Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Las encuestas se reivindican en la noche electoral

  • La aproximación del CIS y otros sondeos al veredicto de las urnas contradice las críticas de las últimas semanas
  • La habilidad para captar la decisión final y la forma de transmitir las encuestas, determinantes a la hora de valorar su precisión

Por
El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos.
El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos. EFE/Javier Lizón

Las predicciones de las encuestas han estado muy próximas a la realidad de los resultados en estas elecciones generales, una afinación de los datos estadísticos que, tras las críticas vertidas desde los partidos políticoshan reforzado la imagen de las casas demoscópicas y del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Con unas predicciones casi el doble de exactas de lo normal, los expertos coinciden en que las metodologías no han cambiado, admiten que en esta ocasión han sabido captar mejor las dudas de los electores y reclaman que, pese a ser la mejor herramienta disponible, las encuestas no son infalibles.

"Me alegro por los resultados que ha habido y el CIS, como siempre, cumple con su papel de intentar proporcionar a la opinión pública y a los profesionales información que sea viable”, ha comentado el presidente de la institución, José Félix Tezanos. Una opinión compartida también por sus colegas del sector privado.

“Las encuestas valen para lo que valen", ha explicado Tezanos en una entrevista en la Cadena Ser en la que ha defendido su teoría de que estas mediciones había que tomarlas con "mucha cautela" y de que su propósito es aportar "información útil" a los ciudadanos.

Algunos harían mejor en intentar estudiar y sacar conclusiones en lugar de descalificarse a priori".

Frente a las críticas vertidas contra el CIS por los pronósticos de sus encuestas, en las que el líder del PP, Pablo Casado, fue especialmente duro hablando de un “uso instrumentalizado y partidista” de la institución, Tezanos ha afirmado que "algunos harían mejor en intentar estudiar y sacar conclusiones en lugar de descalificarse a priori".

Las críticas siempre vienen de sectores concretos, explican fuentes de Gad3 consultadas por RTVE.es. "Suelen venir de partidos nuevos que presionan para subir o mejorar sus expectativas, pero, por mucho que presionen desde la opinión pública o las redes sociales, los datos dan lo que dan".

Los sondeos, a pocos escaños de la realidad

El sondeo preelectoral que el CIS publicó el pasado 9 de abril, en puertas del inicio de la campaña electoral, señalaba que el PSOE obtendría entre 123 y 138 escaños y el PP entre 66 y 76 escaños. Finalmente, socialistas y populares se han quedado en la parte baja de esta horquilla, con 123 y 66 diputados respectivamente.

Del mismo modo, la encuesta realizada por Gad3 para RTVE publicada domingo, justo antes del inicio del escrutinio, se ha aproximado considerablemente a los resultados, con rangos para PSOE (116-121) y PP (69-73) en los que el primero queda ligeramente por encima y el segundo tres escaños por debajo de la mínima pronosticada.

“Es una buena noticia para todos”, celebra la directora general de GSOP, Àngels Pont, en declaraciones a RTVE.es. En este sentido, Pont se congratula de que el CIS haya acertado con su cocina. “El acierto del CIS quiere decir que aplicaron un modelo acertado, cosa que no pasó en las elecciones andaluzas”, explica. 

El ajustado margen con el que han acertado los sondeos “se debe a que hacemos bien las encuestas”, explica Pont, para quien lo más importante es que “el dibujo se ha ajustado bastante”. “Se ha acertado el orden, las tendencias y la magnitud de estas tendencias”, apunta al destaca como un valor a tener en cuenta lo aproximado de algunas previsiones a la histórica derrota del PP.

Las bondades de "cocinar" los resultados

"El CIS había abandonado todo lo que había hecho antes y en estas elecciones se acerca a la realidad porque han vuelto al sistema que tradicionalmente habían usado", añaden desde Gad3, donde ponen en valor el contar con más medios y encuestas para el éxito de su sondeo.

No es que en esta ocasión hayamos realizado algo diferente”, corrobora a RTVE.es el investigador principal de Metroscopia, José Pablo Ferrándiz, para quien la clave es que “se han captado mejor las decisiones finales de voto”. “No ha habido un cambio en nuestra metodología con respecto a 2016”, insiste; solo “se ha detectado mejor la duda” que en aquellas elecciones.

Sin embargo, advierte Ferrándiz, la precisión del CIS “podría dar a entender que, como la foto hecha antes del inicio de la campaña no ha cambiado, tampoco han cambiado las circunstancias”; pero, sostiene, eso no es así. Los debates, por ejemplo, han influido durante esta última semana y una prueba de ello es que “estas elecciones se han realizado más encuestas por parte de los partidos, a sabiendas de que había buena parte de indecisión”.

Una posición contraria tiene el analista Kiko Llaneras, que considera que la inexactitud de las encuestas en Andalucía han hecho que en este ciclo electoral se abordaran con escepticismo. "No ha habido grandes movimientos en la campaña", asegura, a pesar de que en esta ocasión han sido "casi el doble de precisas de lo normal". Llaneras coincide en que el gran cambio del CIS es haber vuelto a una cocina "más tradicional" incluyendo el recuerdo de voto. 

Los datos y la forma de contarlos

"El reto está en comunicar que las encuestas no son precisas como un láser", afirma Llaneras, que explica que errores de dos o tres puntos son "la norma". "La suerte es que, en estas elecciones, el error ha ocurrido con el partido que era menos problemático", asegura el experto en referecnia al PP. "Si esos tres puntos de error hubiesen ocurrido con Vox, la percepción habría cambiado". 

El problema no está en que las encuestas "engañen", de hecho desde Gad3 destacan que su predicción para las elecciones andaluzas fue acertada, sino en que "puede engañarte quien te las cuenta".

En el mismo sentido, Pont sostiene que es importante la forma de comunicar los resultados. “En 2015 las encuestas también estuvieron acertadas”, recuerda la experta. Sin embargo, en 2016 “se vendió periodísticamente el sorpasso de Podemos al PSOE” y esto, según Pont, también afecta a la percepción de cómo se reciben los sondeos.

Noticias

anterior siguiente