Enlaces accesibilidad

Estados Unidos revisa sus planes militares sobre Irán en medio de la creciente tensión

  • EE.UU. enviará 120.000 soldados a Oriente Medio si hay una agresión
  • El sabotaje de petroleros saudíes complica aún más la situación en la zona

Por
El portaaviones 'USS Abraham Lincoln' durante un ejercicio en el mar. Foto: MCSN Jason Waite / Oficina de Información de la Marina / AFP
Foto: MCSN Jason Waite / Oficina de Información de la Marina / AFP

Estados Unidos ha revisado sus planes para una eventual intervención militar contra Irán en medio de las tensiones crecientes en Oriente Medio. Según informa el New York Times, El jefe en funciones del Pentágono, Patrick Shanahan, presentó la semana pasada un plan para desplegar hasta 120.000 soldados en la región en que caso de una ataque iraní contra intereses estadounidenses o de que el país acelere su programa nuclear. 

El plan no contempla una invasión de Irán, para la que harían falta más efectivos, según el rotativo neoyorquino, que compara los pasos de la administración Trump con los que llevaron a la guerra de Irak

Divisiones en la administración estadounidense

No está claro si el propio presidente estadounidense, Donald Trump, está informado y apoya el plan. Según el NYT, dentro de la administración hay división de opiones en la política a seguir respecto a Teherán: el asesor de seguridad nacional, John Bolton, impulsa la confrontación; pero el propio presidente, desde su llegada a la Casa Blanca hace dos años, ha optado por la estrategia, prometida en campaña, de retirar tropas de la Oriente Medio.

Trump, advirtió este lunes a Irán de que "sufrirá mucho", si actúa contra los intereses de EE.UU. "Si hacen algo, será un error muy grave. Será un problema muy malo para Irán si ocurre algo, eso puedo decírselo. No van a estar contentos", declaró Trump.

Durante la campaña electoral, Trump identificó a Irán como uno de sus principales enemigos y criticó el acuerdo nuclear alcanzado por la República Islámica y cinco potencias (EE.UU., Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia y China).

EE.UU. abandonó el acuerdo hace un año y ha restaurado las sanciones económicas, provocando a su vez que Irán haya anunciado que deja de cumplir con algunas de las medidas previstas.

La semana pasada, EE.UU. decidió enviar al Golfo Pérsico un Comando Operativo encabezado por el portaaviones USS Abraham Lincoln, que está previsto que alcance el estrecho de Ormuz. Por este estrecho,

La UE ha pedido a EE.UU. contención y evitar una escalada militar. España, por su parte, ha retirado una fragata que estaba previsto que acompañara al grupo de combate del Abraham Lincoln en el Índico.

Sabotaje de petroleros en el Golfo

Cuatro barcos comerciales, entre ellos dos petroleros saudíes, sufrieron un sabotaje el pasado domingo cerca de Fuyairah, en los Emiratos Árabes Unidos. La localidad se encuentra cerca del estrecho de Ormuz, frente a la costa iraní. Por este estrecho pasa una quinta parte del petróleo que se consume mundialmente.

Pese a que los Emiratos no han señalado ningún culpable, Estados Unidos no ha dudado en apuntar a Irán, por lo que este incidente puede convertirse en otra arma arrojadiza en el contexto de tensión creciente entre ambos.

El embajador estadounidense en Arabia Saudí, John Abizaid, ha asegurado que su país debe dar "una respuesta razonable sin llegar a la guerra" cuando determine quién está detrás de los ataques.

Irán ha negado cualquier implicación y ha calificado el sabotaje de "preocupante y lamentable".
 

Noticias

anterior siguiente