Enlaces accesibilidad

La ONU urge al Reino Unido a ceder el control del archipiélago de Chagos en seis meses

  • La Asamblea ha aprobado la resolución de la CPI, que considera que Londres debe ceder el control del territorio
  • EE.UU. y Reino Unido habían pedido a los Estados votar en contra para proteger la base aérea de Diego García

Por
Fotografía de archivo de la bandera del archipiélago de Chagos
Fotografía de archivo de la bandera del archipiélago de Chagos. ISTOCK

La Asamblea General de la ONU ha aprobado una resolución por la que urge al Reino Unido a devolver la soberanía del archipiélago de Chagos, situado en el Océano Índico, en un plazo de seis meses. Londres controla la región desde 1814 y separó el archipiélago de las Islas Mauricio, que se independizó tres años después, para crear los Territorios Británicos del Océano Índico.

La resolución de la ONU respalda el dictamen no vinculante de la Corte Internacional de Justicia emitido en febrero, en el que concluyó que el Reino Unido violó la ley en el proceso de descolonización del archipiélago. 

La medida ha sido apoyada por 116 países, mientras que 56 se han abstenido y solo 15 países han votado en contra, entre ellos Australia, Israel, Hungría, las Islas Maldivas y Estados Unidos. Otras 15 naciones no han votado. 

La resolución, en cualquier caso, no es vinculante, aunque sí supone un varapalo político y diplomático tanto para el Reino Unido como para Estados Unidos, que habían pedido por escrito a todos los miembros que votarán en contra. "Su estatus como territorio británico es esencial para el valor de la base británica y estadounidense y para nuestra seguridad. La base aérea es crítica para nuestra seguridad y para garantizar la seguridad global", rezaba la carta escrita por el embajador estadounidense ante la ONU, Jonathan Cohen.

Reportajes 5 Continentes - La larga batalla de los habitantes de Chagos - 25/03/19

Londres y Washington, preocupados por la base aérea

Los dos países construyeron en 1996 la base aérea de la isla de Diego García, que resultó de vital importancia durante las guerras de Irak y Afganistán. Estados Unidos tiene contrato hasta el 2036, por lo que la embajadora británica en la ONU, Karen Pierce, ha argumentado que el archipiélago debía seguir siendo británico al menos hasta entonces. De hecho, Reino Unido se comprometió a ceder el archipiélago cuando no lo necesitara para la defensa cuando acordó la separación de las Islas Mauricios en 1965.

Pero el primer ministro de las Islas Mauricio, Pravind Kumar Juqnauth, ha dicho que su país está preparado para acordar con las dos naciones el funcionamiento de la base. "Por eso, resulta difícil entender la posición británica, a no ser que no nos consideren de fiar, una posición que sería tremendamente ofensiva para nosotros y para todos los miembros del continente africano", ha dicho en la Asamblea de la ONU.

El director del Grupo de Crisis Internacional de la ONU, Richard Gowan, ha dicho que la votación "es un golpe simbólico para el Reino Unido, que percibe a la ONU como un vehículo importante para su influencia después del Brexit".

Noticias

anterior siguiente