Enlaces accesibilidad

Bruselas rebaja al 2,48% el déficit público de España y le quita la vigilancia que mantenía desde 2009

  • Eurostat quita más de una décima al cálculo final del déficit público del Estado español en 2018
  • De este modo, España sale del procedimiento de déficit excesivo que pesaba sobre sus cuentas 

Por
Imagen de billetes de euros
Imagen de billetes de euros. Getty Images/iStockphoto Getty Images

Eurostat, la oficina estadística de la UE, ha rebajado este martes la cifra del déficit público español de 2018 al 2,48% del PIB, frente al 2,63% anunciado por el Ejecutivo el pasado marzo, un dato que ratifica que España sale del procedimiento por déficit excesivo que pesaba sobre sus cuentas desde 2009.

De este modo, la oficina de estadística comunitaria ha confirmado que España llevó el desvío se sus cuentas públicas a una cota inferior al 2,63% anunciado por el Gobierno el pasado marzo y al 2,7% que esperaba la Comisión. No obstante, supera el objetivo oficial, que era rebajarlo hasta el 2,2%.

El Ministerio de Hacienda ha precisado en un comunicado que en 2018 el déficit público fue de 29.982 millones de euros (2,48% del PIB), frente al 3,08% registrado en 2017, y, excluyendo la ayuda financiera, el déficit de 2018 se habría situado en el 2,47% del PIB.

La diferencia entre la cifra de este martes y el 2,63% anunciado por el Gobierno en marzo se debe al ajuste contable realizado tras el proceso de intercambio de información con Eurostat.

El Estado cerró el año con un déficit del 1,36% del PIB (16.376 millones de euros), mientras que las comunidades autónomas acabaron con un déficit del 0,23% (2.810 millones) y los ayuntamientos registraron un superávit del 0,52% del PIB (6.292 millones de euros).

El déficit de la Seguridad Social, según los datos de Eurostat, alcanzó los 17.088 millones en 2018, lo que supuso el 1,41% del PIB. El sector que más ha rebajado su déficit el pasado año fue la Administración Central, con una disminución de 5.660 millones respecto al cierre de 2017.

España podría abandonar el procedimiento de déficit excesivo

Esta reducción permitiría que España abandone el procedimiento por déficit excesivo en el que se encuentra inmersa desde 2009 y por el que la Comisión Europea estrecha la vigilancia económica sobre los países que superan la cota del 3%.

Fuentes comunitarias explicaron a Efe que las cifras publicadas este martes por Eurostat son "buenas noticias" y que el Ejecutivo comunitario "no tiene dudas" de que podrá proponer que España abandone este procedimiento, pero recordaron que "no es automático".

Para decidir si saca a España del mismo, la Comisión tendrá en cuenta tanto el déficit de 2018 como la duración de la corrección, para lo que se basará en sus nuevas previsiones macroeconómicas para 2019 y 2020, que presentará en mayo.

Con estos datos decidirá en junio, cuando publique sus recomendaciones anuales para cada Estado, si pide al Consejo (los países miembros) que cierre el procedimiento por déficit excesivo. El Consejo podría dar su visto bueno ese mismo mes.

Las últimas proyecciones de la Comisión, de noviembre pasado, preveían que España continuará reduciendo su déficit al 2,1% este año y al 1,9% el próximo. "España sale del procedimiento de déficit excesivo y seguirá reduciendo déficit en 2019", ha dicho la ministra de Economía, Nadia Calviño, en Twitter tras conocer las cifras de Eurostat.

Una vez fuera del procedimiento, España pasaría a estar en el denominado "brazo preventivo", que pone el foco en la corrección del déficit estructural y vigila también la deuda y el gasto público.

Mejora la ratio de deuda pública

Asimismo, Eurostat también ha mejorado el ratio de deuda pública comunicado el pasado mes, ya que sitúa el cierre de 2018 en el 97,09% del PIB frente al 98,12% de 2017. Esta reducción de más de un punto es la mayor que se produce en un año desde 2014 y está en línea con la previsión del Gobierno, según el comunicado de Hacienda.

El Banco de España ha revisado también este martes la información de deuda pública y de las Administraciones Públicas conforme a los datos de Eurostat, con lo que a cierre de 2018 la deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó a finales de diciembre de 2018 un saldo de 1.173.107 millones de euros y la ratio de deuda bajó una décima.

Además el Banco de España ha actualizado el último dato de deuda pública correspondiente al mes de febrero de 2019 y lo ha rebajado a 1.188.121 millones de euros.

Por otra parte, Hacienda ha señalado que el déficit conocido este martes supone una disminución de 0,15 puntos porcentuales respecto al dato de 2,63% comunicado el pasado 29 de marzo. Es diferencia se debe a que los datos comunicadod por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE).

La UE y la eurozona redujeron su deuda en 2018

Por otra parte, la deuda pública se redujo en 2018 tanto en la Unión Europea (UE) como en la eurozona hasta el 80% y 85,1% del PIB, respectivamente, mientras que el déficit público descendió al 0,6% en el conjunto de los Veintiocho y al 0,5% en los países de la moneda única, según datos publicados este martes por Eurostat.

En 2017 la deuda pública había cerrado en el 81,7% del producto interior bruto (PIB) en la UE y en el 87,1% en la eurozona, mientras que el déficit se situó en el 1% en ambas zonas, de acuerdo con la oficina de estadística comunitaria.

En el caso de España, la deuda pública se redujo del 98,1% en 2017 al 97,1% del PIB en 2018, lo que sitúa a ese país como el séptimo Estado miembro de la UE con el nivel más alto de deuda y entre los catorce que superan el límite del 60% que fijan las normas de disciplina fiscal europeas. El déficit público descendió del 3,1% en 2017 al 2,5% del PIB en 2018, según Eurostat.

España, el tercer déficit más elevado de la UE

En comparación con el resto de Estados de la UE, España registra el tercer déficit más elevado, igualada con Francia (también 2,5% del PIB), y por detrás de Rumanía (3%) y Chipre (4,8%), los dos únicos países que aún registran desvíos superiores al 3%. En el lado contrario, Luxemburgo (2,4%), Bulgaria y Malta (2% ambas), Alemania (1,7%) y Holanda (1,5%) tuvieron los superávit más elevados.

En un momento en que los déficit públicos empiezan a estar bajo control en la UE tras los máximos registrados durante la crisis financiera, la atención se desvía hacia los niveles de deuda pública, que aumentaron durante la misma y pese a la mejoría económica y los bajos tipos de interés siguen siendo elevados.

La mitad de los 28 Estados miembros cerraron 2018 con una deuda pública superior al 60% del PIB. Las cotas más elevadas se observaron en Grecia (181,1%), Italia (132,2%), Portugal (121,5%), Chipre (102,5%), Bélgica (102%), Francia (98,4%) y España (97,1%).

Por el contrario, los niveles de deuda más bajos se dieron en Estonia (8,4%), Luxemburgo (21,4%), República Checa (32,7%), Dinamarca (34,1%) y Lituania (34,2%). Por otra parte, Eurostat informó de que el gasto público se redujo dos décimas con respecto a 2017 tanto en el UE, al 45,6%, como en la eurozona, al 46,8%.

Noticias

anterior siguiente