Enlaces accesibilidad

El frío de Groenlandia trae nieve, lluvias y temperaturas hasta 10 grados más bajas de lo normal

  • La cota de nieve descenderá hasta los 600-800 metros en la cordillera Cantábrica y los Pirineos

Por
Lluvias y acusado descenso térmico en la mitad norte peninsular

La llegada de una masa de aire muy frío procedente de Groenlandia provoca un descenso térmico significativo, ya que se pasará de valores por encima de lo normal a temperaturas entre 6 y 10 grados centígrados más bajas, además de precipitaciones copiosas que serán de nieve en cotas bajas de la mitad norte.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avisa de que el descenso térmico comienza en la mitad norte y el jueves se extenderá al resto de la Península y Baleares. Además, la masa de aire polar llegará con vientos de norte que añadirán más sensación de frío durante el temporal.

El paso de un primer frente este miércoles dejará precipitaciones y algunas tormentas en el tercio norte peninsular, que pueden ser localmente fuertes en el litoral del Cantábrico. El fenómeno más significativo será la bajada de la cota de nieve hasta los 600 u 800 metros y las nevadas significativas en la cordillera Cantábrica y en Pirineos.

Nuevo frente atlántico

A continuación, entre el jueves y el viernes llegará un nuevo frente atlántico por Galicia y que afectará, esta vez sí, a la mayor parte de la Península y Baleares desde la segunda mitad del jueves del noroeste al resto de las zonas.

De este modo, el viernes volverán a bajar los termómetros en la vertiente atlántica y seguirá el ambiente frío, con cotas de nieve bajas en las primeras horas del día. En concreto, nevará a partir de 600 a 900 metros en el norte y noroeste y entre 900 a 1.200 metros en el resto a primeras horas del día aunque a lo largo del día irá subiendo la cota.

La Aemet espera nevadas "significativas" en zonas de montaña, sobre todo del noroeste y de forma ocasional se podrían extender a las zonas llanas, sobre todo en la madrugada y primeras horas de la mañana.

Durante los siguientes días, el fin de semana, parece que se mantendrá la atmósfera inestable con precipitaciones, sobre todo en la vertiente atlántica aunque a partir del domingo empezarán a subir las temperaturas de forma progresiva y, con ellas, la cota de nieve.

Mientras, en Canarias seguirá el tiempo inestable que comenzó la semana pasada por la presencia de una Depresión Aislada en Niveles Altos de la atmósfera (DANA) y durante esta semana seguirán las precipitaciones y chubascos localmente fuertes.

Vuelta al invierno

Este tiempo, según el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, supone un regreso climatológico a los meses de enero y febrero, ya que las temperaturas serán propias del invierno, con valores de entre cinco y hasta diez grados centígrados más bajas de lo normal que "no ocurrían desde noviembre".

En concreto, ha precisado que se esperan heladas nocturnas "algo intensas" en la meseta norte, donde también se podrán producir nevadas a partir del viernes o sábado. "No es lo más habitual pero sí se han producido en numerosas ocasiones nevadas en el mes de abril", ha añadido.

El portavoz celebra estas lluvias, ya que no recuerda un episodio de lluvias generalizadas que afectase al conjunto de España, incluido Canarias, al menos desde el mes de noviembre.

Los tres primeros meses han sido muy secos, no ha llovido ni la mitad de lo normal

"Hay que retrotraerse al otoño", ha señalado, porque según ha apuntado, el pasado invierno no se han producido precipitaciones generalizadas y de hecho, en los tres primeros meses del año no hay llovido ni la mitad de lo normal en el conjunto de España y en algunos puntos ni 5 litros por metro cuadrado.

"Estas precipitaciones ayudarán a paliar la escasez de lluvias, ya que en muchos puntos de España, según recuerda Del Campo, no ha llovido "prácticamente" desde que empezó el año y en muchas zonas de la vertiente mediterránea no se alcanza ni la cuarta parte del valor normal y los tres primeros meses han sido "muy secos".

Noticias

anterior siguiente