Enlaces accesibilidad

'Brexit'

May pide a la UE una prórroga flexible del 'Brexit' hasta el 30 de junio pero Bruselas pretende que sea de un año

  • La nueva hoja de ruta permitiría al Reino Unido salir de la UE antes de cumplir el año si el Parlamento alcanza un acuerdo 
  • De concretarse el plan de Tusklos británicos estarían obligados a participar en las elecciones europeas, a pesar de May

Por
Boletines RNE - May pide a Bruselas una prórroga del 'Brexit' hasta el 30 de junio

La primera ministra británica, Theresa May, ha escrito al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para solicitarle una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio, mientras que Tusk ofrece doce meses de extensión flexible que también podrían verse interrumpidos en el mismo momento en que el Parlamento británico alcance un acuerdo de salida. Tanto May como Tusk coinciden en que será el Parlamento del Reino Unido el que decida, cuando consiga una mayoría suficiente, poner fin a la prórroga sin necesidad de cumplir los plazos propuestos por la primera ministra y el presidente del Consejo Europeo.

En la misiva de May a Tusk, hecha pública este viernes, la líder británica pide una extensión plazo de validez del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que regula la salida de un Estado miembro, para que el Brexit no se produzca el 12 de abril sino el 30 de junio. Su objetivo es que Londres no forme parte del bloque comunitario el 2 de julio, cuando se constituirá el próximo Parlamento Europeo.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se ha mostrado a favor de conceder al Reino Unido una prórroga flexible del Brexit de doce meses, según ha adelantado la cadena pública británica, BBC. La prórroga flexible de un año pretende evitar que el Reino Unido tenga que solicitar más prórrogas breves al proceso de salida.

May se resignaría a participar en las elecciones europeas

En su carta, la primera ministra reconoce que Reino Unido está legalmente obligado a participar en las elecciones europeas que se celebran entre el 23 y el 26 de mayo si para entonces sigue siendo Estado miembro del bloque, aunque May ha rechazado una y otra vez esta opción en los últimos meses.

"La celebración de elecciones al Parlamento Europeo no beneficiaría ni a Reino Unido, como estado saliente, ni a la Unión Europea en su conjunto, pero aceptamos la posición del Consejo sobre nuestra obligación legal para celebrar los comicios", ha apuntado en la carta. 

La primera ministra también ha lamentado la "frustración" reinante, ya que las dos partes han sido incapaces de "finalizar este proceso con éxito y orden". "El Gobierno de Reino Unido sigue firmemente comprometido a ello y seguirá actuando", culmina, "como un Estado miembro constructivo y responsable durante este periodo excepcional".

Prórroga flexible de un año

El plan de Tusk permitiría al Reino Unido marcharse de la Unión Europea (UE) antes de que se cumplan los doce meses si el Parlamento británico consigue ratificar un acuerdo de salida del bloque, aunque esta propuesta deberá ser aceptada por unanimidad por los otros 27 miembros de la UE en la reunión extraordinaria prevista para el 10 de abril

El Reino Unido tenía marcada como fecha para abandonar la Unión Europea, con o sin acuerdo, el próximo 12 de abril, Viernes de Dolores, después de que el pacto negociado entre Londres y Bruselas fuera rechazado tres veces por el Parlamento.

No obstante, de concretarse esta prórroga de un año, el Reino Unido podría verse obligado a participar en las elecciones europeas del próximo mes de mayo, algo a lo que se opone Theresa May y que, por otra parte, podría ser considerado como un segundo reférendum encubierto sobre el BrexitUna situación para la que el Gobierno británico está haciendo ya "preparativos legales y responsables", según escribe May en su carta a Tusk.

Negociación entre Gobierno y laboristas "sin límite de tiempo"

Las conversaciones "técnicas" entre representantes del Gobierno y del Laborismo han continuado a lo largo del viernes y se desarrollan "sin límite de tiempo", según ha declarado un portavoz de la primera ministra. Los contactos directos entre May y el líder laborista, Jeremy Corbyn, han enfurecido al ala más euroescéptica del Partido Conservador, el mismo que se negó a apoyar el acuerdo del Brexit.

Londres decidió abandonar la UE en el referéndum de junio de 2016. La fecha de salida estaba prevista para el 29 de marzo, pero los Veinsiete se vieron obligados a conceder una prórroga corta del Brexit por el continuo rechazo al acuerdo negociado y la falta de consenso en el Parlamento británico sobre posibles opciones alternativas. Sin embargo, sin han impulsado un proyecto de ley que culminará su tramitación en la Cámara de los Lores el lunes. De ser aprobado, podría cambiar los planes de May, ya que serán los diputados los que tengan la última palabra sobre la fecha escogida para la solicitud de la prórroga.

Noticias

anterior siguiente