Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Sánchez carga contra el PP: "La buena gente no roba, no miente y no espía"

  • El presidente del Gobierno y candidato del PSOE critica a los partidos de derecha en el primer tramo de campaña
  • Sánchez se defiende de las acusaciones de PP y promete un proyecto "de futuro, y no retroceso" | Especial: Elecciones generales 2019

Por
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante un mitin en Tenerife
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante un mitin en Tenerife. EFE / CRISTÓBAL GARCÍA

El presidente del Gobierno y candidato a la Moncloa, Pedro Sánchez está dedicando sus primeros mítines electorales en campaña a arremeter contra el PP, Ciudadanos y Vox para apelar al voto contra un "trío" de derechas que dice, no mirará al futuro, "sino que mira al pasado y retrocede". 

El líder del PSOE ha cargado especialmente contra Pablo Casado y el PP que lidera desde julio, un partido al que ha acusado de mentir, robar y espiar: "Este es un país de buena gente y la buena gente no roba, no miente y no espía como hacía el Gobierno anterior", ha dicho, en referencia a la condena por corrupción al PP del caso Gürtel y la polémica por el presunto espionaje al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ordenada por el Gobierno de Mariano Rajoy. 

Sánchez ha hecho balance de sus diez meses de legislatura, en los que dice que ha gobernado "para las personas" y que aspira a repetir tras los comicios: "No os imagináis si en lugar de 84 diputados tenemos muchos más diputados y senadores, lo que podemos hacer por España y las Islas Canarias", ha exclamado. 

Reivindica su modelo contra la "corrupción" de la derecha

El presidente ha tirado de un discurso bipartidista que mantiene el panorama electoral entre izquierda y derecha a pesar de la aparición de nuevos partidos: la izquierda es el PSOE -así lo dijeron los militantes del partido cuando votaron a su favor en 2017-, y la derecha son el PP, Cs y Vox, "porque Vox van de nuevos, pero qué tiene de nueva la ultraderecha en este país si ha existido siempre, dentro o fuera del PP", ha aseverado.

Aunque ha cargado contra Rivera -"no sé qué le he hecho, que cada vez que le preguntan, dice 'Sánchez'"-, ha sido especialmente duro con las medidas propuestas por Casado, como la subida del SMI a 850 euros cuando Sánchez lo subió a 900 euros por decreto, o el retroceso hacia "una ley del aborto de 1984". 

Según Sánchez, el problema de la derecha es que su discurso ahora está "radicalizado por la ultraderecha [Vox]", ya que "van juntos a todos lados: a Colón, de vinos...Y juntos van a ir a la oposición", ha advertido.

El socialista ha apelado así a la movilización de su electorado para evitar un Gobierno de "corrupción, desigualdad y confrontación territorial", que puede traer la derecha si emula el actual pacto de Gobierno en Andalucía. 

Sánchez asegura que el único partido que garantiza la convivencia y el progreso es el PSOE

"Todos saben que la independencia de Cataluña no se va a producir"

Sánchez está siendo muy criticado en campaña por el PP y Cs por su política catalana, por lo que ha recordado que apoyó la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras el referéndum ilegal en Cataluña y ha advertido de que no ha pactado con independentistas catalanes: "Dicen que hemos pactado con el independentismo, mentira", ha aseverado, porque su rechazo a los Presupuestos precipitó el adelanto electoral. 

La ultraderecha está radicalizando el discurso de la derecha

Contra estas acusaciones, el presidente ha vuelto a erigirse en "constitucionalista" y se ha defendido de los mensajes que el PP y Cs están lanzando en campaña sobre pactos con "golpistas" e indultos a los presos políticos juzgados por el procés: "Tanto el independentismo como la derecha saben que la independencia no se va a producir, no hay más que hablar con ellos por privado. Lo reconocen, dicen que la independencia es imposible", ha asegurado.

Sánchez hace un guiño a su resistencia en el PSOE

El mitin del socialista ha arrancado su cita en La Palma con referencias a su libro, Manual de resistencia, el primero publicado por un presidente en ejercicio en la historia de España.

Estas canas no son de ser presidente del Gobierno, son de ser secretario general del PSOE, que tiene su cosa

Al hacer retrospectiva, Sánchez ha ironizado sobre el Congreso federal del PSOE en el que fue derrocado: "Estas canas no son de ser presidente del Gobierno, son de ser secretario general del PSOE, que tiene su cosa". Sánchez se propuso recorrer España para regresar y tres años después pretende seducir a un país que ha gobernado tras la primera moción de censura de la democracia española. 

Noticias

anterior siguiente