Enlaces accesibilidad

Obras de arte de Notre Dame: lo que se ha salvado y lo que se ha destruido

  • Dos tercios de la techumbre de la catedral y la aguja, de 93 metros, han colapsado
  • Entre las joyas que están fuera de peligro: el gran órgano, los rosetones y reliquias medievales

Por
La corona de Jesús, la túnica de San Luis y el rosetón sur, a salvo del fuego en Notre Dame

La catedral de Notre Dame es Patrimonio de la Humanidad, además de uno de lo símbolos culturales más visitados del mundo. Alberga numerosísimas obras de arte en sus más de ocho siglos de historia, y a pesar de que ha quedado parcialmente destruida: sus rosetones medievales, su impresionante órgano y reliquias como la Corona de Espinas y la Túnica de San Luis se han salvado de las llamas.

La fachada de la catedral es una de las más bellas y elegantes del Gótico. Brota directamente del suelo: es una obra maestra de equilibrio y armonía. El inicio de su construcción data de 1200.

Entre sus tesoros: sus torres macizas coronadas por las temibles gárgolas que fueron talladas en el siglo XIX para canalizar el agua de lluvia y se han convertido en una de sus imágenes emblemáticas.

Situadas a 69 metros de altura, los visitantes pueden contemplarlas tras subir 400 escalones. En el ascenso, el público también puede disfrutar de otra perla: "Emmanuel", la campana mayor que pesa unas trece toneladas.

Los tesoros de Notre Dame de París

Los tesoros de Notre Dame de París DISEÑO

Las gárgolas, entre las que se movía Quasimodo, el célebre personaje creado por Victor Hugo, se han salvado del fuego gracias a que fueron bajadas de la estructura del edificio la pasada semana como parte de la restauración.

La joya arquitectónica se completa en su fachada principal con tres pórticos de acceso, adornados con su galería de estatuas milenarias a 20 metros del suelo y con un impresionante rosetón de casi diez metros de diámetro en el centro: ejerce de halo para la estatua de la Virgen María, Niño entre dos ángeles.

Las joyas arrasadas por el fuego

Dos tercios de la techumbre de la catedral han quedado devastados por el fuego: es el llamado “bosque”, debido a la gran cantidad de vigas que se usaron para construirlo. Cada una de ellas proviene de un árbol diferente y se usaron más de 13.000 robles para levantarlo.

El crucero y el transepto norte del edificio se han hundido y se sabe que han sufrido los vitrales. No se conoce cómo están setenta pinturas de los siglos XII y XVIII que se encontraban especialmente en los arcos de la nave, el coro y las capillas. La estructura del edificio, que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro, se ha mantenido. Es un icono de la arquitectura gótica.

Entre sus obras de arte, la histórica aguja de 93 metros, donde supuestamente se iniciaron las llamas. Su derrumbe es una de las imágenes que lega el drama. Algunas de sus cifras: la aguja o flecha estaba construida con 500 toneladas de madera y 250 de plomo. Era un añadido del siglo XIX por Viollet-le-Duc y contenía reliquias de San Denis y San Genevieve, los santos patronos de París

Se han salvado las estatuas de cobre de los doce apóstoles y los cuatro evangelistas que la coronaban. Habían sido retiradas hacía unos días de la aguja.

Los tesoros que se han salvado de las llamas

  • Reliquias medievales

La Corona de Espinas y la Túnica de San Luis son dos de los tesoros más valiosos y están intactos. La Corona es la que según los católicos portaba Jesucristo poco antes de su crucifixión. Mide 21 centímetros, formados por hilos de oro entrecruzados. La túnica de San Luis es un jubón que se cree perteneció al rey Luis IX.

  • El gran órgano

El principal órgano de Notre Dame se ha salvado aunque necesitará una profunda restauración. “Un pequeño milagro” para un instrumento con cinco teclados y 8.000 tubos. Es el órgano más grande que existe en Francia y su construcción es del siglo XVIII.

  • Rosetones

Los tres rosetones medievales, con sus vidrieras que representan las flores del paraíso y datan de los siglos XII y XIII, han quedado fuera de peligro, al menos, el principal rosetón, el de la cara norte con sus casi trece metros de diámetro. En estas obras maestras aparecen profetas, escenas de la vida de los santos, ángeles, reyes… son uno de los principales atractivos de la catedral.

Noticias

anterior siguiente