Enlaces accesibilidad

La suspensión de los diputados presos desata la batalla entre el Congreso y el Supremo

  • La Mesa del Congreso pasó la responsabilidad de decidir al Supremo, quien se la ha devuelto
  • Este jueves, la Mesa ha pedido un informe a los letrados de la Cámara y ha anunciado que tomará una decisión el viernes

Por

 Jordi Sánchez y Oriol Junqueras
Dos de los cuatro diputados que están en prisión, Jordi Sánchez y Oriol Junqueras, durante la Sesión Constitutiva de las Cortes el pasado martes en el Congreso de los Diputados. noticias

Los cuatro diputados presos del Congreso de los Diputados han desatado una batalla institucional entre el Parlamento y el Tribunal Supremo sobre quién debe suspenderlos de sus cargos. Tras recoger su acta de diputados y tras la Sesión Constitutiva de las Cortes el pasado martes, las voces que pedían su suspensión se alzaban entre PP, Cs y Vox. Pero el Congreso 'pasó la pelota' al Tribunal Supremo, quien este jueves ha determinado que era la Mesa del Parlamento a quien le corresponde la decisión. Sin embargo, la mayoría de izquierdas que tiene este organismo parlamentario ha decidido no pronunciarse hoy y ha pedido un informe a los letrados de la Cámara para tomar su decisión este viernes.

Los cuatro diputados presos de ERC y Junts per Catalunya -Oriol Junqueras, Jordi Turull, Jordi Sànchez, Josep Rull- y el senador Raül Romeva, electos en los pasados comicios del 28 de abril, recogían presencialmente sus actas de diputados el lunes tras un permiso del Tribunal Supremo, donde están siendo enjuiciados por la causa del 'procés' independentista de Cataluña. PP y Ciudadanos exigieron entonces su suspensión, calificando de "provocación" y "ofensivo" que hubieran podido entregar este lunes sus credenciales. 

Su presencia un día después en el Congreso durante la Sesión Constitutiva de las Cortes Generales intensificó las críticas de estos partidos, junto con Vox. Las miradas del líder de la formación naranja expresaban su profundo rechazo cada vez que pasaba por su lado uno de ellos, y cuando los presos procedían a jurar su acta sus palabras se hacían casi inaudibles por las patadas y golpes en la mesa de los dirigentes del bloque de centro derecha de la Cámara. Los tres partidos protestaron a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, porque hubiera permitido que juraran la Constitución como "presos políticos" y pidieron de nuevo su suspensión inmediata.

"Presos políticos", "por España" y "por los derechos sociales": las promesas y juramentos que hicieron retumbar el Congreso

Batet 'pasa la pelota' al Supremo y el Alto Tribunal se la devuelve

El miércoles, la Fiscalía pedía al Supremo que comunicase a la Mesa del Congreso y a la del Senado que debían "proceder a la aplicación inmediata" del precepto legal que obliga a la suspensión de los presos del 'procés' que habían obtenido escaño. Al mismo tiempo, la presidenta de la Cámara Alta, la socialista Meritxell Batet, trasladaba al Alto Tribunal la responsabilidad de decidir sobre la suspensión de los diputados presos. 

Se basaba para ello en que el Supremo es el "órgano que está enjuiciando las conductas y determinando qué es lo que pueden hacer o no hacer", por lo que les instaba a "aclarar" la "situación. Solicitaba con ello un informe sobre el alcance del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supondría suspenderlos de funciones.

Pero el Supremo ha devuelto este jueves 'la pelota' a la Mesa del Congreso recordándole a Batet que en su auto del 14 de mayo -en el que rechazó su puesta en libertad y la suspensión del juicio del 'procés'- ya expuso que el propio reglamento del Congreso contempla la suspensión cuando los diputados están en condición de presos.

La Mesa del Congreso pide un informe a los letrados de la Cámara

La comunicación del Supremo ha centrado la reunión de la Mesa que estaba prevista este jueves. Una reunión que ha durado más de cuatro horas y en la que el bloque de izquierdas y el de derechas han permanecido enfrentados por su interpretación sobre el artículo 21 del Reglamento del Congreso, que establece la suspensión de los diputados presos, pero que incluye la figura del suplicatorio al Tribunal Supremo.

Pasadas las 16:00 horas, Batet anunciaba que la Mesa del Congreso había decidido pedir un informe a los letrados de la Cámara para decidir si procede la suspensión o no. Inmediatamente, Ana Pastor (PP) y Carlos Girauta (Ciudadanos) mostraban su descontento con esta petición y con no haber suspendido "inmediatamente" a los presos, como han pedido durante la reunión. Ambas formaciones han asegurado que no cabe la figura del suplicatorio ya que el Tribunal Supremo ha determinado que no es un órgano consultivo y que la decisión la debe tomar la Mesa.

Batet pide un informe a los letrados del Congreso y aplaza la decisión sobre la suspensión de los diputados presos

Ciudadanos ha lanzado, además, sospechas sobre los intereses que tiene el PSOE -que a su juicio está a las órdenes del PSC- para retrasar la decisión después de las elecciones autonómicas y municipales de este domingo y por un supuesto "pacto" de Pedro Sánchez con los independentistas. Pon todo ello, ha anunciado que si Batet no suspende a los presos el viernes, pedirá formalmente su dimisión.

La presidenta del Congreso, sin embargo, ha defendido que la petición del informe a los letrados se debe a "preservar en todo momento el sistema constitucional, preservar esta cámara y preservar las funciones de la Mesa de la Cámara", así como "garantizar que las decisiones que se tomen al respecto sean conforme al Derecho y con el máximo de seguridad jurídica". A su vez, ha zanjado, para evitar que se trate de una "decisión política".

La Mesa del Congreso se volverá a reunir este viernes a las 12:00 horas para estudiar el informe que emitan los letrados y tomar previsiblemente una decisión sobre si suspende o no a los diputados independentistas presos.

Noticias

anterior siguiente