Enlaces accesibilidad

Assange se niega a ser extraditado a EE.UU. en la primera vista sobre el caso en Londres

  • El fundador de Wikileaks no da su consentimiento en una comparecencia por videoconferencia
  • La Corte de Magistrados de Westminster le vuelve a citar para el día 30

Por
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, saluda a los fotógrafos mientras abandona en un vehículo policial, este miércoles, el tribunal de Southwark de Londres (Reino Unido). Efe/Neil Hall
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, saluda a los fotógrafos mientras abandona en un vehículo policial, este miércoles, el tribunal de Southwark de Londres (Reino Unido). Efe/Neil Hall

El fundador de WikiLeaksJulian Assange, detenido en el Reino Unido, se niega a ser extradictado a Estados Unidos, que le reclama por las filtraciones de información secreta. 

Assange ha denegado su consentimiento este jueves en su primera comparecencia ante la Corte de Magistrados de Westminster, que ha de decidir sobre esta petición de extradición. El australiano ha comparecido por videoconferencia desde la prisión de máxima seguridad de Belmarsh. 

"No deseo entregarme para ser extraditado por haber hecho un periodismo que ha ganado muchos reconocimientos y ha protegido a muchas personas", ha afirmado el activista y periodista en su declaración, que ha durado apenas 10 minutos. Assange deberá comparecer nuevamente el próximo día 30.

Este martes, un tribunal ordinario condenó a Assange a 50 semanas de reclusión por haber violado la libertad condicional en 2012, cuando se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres precisamente por el temor a ser extraditado a Suecia, que le reclamaba por presuntos delitos sexuales, y de ahí a EE.UU. 

Estados Unidos solicitó a Londres la entrega de Assange, de 47 años, al que acusa de "conspiración por infiltrase" en sistemas informáticos de su Gobierno con el objetivo de acceder a información clasificada, un cargo que podría acarrear una pena de hasta cinco años de prisión.

Washington sostiene que el periodista conspiró con la analista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning para poder interceptar un ordenador del Pentágono. La fiscalía mantiene que Assange ayudó a Manning a decodificar una clave secreta para que la soldado pudiera filtrar cables clasificados a través de WikiLeaks.

Noticias

anterior siguiente