Enlaces accesibilidad

Elecciones Lituania

Lituania celebra la primera vuelta de las elecciones presidenciales centrada en la lucha contra la desigualdad

  • Si ningún candidato consigue el 50% de los votos este domingo, se hará una segunda vuelta el próximo 26 de mayo
  • Se realizará también un referédum sobre si dar la doble nacionalidad a los emigrantes que dejaron el país a partir de 1990

Por
Una mujer vota durante las elecciones presidenciales en Vilnius, Lituania.
Una mujer vota durante las elecciones presidenciales en Vilnius, Lituania. EFE/EPA/VALDA KALNINA¿

Lituania celebra este domingo la primera vuelta de las elecciones presidenciales centrada en la lucha de la desigualdad económica en el país y la búsqueda de un mayor acercamiento a la Unión Europea frente a Rusia.

Según los sondeos, la candidata favorita a sustituir a la actual presidenta, Dalia Grybauskaite, es la exministra de economía conservadora Ingrida Simonyte con el 26, 2% de los votos, seguida muy de cerca por el economista independiente Gitanas Nauseda con el 24,6%. 

El actual primer ministro, Salius Skvernelis, y su partido la Unión Verde, sería la terecera fuerza con el 16%. No obstante, la cifra de apoyos de Skvernelis podría aumentar en las próximas horas, ya que según la agencia Efe, uno de los nueve candidatos a la presidencia, el político Puteikis, ha pedido el voto para el primer ministro, que de ganar las elecciones deberá ser relegado de ese cargo público y nombrar un sucesor.

Los candidatos apuestan por la permanencia en la UE y la OTAN

En el caso de que ninguno de los candidatos consiga este domingo el 50% de los votos, algo que parece poco probable según las encuestas, se celebraría una segunda vuelta de las elecciones el próximo 26 de mayo. 

Ese día, los lituanos también votarían sus candidatos al Parlamento Europeo, siendo especialmente importante para la exrepública soviética y su política de alejamiento del gobierno ruso desde que ese se anexionara Crimea en 2014.

A partir de ese año, Lituania optó por acercarse aún más a Unión Europea (UE) , de la que es miembro desde 2004 y mostrar una fuerte oposición a la actitud rusa. La UE, por su parte, en un intento por acelerar la integración báltica dio el visto bueno  para la adopción del euro en el país y, un año después, cofinanció el primer gasoducto entre Polonia y Lituania para superar la dependencia de Rusia. 

Ese mismo año, la actual presidenta Dalia Grybauskaite también basó su campaña en su rechazo a las políticas rusa, lo que le hizo ganar las elecciones.

Esta línea de gobierno, que le ha hecho ganarse el apodo de "La Dama de Hierro", en referencia a la primera ministra británica Margaret Thatcher, podría continuar en el próximo mandato ya que los principales candiatos a las presidenciales han anunciado su intención de seguir en la Unión Europea y en la OTAN

Hacer frente a la desigualdad económica, uno de los retos del nuevo presidente

El paro y la desigualdad económica son algunos de los principales retos a los que deberá enfrentarse el próximo presidente de Lituania. Según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicado en 2018,  alrededor del 17% de la población de Lituania vive en pobreza relativa, con un ingreso por debajo del 50% de la media.

Este porcentaje es uno de los más altos de la Unión Europea, afectando especialmente a las mujeres, a los más jóvenes y a los mayores. Este hecho ha supuesto un incremento de la emigración en los últimos años, especialmente de los jóvenes, suponiendo el envejecimiento de la población y el aumento de la presión sobre el sistema nacional de pensiones. 

"Las jubilaciones están llevando al país a la pobreza, porque las pensiones son obviamente demasiado bajas", indicó el candidato Nauseda en declaracioens recogidas por Europa Press, durante un debate celebrado durante la campaña electoral.

A este respecto, mientras que Skvernelis ha prometido aumentar las pensiones, Nauseda ha propuesto expandirse a mercados emergentes como China para conseguir una mayor financiación y así incrementar los servicios sociales del país.

Otra de las estrategias es atraer de nuevo a los jóvenes que dejaron el país, por lo que la república báltica también celebra este domingo un referéndum en el que se elegirá si se da la doble nacionalidad a los más de 800.000 emigrantes lituanos que abandoran el país desde 1990.

Esto cambiaría la actual legislación del país en la que se dispone que, salvo en pocas excepciones, si se adquiere la nacionalidad de otro país se pierde la lituana.

Noticias

anterior siguiente