Enlaces accesibilidad

El Gobierno italiano desmiente la carta en la que supuestamente ofrecía a la UE una bajada en el gasto social

  • En la supuesta carta -no está claro si se trata de un borrador o un texto falso- Italia anunciaba a Bruselas que reduciría el gasto social
  • La Comisión Europea había dado dos días al Gobierno de Comte para que diera explicaciones sobre su elevada deuda 

Por
El ministro de Finanzas italiano, Giovanni Tria,  y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, durante una reunión del Eurogrupo
El ministro de Finanzas italiano, Giovanni Tria, y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, durante una reunión del Eurogrupo EFE/ Olivier Hoslet

El Ministerio de Economía y Finanzas italiano ha desmentido este viernes que la carta de respuesta a la Comisión Europea por el exceso de deuda pública italiana difundida en la tarde de este viernes por los medios corresponda a la realidad.

"El Ministerio desmiente del modo más categórico las noticias de prensa que anticipaban el contenido de la carta que el ministro (de Economía, Giovanni) Tria se prepara para enviar a la Comisión Europea. Tal contenido no se corresponde con la realidad", ha explicado a EFE un portavoz oficial,

"Esto se podrá constatar cuando se pueda ver la carta que será firmada por el ministro y enviada a Bruselas", ha añadido. En la supuesta carta -no está claro si se trata de un borrador o un texto falso- Italia informaba a la Comisión Europea de que podría reducir el gasto en políticas de bienestar para el periodo 2020-2022, con recortes concretos de la renta de ciudadanía y la cuota 100, dos medidas sociales aprobadas a iniciativa del Movimiento 5 Estrellas (M5E), que gobierna en coalición con la ultraderechista Liga.

Gran revuelo

La circulación entre los medios italianos de la supuesta carta, en la que el Gobierno anunciaba a Bruselas que reduciría el gasto social, entre otras medidas, ha creado un gran revuelo y confusión.

Fuentes de la Presidencia del Gobierno citadas por la agencia Ansa han asegurado que "el borrador de la carta que se enviará a la Comisión Europea lo acaba de recibir el primer ministro (Giuseppe Conte) quien, por lo tanto, aún no lo ha aprobado".

Y añade que "la versión que ha sido anticipada por los medios no es la que está viendo actualmente el primer ministro Conte".

Según la misiva difundida por los medios, Italia anunciaba a la Comisión Europea de que podrá reducir el gasto en políticas de bienestar para el periodo 2020-2022 y preveía un aumento de los impuestos indirectos de casi el 1,3% del PIB, que entraría en vigor en enero de 2020".

Las mismas fuentes destacaron "la gravedad" de que se haya difundido "un texto diferente de aquel en el que trabajan Conte y Tria", pues "se trata de cuestiones particularmente delicadas que inciden sobre los intereses fundamentales del Estado y que tienen que ver con el sensible diálogo con las instituciones europeas y que pueden tener efectos negativos sobre los mercados".

Indignación y caos

El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigo Di Maio, tras conocer el contenido de la carta difundida y ahora desmentida, escribió en el blog oficial de la formación indignado y aseguró que la misiva la habían escrito "entre el ministro Tria y la Liga" de Matteo Salvini y que él no sabía nada.

"Tal vez sea útil celebrar una reunión con la Liga, junto con el propio primer ministro Conte y Tria, ¡así que preparemos esta carta juntos, antes de que alguien la envíe a Bruselas!" , ha escrito después Di Maio en Facebook.

Políticos de oposición, como el líder del Partido Demócrata (PD), Nicola Zingaretti, han calificado a los miembros del Gobierno de "irresponsables", mientras los medios italianos hablan de "caos".

"Hoy es un día dramático para los italianos, para la prima de riesgo, los bonos del Gobierno... y ahora por este anuncio del recorte de bienestar como respuesta a Europa", ha señalado para agregar:  "y ahora se añade la confusión total de este Gobierno, que señala y refuerza la percepción de incertidumbre y caos que todos los italianos pagarán ".

La carta que se debe enviar a la Comisión Europea -el plazo acaba este viernes- es la respuesta de Italia a otra en la que Bruselas le daba 48 horas para explicar por qué no ha realizado "los esfuerzos suficientes" para reducir la deuda pública, que en 2018 superó el 132% del producto interior bruto (PIB).

Si las explicaciones del Gobierno italiano no convencen al Ejecutivo comunitario, este podría proponer la apertura de un procedimiento de infracción y una sanción de alrededor de 3.500 millones de euros, equivalente al 0,2% del PIB italiano. 

Noticias

anterior siguiente