Enlaces accesibilidad

Fiat Chrysler propone una alianza a Renault que crearía un gigante mundial del automóvil

  • Los dos fabricantes de vehículos negocian una propuesta de fusión al 50%
  • Salvini califica la operación de "brillante" y el Gobierno francés, principal accionista de Renault, la apoyaría

Por
Los inversores temen que los problemas judiciales de Ghosn puedan repercutir sobre la supervivencia de la estructura
Imagen de archivo de una fábrica de Renault ERIC PIERMONT/AFP

Fiat Chrysler Automobile (FCA) ha propuesto al grupo Renault la fusión de ambas firmas al 50%. De consolidarse la idea las firmas producirían unos 15 millones de vehículos al año, por encima de la media mundial, incluyendo marcas como Renault, Fiat y Nissan pero también Alfa-Romeo, Mitsubishi, Dacia, Chrysler, Jeep y RAM, entre otras, posicionándose como el primer actor en varios mercados. 

Boletines RNE - Oferta de fusión de Fiat Chrisler a Renault

El grupo ítalo-estadounidense prevé lograr unas sinergias de más de 5.000 millones de euros anuales con su eventual fusión con Renault, importe que se sumaría al derivado de la alianza con las compañías japonesas Nissan y Mitsubishi. Además, destaca que "la propuesta crearía uno de los fabricantes de automóviles líderes en el mundo en términos de volumen de negocios, rentabilidad y tecnología", con unas ventas de más de 15 millones de vehículos (8,7 millones sin las compañías japonesas).

El Consejo de Administración de Renault ha anunciado que están negociando la propuesta "con interés". La portavoz del gobierno francés, Sibeth Ndiaye, ha anunciado que el Ejecutivo -el máximo accionista de la empresa, con un 15%- "está a favor" de la posible unión que alumbraría al tercer gigante de automoción en el mundo.

No obstante, Ndiaye ha puntualizado que "es necesario que las condiciones bajo las cuales se realice esta fusión sean favorables para el desarrollo económico de Renault y, por supuesto, para sus empleados", informa France Press.

Mientras, el vice primer ministro de Italia, Matteo Salvini, ha calificado de "brillante" la operación. "Protege los empleos en nuestro país y conduce al nacimiento de un gigante automotriz europeo", ha señalado en una rueda de prensa, donde también ha afirmado que la fusión es un "signo de orgullo, presencia y vivacidad" de Italia como país.

Tras confirmar esta propuesta de negociación, las acciones de Renault se disparaban más de un 16% en la Bolsa de París, mientras que Fiat ganaba más de un 12% en la de Milán. 

El "Airbus del automóvil"

La posible fusión apuntaba a la voluntad de construir un grupo similar a un "Airbus del automóvil", según han avanzado diarios internacionales este fin de semana.

La prensa económica señala que la familia Agnelli, propietaria del grupo FCA, tendría que pagar un dividendo extraordinario a sus accionistas por adelantado para igualar el capital en bolsa de ambos grupos, pues su valor actual es de 18.000 millones de euros frente a los 15.000 millones de Renault.

En este contexto, los Agnelli se convertirían en el primer accionista del grupo si la fusión se confirma pues controlan el 29% de FCA frente al Estado francés que controla un 15% de Renault.

El socio japonés de Renault, Nissan, no ha estado incluido en las discusiones hasta la fecha, aunque a largo plazo su implicación sería indispensable. Las negociaciones se centran en el potencial que tendría una cooperación extensa entre FCA y Renault, que es el socio dominante de la citada alianza con Nissan, y que busca asegurar un futuro tras la detención en Tokio el pasado 19 de noviembre del expresidente de las firmas japonesa y francesa Carlos Ghosn.

La cúpula de la alianza conformada por Nissan, Renault y Mitsubishi prevé reunirse este miércoles en la sede del fabricante nipón en Yokohama (sur de Tokio) para "intercambiar opiniones y mantener un diálogo constructivo".

La presión para la consolidación entre las empresas de automóviles ha crecido con los retos planteados por la electrificación de los vehículos, el endurecimiento de la regulación de emisiones contaminantes, y la incorporación de nuevas- y más caras tecnologías- a coches eléctricos y autónomos.

Noticias

anterior siguiente