Enlaces accesibilidad

Música

Mikel Erentxun: "Creo que he hecho mejores discos en solitario que con Duncan Dhu"

  • El cantante donostiarra publica 'El último vuelo del hombre bala', el décimo disco de su carrera en solitario
  • "El paso del tiempo me obsesiona y creo que hablar de ello le sienta bien a mis canciones", asegura en una entrevista a RTVE.es

Por
Mikel Erentxun publica 'El último vuelo del hombre bala', su disco más optimista

El último vuelo del hombre bala es el nuevo disco de Mikel Erentxun, el décimo en estudio en su etapa en solitario y con el que cierra la trilogía que inició en 2015 con Corazones y continuó con El hombre sin sombra (2017).

Para ello, el cantante donostiarra ha vuelto a grabar en los estudios de Paco Loco, en el Puerto de Santa María (Cádiz), en una búsqueda constante por una pureza del sonido que le ha llevado en esta ocasión a prescindir de las guitarras acústicas, una de sus señas de identidad, y aportar por eléctricas. "Me apetecía dar un pequeño salto al vacío y hacer algo que no había hecho nunca", asegura Erentxun en una entrevista con RTVE.es.

Como en el resto de la trilogía, El último vuelo del hombre bala es un disco escrito en primera persona y en el que el paso del tiempo es uno de sus hilos conductores, como refleja en "La vereda", el primer single. "El paso del tiempo es algo que me obsesiona y me persigue, es una especie de demonio interno y me sienta muy bien hablar de ello en mis canciones porque es una forma de liberar carga y peso; aparece prácticamente en todos los surcos de este disco", explica.

Quizá por eso, Mikel Erentxun tiene claro que lo mejor para su carrera es mirar hacia el futuro y no centrarse únicamente en su faceta como miembro de Duncan Dhu, una de las bandas más importantes de los 80 y con las que logró ventas millonarias. "Fue un grupo que marcó una época, una banda muy importante, aunque yo, honestamente, creo que he hecho mejores discos en solitario que con Duncan Dhu. Pero hay una carga emocional y el tiempo hace que muchas canciones se conviertan en himnos y contra eso es imposible luchar", asegura el músico.

Las mañanas de RNE - 'El último vuelo del hombre bala', lo nuevo de Mikel Erentxun

Centrado en el futuro

Pero Erentxun no quiere quedarse anclado "en falsas nostalgias" y apuesta por seguir componiendo nuevos temas y grabando discos, quizá por esa obsesión por el paso del tiempo que le hace "empezar a pensar que no voy a poder hacer todo lo que he querido hacer siempre. Llegados a este punto te das cuenta de que a todo no puedes llegar y yo ya quiero concentrar mi carrera en mi faceta musical", comenta.

Mikel Erentxun, en una imagen promocional

Mikel Erentxun, en una imagen promocional WARNER

Por eso tampoco le interesa el 'revival' ochentero que ha cobrado tanto auge en los últimos años, con festivales en los que se vuelven a reunir viejas glorias de su época. "He participado en algunas fiestas de estas porque están muy bien pagadas y, de vez en cuando, hace gracia sumarse a esas caravanas. Pero, la verdad, no me interesa demasiado", afirma.

Es interesante comprobar cómo, lejos de vivir exclusivamente de esa nostalgia, algunos músicos de esa época, como el propio Erentxun, Coque Malla o Enrique Bunbury, entre otros, están atravesando uno de sus mejores momentos creativos. El cantante donostiarra coincide en esta apreciación y asegura que "estamos asistiendo a un momento muy dulce para los artistas de mi generación: Loquillo está en su mejor momento, Bunbury es una estrella internacional, Coque MallaIván Ferreiro...; todos tenemos el denominador común de ser cantantes que pertenecimos a una banda de éxito y hemos sabido reconducir nuestras carreras al margen del grupo", argumenta.

Obsesionado con el sonido analógico

Una prueba de su buen momento es el orgullo que exhibe Mikel Erentxun a la hora de hablar su nuevo disco. "Mi satisfacción es enorme, ahora mismo soy un hombre con la sonrisa pegada a la cara y creo que me va a durar muchos días", dice. Buena parte de culpa lo tiene su conexión con el productor Paco Loco, "mi media naranja, saca lo mejor de mí, me saca de mi zona de confort y me anima a hacer locuras", señala.

Una de las obsesiones en sus últimos trabajos, especialmente en El último vuelo del hombre bala, es la búsqueda de la pureza del sonido analógico, utilizando las tecnologías clásica de la grabación de cinta, a pesar de que el artista es consciente de que la mayor parte de los usuarios van a consumirlo en dispositivos móviles, en los que no se aprecia ese esfuerzo: "Lo que pasa es que yo tengo que hacerlo así porque para mí la premisa fundamental a la hora de grabar un disco es que me guste a mí. Entonces, mientras pueda permitírmelo porque todo esto es muy caro, seguiré apostando por lo que yo entiendo que es un buen sonido".

Para mí, la premisa fundamental a la hora de grabar un disco es que me guste a mi

La idea de dejar al lado el sonido acústico tiene que ver con la influencia de la Velvet Underground y del Lou Reed de los 70. "Quizá en este disco he adoptado algunas sonoridades que tenía un poco olvidadas y he dejado de lado mis mayores influencias, que son Bob Dylan y The Beatles. Pero desde la portada hasta el sonido, este no deja de ser un disco anclado en los 70, que es la época que más me gusta de la música", apunta.

"Las radios comerciales han degenerado bastante"

Tampoco aspira a ser un número uno en la radio comercial, como en su etapa al frente de Duncan Dhu, entre otras cosas "porque creo que la música que hago ya no cabe ahí y, por otro lado, porque creo que esas radios comerciales han degenerado bastante. Estamos hablando de una época en la que lo que sonaba era Radio Futura o Gabinete Caligari y ahora todo es reaggeton, trap y músicas anglosajonas que no me dicen nada".

Los planes de Mikel Erentxun pasan ahora por promocionar su nuevo disco, hacer firmas y presentaciones y, a partir del 25 de mayo, embarcarse en una gira que arranca en el festival Interestelar de Sevilla y que, según prevé, le mantendrá los dos próximos años sobre los escenarios.

Y luego, seguir grabando música: "Tengo muchos planes para discos futuros y el cuerpo me pide hacerlos muy seguidos", concluye.

Noticias

anterior siguiente