Enlaces accesibilidad

Estados Unidos regresará a la Luna en los próximos cinco años y mandará a una astronauta por primera vez

  • ​El anuncio se hace a pocos meses de cumplirse 50 años de que el Apolo 11 llegara a la Luna
  • EE.UU. critica a la NASA por su "inercia burocrática" y ha llamado a "renovar su entusiasmo"

Por
 El astronauta estadounidense Edwin 'Buzz' Aldrin junto a la bandera de su país en la superficie lunar en 1969
El astronauta estadounidense Edwin 'Buzz' Aldrin junto a la bandera de su país en la superficie lunar en 1969 EFE

El vicepresidente de Estados UnidosMike Pence, ha anunciado este martes que la política oficial de su país es enviar astronautas estadounidenses a la Luna en un plazo de cinco años, y mandar también allí a la primera mujer.

"Por orden del presidente [Donald Trump], la política oficial de esta administración y de Estados Unidos es hacer volver a los astronautas estadounidenses a la Luna en cinco años", ha afirmado Pence durante un discurso en Huntsville, Alabama, donde parte de los cohetes estadounidenses se han fabricado durante décadas.

Pence ha agregado que "la primera mujer y el próximo hombre en la Luna serán astronautas estadounidenses, lanzados por cohetes estadounidenses desde suelo estadounidense".

Asimismo, el jefe de la NASA, Jim Bridenstine ha asegurado que "una mujer sería la próxima en caminar por el terreno lunar donde ningún humana ha regresado desde 1972"

​El anuncio, que se hace a pocos meses de cumplirse 50 años de que el Apolo 11 llegara a la Luna, es más ambicioso de lo adelantado por el jefe de la NASAJim Bridenstine,

Calendario ajustado

La NASA quiere tener en la Luna un módulo de aterrizaje en 2024, y acaba de lanzar una licitación al sector privado, cuyas propuestas deben presentarse antes del 25 de marzo para una primera selección en mayo, un calendario ajustado para una agencia cuya historia está llena de proyectos que tienen años de retraso por haber excedido su presupuesto en miles de millones.

"Esta vez, cuando volvamos a la Luna, nos quedaremos allí", ha dicho un administrador de la NASA.

"No dejaremos banderas y huellas, entraremos en casa y no volveremos durante 50 años. Podremos hacer viajes de ida y vuelta con humanos", ha agregado

La NASA planea poner en la órbita lunar una pequeña estación para 2026, que servirá como lugar de tránsito para los viajes Tierra-Luna, pero que no estará diseñada para una presencia permanente, como es el caso de la Estación Espacial Internacional (EEI), en la órbita terrestre.

El gobierno de Donald Trump ha expresado su frustración por las demoras y los excesos presupuestarios del programa de la NASA para construir su próximo gran cohete SLS, cuyo primer vuelo ha sido prorrogado para 2021.

Durante su discurso, el vicepresidente ha arremetido contra la agencia espacial, que ha criticado su "inercia burocrática" y la ha llamado a "renovar su entusiasmo".

Además, ha amenzado con confiar a empresas privadas las futuras misiones si la NASA no estaba lista a tiempo.

"Si los cohetes privados son la única manera de llevar de vuelta a la Luna a los astronautas estadounidenses en cinco años, entonces serán cohetes privados", ha declarado.


Noticias

anterior siguiente