Enlaces accesibilidad

Festival de Cannes

Xavier Dolan, el 'enfant terrible' del cine mundial sigue estancado

  • El canadiense muestra algo de lo mejor y mucho de los vicios de su cine en Matthias & Maxime

Por
Xavier Dolan, en la presentación de 'Matthias & Maxime' en Cannes.
Xavier Dolan, en la presentación de 'Matthias & Maxime' en Cannes. AFP

Con 30 años recién cumplidos, Xavier Dolan ha estrenado prácticamente toda su filmografía, que llega ya a su octava película, en Cannes. Ganador del Premio Especial del Jurado en 2015 por Mommy, el festival sigue apostando por un director de una facilidad dramática natural que sin embargo había perdido su pulso al saltar al cine de estrellas en las dos últimas películas: Solo el fin del mundo y, sobre todo, The Death and Life of John F. Donovan, en la que eliminó del montaje a Jessica Chastain.

Con Matthias & Maxime, la película con la que compite por la Palma de Oro, Dolan apuesta por regresar a la zona de confort de cine personal: Quebec, pandilla de veinteañeros, relación tormentosa con la madre, y actores canadienses. Incluso vuelve a la interpretación reservándose uno de los protagonistas. Matthias & Maxime es Dolan 100% reconocible, con algo de lo mejor pero mucho de los vicios de su cine. Dolan ha vuelto, pero ni Ítaca ni Ulises son los mismos.

Matthias (Gabriel D'Almeida Freitas) y Maxime (Xavier Dolan) son amigos desde la infancia. Comparte grupo de amistades, pero Matthias es un burgués con un acomodado trabajo, mientras que Máxime va a emigrar a Australia en busca de alguna salida laboral y, sobre todo, escapar de su dominante madre. Cuando Matthias y Maxime tienen que besarse en el rodaje de un cortometraje amateur (una escena que Dolan hábilmente omite) se despierta un afecto más allá de la amistad.

Aparece entonces el gran tema de Dolan: la opresión y la dificultad para expresar los sentimientos. Los dos, cada uno a su modo, viven con la carga de una atracción que no comparten con nadie y amenza con todo su entorno.

Las mejores imágenes del Festival de Cannes 2019 (23-05-2019)

anterior siguiente
6 Fotos 1 / 6 ver a toda pantalla
  • Festival de Cine de Cannes

    El director y actor Xavier Dolan (d) y el actor Pier-Luc Funk (i) durante la rueda de prensa de la película 'Matthias Et Maxime' en el Festival de Cine de Cannes.

    EFE
  • 775345699

    El director canadiense Xavier Dolan posa junto a los actores Pier-Luc Funk y Catherine Brunet en el photocall de Cannes

    AFP

Dolan, que dirigió el vídeoclip de  "Hello" para Adele, vuelve a trufar su película de energía pop apostando ahora por Pet Shop Boys o Phosphorescent. Esos subidones musicales son uno de los mayores riesgos de su cine: o se aceptan como un peaje, o pueden descarrilar el conjunto. También chirría la levedad adolescente de los personajes, pero no se puede sino admirar a Dolan cuando sitúa, dos, tres o 12 personajes dialogando entre ellos: podría hacer infinitas variaciones del mismo tema y siempre funcionarán dramáticamente.

Aunque mimado en Cannes, a Dolan ya no le acompaña el aura de promesa de un nuevo cine que le envolvía hace unos años. La recepción de Matthias y Maxime en Cannes ha sido mixta, y nadie la coloca en el palmarés. La incógnita que deja es el futuro del cine de un Dolan que parece estancado en un déjà vu: ¿le queda material dramático sorprendente por extraer en su veta biográfica?

Noticias

anterior siguiente