a algunos de los eventos programados: por una parte, por protocolo, para aumentar la presencia del rey Felipe VI en actos como el 40 aniversario del inicio de la democracia española; y por otra, por su estado de salud, que se ha resentido en los últimos años.

En 2018, don Juan Carlos se sometió a una operación para sustituirle una prótesis que le fue implantada en la rodilla derecha en 2011, y aunque desde la Casa Real se anunció que la intervención había sido exitosa, el monarca tuvo que seguir un largo proceso de recuperación que le mantuvo alejado de los focos durante meses.

Ese mismo año, el ex jefe de Estado tuvo que cancelar también su viaje a Colombia para la investidura del presidente Iván Duque y retirarse de la Copa de Vela junto a su hijo en Palma de Mallorca debido al agravamiento de una antigua lesión de muñeca.

En sus últimas apariciones, el ex jefe de Estado ha caminado con dificultad y ayudado de un bastón lo que ha hecho saltar las alarmas. Este es el caso de la ceremonia para entregar el Toisón de Oro a la princesa Leonor o la capilla ardiente del exvicepresidente socialista, Alberto Pérez Rubalcaba, donde se le pudo ver visiblemente emocionado.

En la Feria de San Isidro de este año llamó la atención un hematoma en el ojo del monarca. Según explicó Zarzuela posteriormente al diario ABC, este se debía a una intervención quirúrgica realizada días antes para retirarle una mancha en la piel.

El ‘Caso Corinna’, el escándalo que unió a Juan Carlos I con Villarejo

Además de por su actividad institucional y por los problemas de salud, estos años el rey emérito ha sido objeto de numerosos titulares debido a la aristócrata y empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Según unas declaraciones difundidas por el diario El Español y OK Diario, la empresaria habría expresado supuestamente que Juan Carlos I la habría utilizado en diversas ocasiones como testaferro para ocultar patrimonio en el extranjero y cuentas en Suiza. Estas palabras, según los diarios, se habrían pronunciado durante una reunión en 2015 entre la mujer y el comisario Jose Manuel Villarejo, quién grabó la conversación.

Esto provocó que Villarejo tuviera que comparecer ante el juez y argumentara que había actuado como "enviado de Estado" para solucionar los "problemas" que supuestamente tendría la aristócrata por aquel entonces con Juan Carlos I.

El director del CNI Sanz Roldán compadeció ante la comisión de secretos oficiales en el Congreso de los Diputados, y aseguró no tener conocimiento sobre el patrimonio o las actividades económicas del rey emético debido a que esta no es la función del centro y a que ningún Gobierno se lo había solicitado

Este episodio, junto con otros más célebres como el allanamiento del camino a la democracia española y la paralización del 23F, quedarán como parte de la amplia biografía y los 44 años dedicados a la Corona de Juan Carlos I, al que a pesar de la retirada de su vida institucional se le podrá seguir viendo en actividades deportivas, conmemoraciones y encuentros familiares.

Noticias

anterior siguiente